¿Cómo aprovechar la energía de Virgo que está disponible estos días?

No se trata solo de aprovechar para ordenar nuestros objetos o planes, sino de acomodar lo interno también
No se trata solo de aprovechar para ordenar nuestros objetos o planes, sino de acomodar lo interno también Crédito: Shutterstock
Vera Picabea
(0)
19 de septiembre de 2019  • 13:04

Durante estos días, el Sol está transitando los últimos grados de Virgo . Esto implica energía virginiana disponible para que todos y todas la sintonicemos y aprovechemos. Aclarémoslo rápido: puede suceder más allá de que tengamos o no en nuestra carta natal esta vibración virginiana, porque cuando el Sol recorre un signo, su energía configura el clima astrológico del mes. Si es temporada de lluvias, salimos con paraguas. Si es temporada de Virgo, ¿qué hacemos? Para eso, primero, una breve caracterización sobre qué significa Virgo. El zodíaco es una secuencia de doce signos, en la cual Virgo es el sexto, viene después de Aries, Tauro, Géminis, Cáncer y Leo; y está antes de Libra, Escorpio, Sagitario, Capricornio, Acuario y Piscis. Con Virgo estamos "en la mitad" del proceso circular del mandala. Esta ubicación estratégica le permite a este signo una doble perspectiva: observar hacia atrás que hay una secuencia de funcionamiento y, por lo tanto, deducir que después de él la secuencia continúa. Después del momento leonino en el cual se adquiere conciencia de la identidad, Virgo comprende que el individuo forma parte de un sistema que es más grande. En sintonía, energéticamente Virgo es el primero que se asoma al misterio de la totalidad y por eso es el signo con más bajo perfil, la humildad virginiana tiene que ver con saberse parte de un todo mayor.

Tierra mental

Virgo corresponde al elemento tierra. La cualidad diferencial de la tierra de Virgo es que se trata de la tierra mental y pensante. Los virginianos son muy introspectivos y pensativos, pueden estar largo rato en su laberinto mental buscando explicaciones y lógicas de funcionamiento. La eficiencia es virginiana porque implica un talento innato de laboriosidad, clasificación, método y orden para optimizar al máximo el funcionamiento de las cosas. En efecto, los virginianos son buenísimos para analizar y organizar lo que sea, aunque a veces pierden la dimensión práctica porque son muy minuciosos y rigurosos. Es muy común verlos ordenando con naturalidad, limpiando o lavando los platos con gusto. Virgo necesita que todo esté muy bien organizado, clasificado y sistematizado con etiquetas y post its. Pueden ser muy rutinarios, porque la rutina también es una forma de organización. Virgo está regido por Mercurio, el planeta asociado a la comunicación, el pensamiento y el lenguaje. Por eso, muchos virginianos son muy precisos discursivamente y no dirán nada que no sea exacto, se expresan con datos rigurosos. También son muy charletas y se detienen en cada detalle de lo que cuentan ( a veces, en demasiados).

Entonces, para el resto de los mortales, ¿cómo sintonizar la propuesta de la temporada virginiana? En la astrología, Virgo se asocia a la digestión y a la asimilación lenta de la información, implica un estado de observación y análisis introspectivo. Virgo discrimina, digiere y así clasifica la información. Con ese procedimiento, Virgo descarta lo que no es útil, su mecanismo es de pulido y de corrección. En ese sentido, es una etapa fundamental para recapitular y discriminar entre los temas que potencian la neurosis. Para eso, se puede intentar ordenar nuestra percepción, buscar explicaciones sinceras sabiendo que no siempre las lógicas de funcionamiento son lineales. Virgo es energía de espiral. El espiral puede enredar y volvernos retentivos, o bien puede ser la clave que nos explique las acciones de un funcionamiento sutil, circular y misterioso. En cualquier caso, es un buen momento para revisar tanto el orden exterior como el orden interior; para pensar cómo analizamos, interpretamos (o sobre intepretamos) la realidad.

Atención en la salud

"Hay que bajar un cambio y entender que no todo puede ser impecable"
"Hay que bajar un cambio y entender que no todo puede ser impecable" Crédito: Shutterstock

También, cuando el sol recorre Virgo, es un momento ideal para priorizar la organización diaria y doméstica; o sea, ver cómo funciona nuestra rutina, ver si es necesario ordenar hábitos, sumar más horas de descanso, avanzar con tareas domésticas pendientes e incluso iniciar una nueva rutina deportiva. Virgo se asocia a la salud, a la sanación, la limpieza y la purificación. También puede ser un buen momento para ponerse al día con la agenda médica. Sin dudas, el clima astrológico de Virgo trae una gran disponibilidad energética para reordenar temas pendientes. Eso sí, como Virgo es energía de detalle, también puede ser que estos días tengamos una perspectiva detallista obsesiva. Para Virgo siempre falta algo, o bien podría estar hecho mejor, más eficientemente. Por lo tanto, siempre hay crítica en juego (tanto auto-crítica como a los otros); entonces cabe la advertencia, porque si nos ponemos extremadamente minuciosos o críticos hay que bajar un cambio y entender que no todo puede ser impecable.

En síntesis, el Sol transitando Virgo nos habilita a digerir la gran información mental que recibimos día a día, para descartar lo que no es útil, para depurar y mejorar nuestros métodos. A recapitular, para así clarificar y digerir, reordenar. Es un valioso momento para hacer orden interno, para que el manejo de nuestra energía sea más eficiente.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.