srcset

Lifestyle

Chacra marítima. Granero por fuera y loft por dentro en la costa uruguaya

Lucrecia Álvarez
Ana Markarian
(0)
17 de julio de 2020  

Esta chacra marítima trasciende la idea de mirador para tomar una experiencia superior, la de vivir el paisaje durante todo el año. Aire de campo, mar, y ecos de Vivaldi en un paseo campestre y señorial.

La construcción se hizo con vigas de hierro, chapa y una capa aislante de poliuretano expandido para garantizar una buena climatización a lo largo del año. Además, cuenta con un sistema que recoge el agua de lluvia y la destina a diferentes usos.
La construcción se hizo con vigas de hierro, chapa y una capa aislante de poliuretano expandido para garantizar una buena climatización a lo largo del año. Además, cuenta con un sistema que recoge el agua de lluvia y la destina a diferentes usos. Crédito: Gentileza Pat Llano y Didi del Mar

Vivienda permanente

A los 400m2 construidos se le suma casi la misma superficie de galería techada, un espacio de transición entre el mundo interior y el entorno agreste. Las baldosas calcáreas fueron hechas artesanalmente en San Carlos departamento de Maldonado.

En el interior, revestimiento de paneles de madera y piso de ladrillo de prensa brasileño. Los cabos y poleas son recuerdo de un viejo velero. La mesita está hecha con cajas metálicas.
En el interior, revestimiento de paneles de madera y piso de ladrillo de prensa brasileño. Los cabos y poleas son recuerdo de un viejo velero. La mesita está hecha con cajas metálicas. Crédito: Gentileza Pat Llano y Didi del Mar

El origen de los factores no altera el producto. ¿Un loft del Soho adentro de un granero? Vale, el look industrial se nutre de los escenarios más diversos.

Alfombra de yute (Haveli, Punta del Este), sillones con fundas de bull y cortes de lino (Linos Vintage, Manantiales).
Alfombra de yute (Haveli, Punta del Este), sillones con fundas de bull y cortes de lino (Linos Vintage, Manantiales). Crédito: Gentileza Pat Llano y Didi del Mar

Las puertas, los ventanales de hierro y la barra de madera de la cocina fueron rescatados de la demolición del hotel Las Dunas, un ícono de los años 90 en Manantiales.

Distinción y sencillez en la planta alta

La calidez de la madera y el brillo opaco del bronce dan el clima justo en las áreas privadas: un cierto aire distinguido, sencillo y monacal.

Pisos de tablas de lapacho.
Pisos de tablas de lapacho. Crédito: Gentileza Pat Llano y Didi del Mar

Dos joyas heredadas equipan el dormitorio principal: la cama de bronce y las mesas de luz inglesas.
Dos joyas heredadas equipan el dormitorio principal: la cama de bronce y las mesas de luz inglesas. Crédito: Gentileza Pat Llano y Didi del Mar

En la entrada al cuarto, una mesa de patas torneadas y un antiguo óleo con motivo de flores, otro tesoro de familia.

El toilette contrasta la claridad de la madera y los artefactos con el piso de ladrillos trabados.
El toilette contrasta la claridad de la madera y los artefactos con el piso de ladrillos trabados. Crédito: Gentileza Pat Llano y Didi del Mar

Otras dos habitaciones completan las comodidades de la planta alta. Aquí, mobiliario heredado y cubrecama y almohadones de lino (Linos Vintage).

En el cuarto de los chicos, camas de bronce y un escritorio infantil, comprados en un remate.
En el cuarto de los chicos, camas de bronce y un escritorio infantil, comprados en un remate. Crédito: Gentileza Pat Llano y Didi del Mar

Ubicada en un terreno de una hectárea y media en San Carlos, departamento de Maldonado, la propiedad incluye el tajamar que la duplica y da de beber a las aves de la zona.
Ubicada en un terreno de una hectárea y media en San Carlos, departamento de Maldonado, la propiedad incluye el tajamar que la duplica y da de beber a las aves de la zona. Crédito: Gentileza Pat Llano y Didi del Mar

La casa se enciende al caer el sol, la hora perfecta para dejar que la mirada y el pensamiento se pierdan en la cañada. Un momento para conectar con el sentido de estar aquí y ahora.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.