Claves para elegir a un interiorista

Graciela Tarrab, socia de la firma Creadores de Ambientes, te da algunos consejos
(0)
19 de julio de 2013  • 12:12

Es el aliado fundamental en todo trabajo de reforma o construcción de una casa. Su tarea más ardua comienza cuando los arquitectos se retiran (muchos forman equipos con estos profesionales para que nada quede librado al azar). Son los interioristas, creativos que le darán el toque personal a la decoración del hogar o del espacio laboral.

Ya sea para ambientar una casa o una oficina, su visión será fundamental para poder generar espacios armónicos. Por esto, es necesario saber qué queremos de él y cuál es el servicio que ofrece. Entonces lo primero que se debe convenir es una entrevista. Por lo general, en ese momento suele generarse cierta magia, que el cliente se sienta identificado, ya sea por la personalidad o por los trabajos que empieza a ver del decorador.

Contrario a lo que se cree, contratar a un interiorista no es una opción cara, pues en algunos proyectos con pocos recursos se puede hacer mucho. En ocasiones, sólo con toques de color el ambiente cambia. El diseñador hace que el ojo vea lo que uno quiere y disimula aquello que se desea ocultar. Un error frecuente es sobrecargar los ambientes porque en esos lugares la vista no descansa.

Relación recíproca

El dueño de casa debe confiar plenamente en el profesional; es importante que éste no traicione ese sentir. El diseñador de interiores debe generar los espacios que el cliente desea siempre siguiendo criterios estéticos, y no sus gustos propios. Por eso en la charla previa seguramente preguntará qué idea se tiene sobre el ambiente en cuestión, qué tipo de uso se le dará, quién lo usará y si tiene estilos preferidos o de referencia.

El paso siguiente es poder mostrar el proyecto, entonces el diseñador arma una propuesta que puede ser presentada en un render e incluso en una imagen 3D. Allí comienzan a ajustarse los colores y tamaños, y el mobiliario que será necesario, entre otros detalles.

El ambientador debe asegurarse de que haya un hilo conductor en toda la casa, logrando así una unidad visual y estética. Además, propondrá la mejor manera de aprovechar el espacio para potenciar la identidad del proyecto. Incluso, muchos se especializan en realizar trabajos llave en mano, es decir, le entregan al cliente la llave de su propiedad cuando ya está lista para ser habitada.

Por Graciela Tarrab, socia de Creadores de Ambientes.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.