Cómo son los cancerianos: los protectores y hogareños del zodíaco

Messi es de Cáncer y tiene una característica típica de los de este signo
Messi es de Cáncer y tiene una característica típica de los de este signo Fuente: AP
Vera Picabea
(0)
16 de julio de 2019  • 15:03

Para la astrología, Cáncer es el signo asociado a la especie humana; nombra nuestra condición de mamíferos gregarios y cachorros sensibles. En algún sentido, todos somos un poco cancerianos, y necesitamos sentirnos cuidados, mimados y queridos. Cáncer es el cuarto signo en la secuencia del zodíaco, y viene después de Géminis. Energéticamente, es el pasaje de la multiplicidad a la estabilidad: después de todas las opciones y posibilidades desplegadas en el momento geminiano, en Cáncer se toma una decisión por exclusión: se elige a la humanidad como origen, tradición y pertenencia. Es decir, se percibe que se forma parte de una comunidad, de una tribu unida afectivamente por un pasado y una historia. En ese sentido, en Cáncer se delimita un adentro común y compartido de un exterior amenazante, desconocido y peligroso. Como primer signo de agua dentro del mandala zodiacal, Cáncer inaugura la emoción, el miedo y el afecto. No casualmente este signo se simboliza con un cangrejo: hay una coraza que cubre un cuerpo blandito por dentro.

"Vengan a casa que cocino algo rico"

Pero entonces, ¿cómo son los cancerianos? Una clave para entender esta energía es su cualidad de signo de agua y como tal su funcionamiento es siempre desde la emoción. Una característica que comparten todos los signos de agua es que necesitan un borde, una contención. La principal contención de los cancerianos es su familia. Los cancerianos tienen un vínculo muy fuerte con su familia en general y con su madre en particular. De hecho, una de las palabras que más se repite cuando se habla de los cancerianos es que son muy hogareños y familieros. Y sí: para ellos, la familia (tanto en la cual nacen como aquella que formen de adultos) será un tema fundamental. Incluso, puede devenir en problemática al punto que sea difícil desapegarse del núcleo familiar. Por eso, un aprendizaje para la psicología canceriana es separarse, salir de la simbiosis y la sobreprotección. Otras características acuáticas de los cancerianos son: su introversión, intuición, sensibilidad y empatía. No solo sienten con otros sino que a su vez pueden conmover con su sensibilidad y activar la emoción de quienes interactúan con ellos. Suelen ser muy tiernos, afectivos, dulces y amorosos. Y sobre todo, son muy hogareños. Posiblemente, el mejor plan que tengan para ofrecerle a sus seres queridos sea "vengan a casa que cocino algo rico".

Es más, a veces les resulta muy difícil salir de su casa -o de su cama-; aunque algunos cancerianos puedan enojarse por el cliché de ser definidos como fanáticos de las pantuflas y el pijama. Si bien hay excepciones (u otras energías del zodíaco en juego que eventualmente explicarían algunas distancias con estas características) también son muy susceptibles y miedosos. Básicamente, pueden sentirse muy vulnerables porque en su base emocional está inscripta la noción de amenaza a la supervivencia. En ese sentido, son muy defensivos y cuando están totalmente tomados por la emoción pueden encerrarse y replegarse con su coraza como empalizada protectora de sus temores y vulnerabilidades. De todos modos, sus emociones serán bien visibles ya que sus rostros suelen expresar lo que sienten.

Frida vivió en la misma casa toda su vida
Frida vivió en la misma casa toda su vida Fuente: Archivo

Como Messi con el Barcelona

También se entiende a este signo a partir de su regente, la Luna. En la astrología, la Luna se asocia con las emociones afectivas más primarias, con el miedo, la infancia y la madre. Energéticamente, la Luna implica la gestación, la nutrición y el cuidado. En sintonía, los cancerianos no solo se mueven buscando el cuidado sino que también tienen un gran talento para proteger y maternar a sus seres queridos. O sea, no lo hacen con cualquiera, el instinto maternal es siempre con los suyos, porque Cáncer es energía de cierre y de exclusión, que delimita la pertenencia afectiva a una tradición. En términos psicológicos, esto puede llevar a un cierto aislamiento con el clan, a ser muy tradicionales, conservadores e incluso infantiles y regresivos. Por otro lado, en términos astrológicos la Luna también se vincula con la raíz y la patria. Hay muy buenos ejemplos de famosos cancerianos cuya relación con la pertenencia es fundamental. Frida Kahlo era canceriana y vivió siempre en la misma casa en la cual nació. Tan así que su casa sigue existiendo intacta con sus objetos y adornos trasnformada en una de las primeras casas museos del mundo.

Cáncer está en eje con Capricornio, el signo vinculado al tiempo objetivo, aquel marcado por las agujas del reloj. En Cáncer, se despliega el tiempo subjetivo, el del recuerdo y el pasado. Los cancerianos atesoran el tiempo, lo rememoran. Son melancólicos y nostálgicos. El escritor canceriano Marcel Proust dedica su obra monumental En busca del tiempo perdido a su pasado, con un largo relato sobre su familia, su historia, su madre y su pertenencia a Combray (pueblo francés cuyo nombre original es Illiers, y actualmente en homenaje al escritor se rebautizó Iliers-Combray). En Argentina, en el ámbito del fútbol también hay dos ejemplos muy representativos de jugadores cancerianos: Juan Román Riquelme y Lionel Messi. En un contexto globalizado en el cual los jugadores saltan rápidamente de un equipo al otro y es complicado asociarlos unívocamente a un club, con ellos sucede lo contrario: Riquelme siempre será sinónimo de Boca y Messi siempre lo será del Barcelona.

Por último, para reconocer si hay energía canceriana es importante saber cómo es la carta natal completa. O sea, no solo son de Cáncer quienes han nacido entre el 21 de junio y el 20 de julio. También pueden resonar estas características si hay mucha energía canceriana. Por eso es fundamental observar en la carta natal si hay otros planetas que estén bajo el signo de Cáncer, o bien si la Luna y/o el Ascendente son en Cáncer. Para saberlo, hay que mirar la propia carta natal completa. Para averiguarlo, hay varios sitios en internet que lo responden a partir de tu fecha, hora y lugar de nacimiento. Por otro lado, sepamos que todos en algún lugar de nuestra carta natal estamos atravesados por temáticas de esta energía, sobre todo experimentamos facetas cancerianas cuando nos vinculamos con nuestra familia, cuando cuidamos y buscamos sentirnos cuidados.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.