EN FOCO. Dos son más que media banda