Batata florecida: el proyecto que combina huertas urbanas con arte callejero

Un proyecto de arte efímero para una alimentación sostenible
Un proyecto de arte efímero para una alimentación sostenible
María Eugenia Mastropablo
(0)
11 de septiembre de 2020  • 00:29

Desde la llegada de la pandemia, la vida cotidiana cambió a rutinaria y, poco a poco, la espontaneidad perdió terreno en pos de la seguridad y la prevención. Caminar por el barrio se volvió uno de los únicos paseos posibles y las salidas se limitaron a una visita semanal, o quincenal, al supermercado.

Para cortar con esta racha, un artista decidió crear una intervención urbana en la calle que combina la performance, la alimentación y las huertas caseras. Pegó en el suelo cuadrados azules realizados con cinta adhesiva en distintos barrios y, dentro de ellos, colocó una batata con una etiqueta de papel.

"Esta es la batata número 2. Proyecto artístico 'Germinar Batata Florecida'. Sé parte de este proyecto: sacá una foto y llevate la batata para germinar. Para más indicaciones, contactar a @batataflorecida", indican sin más detalles los carteles pegados en el piso.

Un proyecto de arte efímero para una alimentación sostenible
Un proyecto de arte efímero para una alimentación sostenible

La persona detrás de esta cuenta de Instagram se llama Leandro Rodríguez, un fotógrafo y artista visual que se encarga de orientar y dar seguimiento a los interesados y curiosos que le escriben para recibir más información sobre cómo germinar esta verdura.

"Vas a necesitar un frasco transparente, algunos escarbadientes, agua y mucho amor. El primer paso a seguir es cortar la punta de la verdura y sumergirla en el recipiente con agua cubriendo la batata hasta un 50 por ciento de su tamaño. Luego, utilizar dos o tres escarbadientes para que la otra mitad quede suspendida. Finalmente, poner el frasco en un lugar cálido y dejar que le dé la luz solar", responde con paciencia a cada uno de los usuarios que lo contactan a través de la red social.

Con respecto a los motivos por los que decidió comenzar este proyecto, Rodríguez cuenta que, "debido a la situación que estamos viviendo", es "un gran momento para acercarnos a la naturaleza y aprender de ella".

"El objetivo que persigo es que muchas personas encuentren las batatas, las germinen y florezcan. Así podemos generar un mundo distinto y hacer de este proceso algo renovado y generador de vida", manifiesta.

Un proyecto de arte efímero para una alimentación sostenible
Un proyecto de arte efímero para una alimentación sostenible

"En esta primera acción repartí 45 ejemplares, de las cuales me quedé con una, y el proyecto consiste en que quien encuentra una batata, la agarre y se la lleve a su casa para germinar y florecer", continúa.

"Para esta etapa numeré las verduras y las señalé en la vía pública demarcando el lugar con cinta adhesiva azul y una tarjeta con información para que puedan contactarse a través de Instagram", agrega.

Un mapa para todos

Como si fuera una búsqueda del tesoro, el artista realizó también un mapa en Google que indica los lugares donde están ubicadas las intervenciones. Por el momento, sólo se las puede encontrar en los barrios de Caballito y Villa Crespo.

"Hasta el momento, se contactaron ocho personas que ya están germinando" cuenta y agrega que su objetivo es llegar en el futuro a "otros barrios, provincias e incluso países".

Sobre la relación que se genera con las personas que encuentran estos tubérculos, Rodríguez asegura que "el contacto es totalmente reconfortante y enriquecedor y que fortalece los vínculos humanos y el proyecto en comunidad".

En este sentido, el artista reconoce que las batatas representan una excusa para poder manifestar un mensaje más profundo: "Para mí, son un símbolo que nos sirve para revalorizar lo simple, lo humano y el vínculo respetuoso con la naturaleza. Nos permiten aprender de ellas y hacer algo, aunque sea chiquito, por transformar, mejorar y dar vida".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.