Claves para lograr un estilo industrial en tu casa

Crédito: Pinterest
Se destaca en ambientes amplios que muestran sus estructuras al desnudo y se inclina por muebles de materiales nobles, reciclados, y sin estridencias
Natalia Iscaro
(0)
18 de febrero de 2014  • 16:24

El estilo industrial tiene origen fabril; sus primeros adeptos fueron jóvenes artistas neoyorquinos que, en la década del ´50, se mudaron a antiguos depósitos o fábricas generosas en metros y en luz. Muros de ladrillo, vigas y caños a la vista, pisos y techos de hormigón, fueron el punto de partida para componer ambientaciones con el eje puesto en la estructura y la funcionalidad.

Living con caños y vigas a la vista
Living con caños y vigas a la vista Crédito: Pinterest

A la hora de ambientar, una de las grandes ventajas de este estilo es que es atemporal: nunca pasa de moda. Además, es ecléctico, en un espacio industrial pueden convivir una mesa con tapa de madera y patas de hierro, una silla Luis XV y una lámpara de fibra de vidrio azul. Te contamos algunas ideas fáciles para dar vida a tu propio ambiente industrial.

Espacio de trabajo
Espacio de trabajo Crédito: Pinterest

Mostrá vigas y cañerías: Desnudar la estructura es un rasgo fundamental de este estilo. Y no sólo en la arquitectura; también muebles y luminarias pueden revelarse en toda su materialidad, por ejemplo en madera natural, hierros algo oxidados o chapa.

Biblioteca y escritorio industrial
Biblioteca y escritorio industrial Crédito: Pinterest

Usá metales: El acero, hierro, aluminio y hasta el croo, son materiales característicos de este estilo, y presentes en mesas, sillas, lámparas y todo tipo de accesorios. La madera acompaña, y es ideal usarla al natural, en tonos mate, para aportar una dosis de calidez.

Salón de planta baja de Oporto Almacén, desde noviembre en Núñez, obra de Horacio Gallo
Salón de planta baja de Oporto Almacén, desde noviembre en Núñez, obra de Horacio Gallo

Reciclá y reusá: Materiales con pintura gastada u óxido decapado funcionan perfecto con esta estética. A la hora de recuperar muebles usados, lo ideal es utilizar pátinas de color cobre u óxido. Lo ideal son pocas piezas de mobiliario y siempre atadas a una función, por naturaleza, este estilo es simple y minimalista.

Detalle de mueble industrial en Casa Globa, obra del Estudio de Ariel Glot.
Detalle de mueble industrial en Casa Globa, obra del Estudio de Ariel Glot. Crédito: Estudio Ariel Glot

Cuidá la paleta de colores y texturas: Este estilo es amigo del blanco, negro, gris, beige, habano y no mucho más que esto. Esto se debe a que el eje está puesto en la estructura y en la función, y el color no debe empañar ni distraer. Para aportar calidez, en esta gama de colores pueden funcionar muy bien los linos, algodones y especialmente la arpillera.

Cielorraso en PH realizado por el Estudio de Ariel Glot.
Cielorraso en PH realizado por el Estudio de Ariel Glot. Crédito: Estudio Ariel Glot.

Exhibí piezas utilitarias: Si sos coleccionista, o simplemente te gusta colmar tus estantes de objetos, preferí aquellos con alguna función concreta, como botellas de vidrio, jarras de aluminio, cajas de hierro o hasta un par de tijeras antiguas.

Patio y toilette en PH realizado por el Estudio de Ariel Glot
Patio y toilette en PH realizado por el Estudio de Ariel Glot Crédito: Estudio de Ariel Glot

TIPS DE UN ESPECIALISTA

Desde 2008, Ariel Glot ( arq.glot@gmail.com ) integra un estudio con ex compañeros de la facultad de la UBA, de formación similar pero con distintas inquietudes. Su trabajo, colectivo y flexible, se orienta a proyectos residenciales y comerciales. El nos aporta sus tips sobre el estilo industrial:

  • El estilo industrial está muy vinculado al concepto de loft, como se catalogó a este tipo de vivienda cuando nació en Nueva York. Tiene sus influencias en la industria, donde lo frágil y delicado deja su lugar a lo utilitario y robusto.
  • se destaca por una continuidad espacial: superficies carentes de interrupciones visuales, donde la estructuración está dada por el equipamiento o los muebles.
  • La amplitud visual se potencia con grandes ventanales que, cuando además son altos, rebotan la luz en el cieloraso.
  • La decoración pasa por dejar a la vista la arquitectura lo máximo posible: caños, paredes y pisos de hormigón.
  • Los muebles y el equipamiento son de madera rústica, acero sin tratar, cuero, materiales usados, añejos y texturas que en sus terminaciones crudas aportan contraste y calidez.
  • Se busca desnudar la nobleza del material tanto como sea posible.
  • ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

    ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.