The Walking Dead: Rick sigue al frente de una violenta ofensiva

The Walking Dead
The Walking Dead
Los protagonistas continúan atacando sin piedad a Los Salvadores; si no vieron el segundo capítulo de esta temporada, les advertimos que hay spoilers en esta nota
Martín Fernández Cruz
(0)
31 de octubre de 2017  • 15:31

Luego del encuentro entre Rick ( Andrew Lincoln ) y Negan ( Jeffrey Dean Morgan ) que terminó en una balacera, el grupo de protagonistas sigue firme en su decisión de atacar sistemáticamente a todos los cuarteles de Los Salvadores. Decididos a despojar al grupo de villanos de todos los medicamentos y armas de fuego, Rick, Morgan (Lennie James), Ezekiel (Khary Payton), Carol (Melissa McBride) y Daryl ( Norman Reedus ) se dividen en grupos y atacan en distintos lugares.

Por un lado, Rick y Daryl se infiltran en uno de los cuarteles principales de Los Salvadores, con el objetivo de encontrar un supuesto arsenal que se encuentra allí escondido. El lugar está totalmente desierto, y ayudándose por un mapa provisto por Dwight (Austin Amelio), ambos se dividen para intentar dar con las armas. Por otra parte, Aaron (Ross Marquand) y un grupo de sobrevivientes de Alexandria atacan otra guardia. Equipados con autos reforzados con chapas que sirven de escudos, los hombres y mujeres arman una ofensiva contra las fuerzas de Los Salvadores, lo que no quita que lamentablemente haya algunas bajas. En una tercera línea del episodio, Jesus (Tom Payne) y Tara (Alanna Masterson) invaden un escondite de sus rivales, y entre ellos se da un interesante debate cuando encuentran a un Salvador que asegura ser inocente. En el lugar también está Morgan, que una vez más parece estar a un paso de una crisis de nervios al tener que derribar a sus rivales.

avance de The Damned, nuevo episodio de The Walking Dead

00:45
Video

Y, mientras muchos de los protagonistas luchan por conquistar territorio, Ezekiel y Carol siguen el rastro a un Salvador que se dio al a fuga y que podría delatar todo el plan. A medida que recorren un breve tramo de tierra buscando al prófugo, ambos hablan sobre el futuro y cuál creen que será el resultado de una guerra tan descarnada contra Negan. Si bien la mujer se mantiene escéptica, el rey se muestra mucho más optimista y confía que la balanza natural de las cosas se inclinará a su favor.

Finalmente el episodio concluye con un inesperado reencuentro. Mientras Rick está buscando el arsenal de los villanos, alguien lo sorprende a punta de pistola. Esa persona es Morales (Juan Gabriel Pareja), un compañero del sheriff, de la época que pasó en Atlanta. Pero a pesar de ser un viejo conocido, Morales no va a perdonarlo y llamará a Negan para informarle que tiene en su poder a Rick.

En la boca del miedo

La aparición de Morales fue una de las sorpresas del episodio

01:24
Video

Una vez más y como sucediera en el primer capítulo de la octava temporada, el eje "The Damned" parece estar centrado en la misericordia, en la necesidad de perdonar en oposición al mandato de aniquilar a los enemigos. El primero que entiende la crueldad de lo que significa “matar en piloto automático” es una vez más el propio Rick. En su búsqueda por encontrar las armas escondidas, descubre a un hombre protegiendo una puerta. El protagonista está convencido que detrás de ella se encuentra el arsenal y comienza a luchar contra su rival hasta que finalmente lo mata de un golpe. Envalentonado y entusiasmado por creer que encontró el botín, abre la puerta solo para ver que allí había un bebé durmiendo. El hombre que mató simplemente estaba cuidando a su hija, y el sheriff ante esa realidad no puede más que mirarse al espejo sin reconocerse.

Otra variante de la misma situación es la que atraviesan Jesús y Tara cuando encuentran a un hombre que dice ser una víctima de Los Salvadores. La mujer quiere matarlo, pero Jesús se lo impide. Los dos comienzan a debatir qué hacer, y la víctima aprovecha una distracción para robarle el arma a Jesús y apuntársela a la cabeza, revelando así que fue todo una puesta en escena. Como era de esperar Jesús revierte la situación, le quita el revolver a su contrincante y lo desmaya de un golpe. Tara se arrepiente de no haberlo matado, pero Jesús se mantiene firme en su posición de solo aniquilar a alguien cuando no hay más remedio.

Morgan es otro personaje que está a un paso del quiebre. Luego de pasar varias temporadas decidido a no matar a nadie, e incluso llegar a enterrar a los zombies, ahora se entregó nuevamente a la necesidad de asesinar a sus enemigos. Pero esa decisión de a poco comienza a enajenarlo, a desconectarlo con la realidad y a llevarlo a matar más por reflejo que por necesidad de sobrevivir.

La postura que toma cada uno de los personajes frente al debate de matar o no a sus rivales tendrá un papel relevante a futuro. Rick y algunos de sus compañeros ya quitaron vidas por error e incluso eliminaron personas inocentes, pero de momento eso no les reporta demasiados remordimientos. En la vereda opuesta, Jesús se revela como uno de los pocos que aún entiende que matar es la última de las opciones. Y en un contexto en el que los protagonistas están decididos a hacer lo que sea necesario con tal de eliminar a Los Salvadores... ¿el deseo de no matar podría significar dejar a Negan con vida?

¿Cuándo verla? Se pueden ver los nuevos capítulos los domingos, a las 22.30, por Fox Premium Series o los lunes, a las 23, por Fox. Además, on demand en la App de Fox y en Flow.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.