Val Kilmer habla por primera vez de su dura batalla contra el cáncer

Val Kilmer posó junto a sus hijos y habló de su lucha contra el cáncer
Val Kilmer posó junto a sus hijos y habló de su lucha contra el cáncer Crédito: The Hollywood Reporter
El actor de Top Gun y Batman forever padece dificultades para respirar y su voz se redujo a un suspiro; acompañado de sus hijos, que también son actores, reflexiona sobre la fama y el reconocimiento en el ámbito de su profesión
(0)
20 de diciembre de 2017  • 13:59

El actor estadounidense Val Kilmer , de 57 años, ha abierto las puertas de su casa de Brentwood (California) para hablar de la batalla contra el cáncer de garganta a la que se enfrentó en los últimos dos años y que cambió su vida por completo.

En compañía de sus hijos Jack, de 22, y Mercedes, de 26, fruto de su matrimonio con Joanne Whalley, actriz con la que compartió papel en la película Willow (1988), el actor posó para The Hollywood Reporter y se sinceró sobre sus frustraciones y su nueva visión ante la vida.

Como consecuencia de la enfermedad, Kilmer tuvo que someterse a un tratamiento de quimioterapia y a un procedimiento en su tráquea que redujo su voz y que dificulta su respiración. Kilmer ya no es el dios de la pantalla que fue en los 80 y 90 por sus papeles protagónicos en películas como Top Gun, The Doors o Batman forever, pero la experiencia le ha servido para reflexionar acerca de aspectos como la fama, el reconocimiento social y Hollywood.

Sentado en un sofá junto a sus hijos, el actor habla de actores con los que ha trabajado y a los que admira, y reconoce que, en el pasado, se preocupaba por los premios. "La fama es un desastre, no tiene nada que ver con quién sos en realidad", subraya. Tras ello, añade que se molestaba cuando no obtenía un Oscar u otros reconocimientos, aunque no deja de señalar que le gustaría “tener más Oscar que nadie" y se compara con compañeros de profesión, como la multipremiada Meryl Streep, de quien dice: “Debe sentirse muy bien al saber que todos la aman, se trata de ser amado”.

Ante su enfermedad, el actor buscó consuelo en la religión y asegura que su fe cristiana lo ayudó a superar estas pruebas. Como fiel reflejo de ello, en su casa de Brentwood, sus proyectos de arte personales atestiguan este sentimiento con reiteradas alusiones a Dios.

Los hijos del actor, que lo han acompañado en este momento de su vida, heredaron de su padre el amor por la profesión. Jack fue parte del elenco de The Stanford Prison Experiment y participó en The Nice Guys, y Mercedes se mueve en los círculos teatrales vanguardistas de Nueva York.

Poco después de conocerse el diagnóstico de Val, ella sufrió un grave accidente automovilístico que le dejó marcas en una pierna. "Estábamos en el mismo hospital al mismo tiempo", recuerda, a lo que Jack agrega: "Yo estaba solo, angustiado y sentado al lado de ambos".

Tras estos meses oscuros, Val Kilmer dice ahora que se toma las cosas con mayor serenidad. Sin embargo, al actor le llevó su tiempo reconocer públicamente la enfermedad. Su amigo y colega Michael Douglas fue quien dio a conocer la noticia, luego de que se viera al actor de Batman forever con un aspecto notablemente desmejorado en los últimos tiempos y valiéndose de un tubo de traqueotomía para poder respirar.

Douglas, que también padeció cáncer (de lengua, en 2010), había afirmado en octubre de 2016, en una entrevista con Jonathan Ross, que “las cosas no pintaban bien” para su amigo, que “luchaba contra la misma enfermedad” que él había sufrido. A los pocos días, Kilmer salió a desmentir estas afirmaciones y no fue hasta mayo de este año que reconoció su difícil situación.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.