Pokémon: la historia detrás del fenómeno

Cómo empezó y por qué es un éxito masivo
Martín Fernández Cruz
(0)
15 de julio de 2016  • 00:20

La gigantesca popularidad del Pokémon Go es apenas un eslabón más en una cadena de éxito ininterrumpida. Por ese motivo, repasamos cómo nació el fenómeno Pokémon , y cómo repercutió la historia de Pikachu en la Argentina.

1. Satoshi Tajiri: el padre de las criaturas

La historia de Pokémon (abreviatura de Pocket Monsters) comienza en Japón, país en el que un amante de los videojuegos llamado Satoshi Tajiri, con apenas 25 años tuvo la idea de diseñar un sistema en el que varios jugadores pudieran interactuar en un mundo compartido. Era una idea ambiciosa para 1990, pero fue el germen de lo que años más tarde se convertiría en un suceso a nivel mundial. Tajiri tuvo la suerte de trabajar bajo la dirección del mítico Shigeru Miyamoto (padre de Mario Bros) en varios videojuegos y luego de años de elaborar la idea, presentó en febrero de 1996 su primer Pokémon para la consola portátil Game Boy. Dos versiones salieron al mercado, Pokémon: "Red" y "Green", y luego, se sumaría el "Blue". El juego era un RPG (role playing game), que ponía al jugador en un mundo lleno de criaturas a las que debían coleccionar y entrenar. El gran agregado y principal atractivo era la posibilidad de que los jugadores interactúen y pongan a combatir sus Pokémones. La fórmula era tan sencilla como adictiva, el público se volcó masivamente al juego y la crítica lo elogió hasta el hartazgo. Poco tardó en convertirse en un fenómeno global.

2. Pero a todo esto... ¿qué es un Pokémon?

Las criaturas centrales de este universo son, obviamente, los Pokémones. En un principio eran 150 y la gran mayoría de ellas presentaba algún tipo de poder o habilidad especial (como puede ser el fuego, el agua o la electricidad). Varios de estos seres son principalmente dóciles y no muestran signos de agresividad, lo que los convierte en una especie de mascota perfecta (claro que eso no quita que haya algunas más agresivas, o que prefieran la vida silvestre). Los Pokémones pueden viajar en las Pokebolas, unas cápsulas en las que los coleccionistas pueden tener atrapadas a sus criaturas y sacarlas cuando sea el momento de ponerlas a luchar. En la ficción, son recurrentes los maestros Pokémones, personajes dedicados a recolectar y entrenar a sus criaturas con el fin de hacerlas más fuertes. De hecho, los Pokémones tienen la posibilidad de evolucionar y volverse más poderosos. Estos seres pueden decir una sola palabra: su propio nombre (una de las excepciones a esta regla es Meowth, el Pokémon que acompaña a los villanos del equipo Rocket).

3. La serie, los films y la polémica por los casos de epilepsia

Con el éxito del primer videojuego, en abril de 1997, se estrenó en Japón el primer capítulo de la serie animada. La ficción cuenta la historia de Ash, un niño que ama el universo de los Pokémones y que desea convertirse en el maestro absoluto de la lucha. Cuando llega el momento de recibir a su primera criatura, le toca en suerte un Pikachu, un animalito pequeño y amarillo cuyo poder es el de la electricidad. Acompañado de sus amigos, Ash se convierte en el protagonista central de la serie luchando siempre por obtener la mayor cantidad de Pokémones posibles para entrenarlos y hacerlos evolucionar. La popularidad de esta historia también fue inmediata y al poco tiempo fue estrenada en decenas de países. Y así, el éxito de esos dibujos animados dio pie a varias películas, a juegos de cartas e historietas de todo tipo, sin hablar del infinito merchandising de remeras, gorros y especialmente peluches basados en todo este universo.

Quizá, muchos ajenos a este fenómeno lo conocieron por una particular noticia que se dio en diciembre de 1997. El episodio 38 presentó un momento en el que Pikachu protagoniza una explosión, que lo envuelve en una sucesión muy veloz de destellos rojos y azules. Esa escena derivó en que 685 niños y niñas japoneses tuvieran ataques de epilepsia que derivaron en mareos, convulsiones e incluso internaciones, en un suceso que atrapó a la prensa de todo el mundo. El colmo del asunto fue que un noticiero japonés reportó ese hecho y para graficarlo no tuvo mejor idea que la de repetir la escena en cuestión, algo que derivó en decenas de nuevos casos de epilepsia. Como era de esperar, ese capítulo no volvió a emitirse ni en Japón ni en ningún otro país siendo eliminado del paquete de episodios que la cadena vendía.

4. El fenómeno en la Argentina

Pokémon aterrizó oficialmente en la Argentina en 1999, a través del canal infantil Magic Kids. Tal como sucediera en otros países, se convirtió en un verdadero hit entre los chicos de la época, que pronto eran invadidos por historietas, figuritas y merchandising de la serie. El éxito fue tan grande que en diciembre de ese año se estrenó en los cines la primera de las películas japonesas. Con el genérico título de Pokémon: la película, el 23 de diciembre de 1999 (y con tan solo un mes de diferencia con los Estados Unidos), Pikachu y sus amigos llegaban a las pantallas de nuestros cines, un hito que pocas series de dibujos animados pudieron alcanzar. En diciembre de 2000, llegó la segunda película de la serie y esa fue la última vez que la saga logró colarse en la pantalla grande de nuestros cines. Con el tiempo, el éxito por estas tierras fue mermando y si bien nunca logró el pico de popularidad que tuvo a finales de los noventa, su permanencia en canales infantiles y señales streaming permitió que Pokémon siempre estuviera al alcance de los niños argentinos. Y la aparición de la popular aplicación puede reflotar, acá, el amor por una saga que a nivel mundial es furor indiscutido.

5. La permanencia de un hit

En la actualidad, los números de Pokémon son asombrosos. Su mundo contiene una serie de televisión dividida en 19 temporadas, cuyos capítulos ya superan las 900 entregas, 18 películas estrenadas en los cines de Japón (la nueva llegará justamente el próximo 16 de julio), varias series de historietas, especiales televisivos, más de cincuenta videojuegos repartidos en varias de las consolas Nintendo y ahora también el mercado de las aplicaciones para celulares. Es indudable: a 30 años de su debut, el mundo Pokémon está más vivo que nunca.

DE YAPA I. Insólito: la RAE debió expedirse sobre el tema y aclarar que se dice "Pokémones" y no "pokemons" [tal fue el éxito de la serie].

DE YAPA II. Como no podía ser de otra manera, Los Simpson hicieron un breve paso de comedia con Pokémon y el caso de epilepsia.

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.