Un formidable coro galés para un final de ciclo

René Vargas Vera
(0)
2 de noviembre de 2015  

Conciertos de mediodía / Actuación del National Youth Choir of Walles / Dirigido por: Nia Llewellyn Jones / Director invitado: Camilo Santostefano / Obras de William Mathias, Hilary Tann, Mrevyn Burtch, John Huges, Mansel Thomas y Paul Mealor / Y composiciones de Alberto Ginastera, Fernando Moruja y Héctor MacDonald / En los Conciertos del Mediodía del Mozarteum, en el Gran Rex / Nuestra opinión: excelente.

Galeses son estos cuarenta muchachos y chicas que han llegado desde el remotísimo país de Gales (como se lo cita en los libros). Y vienen de nuevo a estas tierras, cantando, que es el sello identificativo de su cultura. Como cultivaron el canto aquellos antepasados suyos, quizá bisabuelos, o más lejos todavía en la sangre, y que en son de paz desembarcaron en las costas del sur argentino, en Chubut, en julio de 1865, desde esa lejana región de Gran Bretaña.

Fue la misma semilla del canto comunitario de galeses en templos y escuelas que germinó en sus espíritus para confraternizar con los dueños de la tierra, los tehuelches, con los que convivieron en armonía, dejándonos este ejemplo tan antagónico al exterminio indígena de las "campañas".

Esta visita de la juvenil agrupación, el National Youth Choir of Wales, que dirigen Nia Llewellyn Jones junto al argentino Camilo Santostefano, quien oficia de presentador, nos trae a la memoria de modo insoslayable la figura del gran maestro Clydwyn Jones, hijo de galeses, en Gaiman, quien dio hace unos 50 años un formidable impulso desde Puerto Madryn a la tradición coral galesa, fundando varios coros, componiendo y escribiendo sencillos arreglos que aquí no se escuchan.

En cambio, aparece, inopinadamente, un acordeón a piano que no trae música patagónica, sino? ¡de la mesopotamia argentina! Sendos chamamés convencionales de Hernán Crespo.

La calidad del ensamble vocal y las interpretaciones del National Youth Choir bajo la certera guía de la temperamental y enfática directora Nia Llewellyn Jones son impecables. Basta constatarlo cuando ingresan las cuarenta voces desde el fondo del teatro con una bellísima canción hímnica.

Un repertorio en el que alternarán obras tan curiosas de compositores contemporáneos galeses como el Hodie Christus Natus est (Hoy Cristo ha nacido), de William Mathias, cuya exultación y exaltación nos acercan al gozoso espíritu del góspel, o el radiante Paradice, de Hilary Tann, que en diversas instancias rítmicas ponen a prueba la elasticidad de las voces en contrastantes matices.

El encuentro nos permite intuir los secretos del espíritu indómito de los galeses y de su imperativo categórico de defensa de lengua, costumbres y cultura a través, primero, en tres versiones corales escritas por Mervyn Burtch, de canciones folklóricas tradicionales a capella, que nos transmiten recónditas emociones en sus melodías o en la algarabía de sus ritmos; luego, en los recoletos o vibrantes himnos galeses de su creador, John Hughes, y finalmente, en la bella alegoría que sobre la flor y la vida humana expresa la canción dedicada a la flor de Gales, el narciso, compuesta por Mansel Thomas. Con todo este cancionero nos enamora el coro juvenil galés. Y suma a estos encantos la feliz invención de Paul Mealor Sonidos y dulces cantos, inspirada en La tempestad, de Shakespeare; alucinante cuadro sonoro con el que estos coreutas asombran por su excelencia.

El National Youth Choir of Wales nos dedicó también interpretaciones de obras de los argentinos Ginastera, Fernando Moruja (sugestivo y sutilísimo su Lux Aeterna) y Héctor MacDonald.

Este último encuentro de Conciertos de Mediodía, de Mozarteum Argentina, se corona con un cuarto encuentro coral a lo largo de este año. Su excelencia permanece intacta en esta larga trayectoria.

Más visitantes de las islas

A la actuación del coro galés, se suma la visita de la BBC National Orchestra of Wales, con dirección de Grant Llewellyn y con la participación como solista de Catrin Finch, verdadera estrella del arpa. Será en el Colón, como cierre de la temporada del Mozarteum. Hoy harán piezas de Ginastera, Britten, William Mathias, Huw Watkins y Dvorák. Y el miércoles, de Reinhold Glière, Modest Mussorgsky y Chaikovski.

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.