Opinión. Un lenguaje actual que nos interesa