Descubren huellas humanas de hace 115.000 años, la evidencia más antigua del hombre en Arabia Saudita

Las pisadas encontradas representarían la evidencia más antigua de la presencia del Homo sapiens en la península arábiga
Las pisadas encontradas representarían la evidencia más antigua de la presencia del Homo sapiens en la península arábiga Crédito: Instituto Max Planck
(0)
22 de septiembre de 2020  • 11:37

Un grupo de científicos descubrió siete huellas humanas, de hace unos 115.000 años, en el sedimento reseco de un antiguo lecho de un lago de Arabia Saudita. El hallazgo tiene una gran relevancia porque demuestra que la presencia del hombre en la región es más antigua de lo que se creía.

Los arqueólogos detectaron 376 pequeñas depresiones ovaladas esparcidas por un terreno seco ubicado entre las dunas del desierto de Nefud, al norte de Arabia Saudita. A simple vista, estas marcas no parecían importantes, tanto es así que un equipo de científicos que inspeccionó la región, en 2017, casi las pasa por alto.

Pero después de un examen minucioso, el equipo se dio cuenta de que las depresiones habían sido hechas por una serie de animales antiguos como elefantes gigantes extintos, camellos, búfalos y antepasados de los caballos modernos. Y entre todas ellas, había rastros de nuestra propia especie: el Homo sapiens.

Un modelo digital de elevación de huellas ayudó investigadores a discernir los detalles de las pisadas de los homínidos
Un modelo digital de elevación de huellas ayudó investigadores a discernir los detalles de las pisadas de los homínidos Crédito: Instituto Max Planck

Según el estudio publicado en Science Advances, el descubrimiento de las huellas humanas marcaría el rastro más antiguo de nuestra especie encontrado hasta ahora en la península arábiga, que fue la puerta de entrada a la propagación de los primeros humanos por todo el mundo.

Las pisadas, de 115.000 años de antigüedad, conservan la impresión de las huellas de los animales y los seres humanos que se congregaban cerca de un lago poco profundo, quizás con el propósito compartido de saciar la sed y el hambre.

Si bien las huellas no son fáciles de ver, la más grande de todas, que pertenecería a un elefante gigante, llamó la atención de un miembro del equipo. "Tan pronto como vimos una pisada, pudimos ver todas las huellas", aseguró Mathew Stewart, arqueólogo del Instituto Max Planck de Ecología Química de Alemania y coautor de la investigación.

Una mirada más detallada de las impresiones, reveló las puntas alargadas de los camellos y los débiles rastros de los búfalos y de los parientes de caballos antiguos. Y mientras el equipo estudiaba las huellas de los animales, descubrieron las fascinantes siete huellas que dejaron los humanos.

Las huellas de elefantes (izquierda) y de camellos (derecha) estaban entre las huellas fósiles encontradas alrededor del antiguo lago
Las huellas de elefantes (izquierda) y de camellos (derecha) estaban entre las huellas fósiles encontradas alrededor del antiguo lago Crédito: Instituto Max Planck

"La imaginación realmente vuela y enloquece: ¿Qué aspecto tenían estas personas? ¿Qué estaban haciendo? Y una vez que todos estos lagos se secaron, ¿qué pasó con ellos? Todo eso despierta nuestra curiosidad", dijo Michael Petraglia, investigador de la evolución humana en el Instituto Max Planck y coautor del estudio.

¿Cómo fue el descubrimiento de las huellas?

El estudio reveló que el antiguo lago Alathar estuvo lleno de agua dulce, un recurso vital tanto para los seres humanos como para los animales. Sin embargo, es probable que las aguas estuvieran en proceso de secarse. Los investigadores creen que las huellas fueron hechas en la temporada calurosa, cuando los visitantes, tal vez, persiguieron los recursos cada vez más escasos en la región.

Las huellas fósiles se encontraron en el antiguo depósito del lago Alathar en Arabia Saudita
Las huellas fósiles se encontraron en el antiguo depósito del lago Alathar en Arabia Saudita Crédito: Instituto Max Planck

Cuatro de las siete pisadas de los homínidos se agrupan en una ruta hacia el sur cerca de la orilla del lago, todas dejadas por dos o tres individuos. Y fueron hechas en horas o días, según los experimentos modernos. "Tanto los animales como los seres humanos parecían moverse sin una dirección determinada, congregándose alrededor de las orillas del lago", señaló Petraglia.

La comparación de la forma y el tamaño de las huellas ayudó a desenredar las identidades de los exploradores. Stewart, que realizó el análisis de las pisadas antiguas, también utilizó las medidas para estimar la altura de los individuos. "Las huellas fueron dejadas por homínidos altos y flacos como los Homo sapiens en lugar de los neandertales que son bajos", concluyó el arqueólogo.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.