Una evolución posible del folclore

Mauro Apicella
(0)
24 de septiembre de 2019  

Carlos Aguirre

Nuestra opinión: excelente

La música del agua: "Juancito en la siesta", "Pan del agua", "Corrientes cambá", "Santiago", "El loco Antonio", "Río de los pájaros", "Canción de verano y remos", entre otros.

Luego de que una música popular construye su tradición (es decir, su folclore), lo que se espera es que evolucione más allá de las modas e, incluso, de las vanguardias. Para esto es necesaria la participación de artistas que no iluminan un camino con grandes fulgores, sino como faros. Esos que nos dicen: "Miren, es por acá un camino posible". Desde hace un par de décadas Carlos "Negro" Aguirre es uno de esos faros. Pero, sin duda, con sus últimos discos ha mostrado con nitidez un elevado grado de evolución, tanto para su obra como para un lenguaje musical que fue folclore y que ahora se vuelve a poner en movimiento (quizás para crear un nuevo folclore). La música del agua, su flamante disco, es una obra de arte de piano y voz en la que recrea músicas de Chacho Muller, Ramón Ayala y Aníbal Sampayo, entre otros autores y compositores, con maestría y, a la vez, con una sofisticación que no intenta un folclore de proyección, sino que presenta un folclore ya evolucionado. A veces cuesta entender cómo hace Aguirre para tocar determinados pasajes y cantar al mismo tiempo, pero más allá de su habilidad pianística y su conocimiento de la música del Litoral, hay que dejar de lado las preguntas y permitir que las canciones fluyan en el recorrido de este maravilloso disco.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.