Quién quiere ser millonario: Agnes, la mujer de 94 años que sobrevivió al Holocausto

La abuela del participante quiere volver a Hungría, donde nació.
La abuela del participante quiere volver a Hungría, donde nació.
(0)
20 de julio de 2019  • 01:03

Además de ser un desafío al conocimiento, Quién quiere ser millonario se destaca por las historias de vida de los participantes. Semana tras semana, el concurso se nutre con personas que tienen "algo para contar".

Sin embargo, en la emisión del viernes fue necesario correr la vista a un costado. Alternar la atención entre Andrés Constante, el participante que estaba contestando para poner atención en la platea. Porque ahí, en primera fila, estaba sentada su abuela Agnes, sobreviviente del Holocausto.

Con 94 años, y la sabiduría de alguien que vivió varias vidas, la señora de descendencia húngara contó su historia: "Yo nací en Hungría y, cuando nos invadieron los alemanes, a los judíos se los llevaron a todos. Los que pudieron se escondieron, pero nosotros éramos de un pueblo chiquito donde todos nos conocían. Así que primero se llevaron a mi padre a hacer trabajos forzados, y después a mi mamá y a mí a Auschwitz".

Agnes tenía 18 años y, junto a su madre, fueron trasladados a cuatro campos de concentración diferentes. "De Auschwitz nos llevaron de trabajos forzados a una fábrica de municiones. Sobreviví de casualidad, porque era joven. Mi madre murió en un campo de concentración al lado mío el 5 de abril, un día antes de que vinieran los ingleses y belgas a liberarnos. Ella tenía 42 años".

Agnes perdió a su marido, después de 65 años. Y aunque parezca extraño, su partida le permitió empezar a hablar más sobre lo que vivió en su juventud, pero con ciertos límites autoimpuestos: "Hay mucho para contar, pero yo no quiero herir a nadie ni decir cosas que no se deben. Cuando nos liberaron yo pesaba 39 kilos, la Cruz Roja de Alemania nos llevó a Suecia, ahí estuve dos años porque estaba muy enferma. Pero siempre sola, porque yo soy hija única, y de mi padre no supe más nada. Tenía una tía acá, que me encontró en la lista de la Cruz Roja, y por eso pude venir a la Argentina en 1947".

Andrés ganó 180 mil pesos, con el objetivo de cerrar el círculo y que sus hijos puedan caminar juntos con ella por Hungría e Israel, la tierra donde se forjó la historia de su familia.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.