El civil de la influencer del año y el sobrino nieto de Eduardo Eurnekian

Angie Landaburu y Tomás Eurnekian se casaron por Civil en el palacio Duhau. Sólo sesenta personas que integran su círculo más cercano fueron invitados a la ceremonia
Angie Landaburu y Tomás Eurnekian se casaron por Civil en el palacio Duhau. Sólo sesenta personas que integran su círculo más cercano fueron invitados a la ceremonia Fuente: HOLA - Crédito: Ruiz y Russo
María Güiraldes
(0)
12 de noviembre de 2019  • 17:14

El Civil fue tal como lo soñaron. Angie Landaburu (26) y Tomás Eurnekian (28) dieron un paso importantísimo en su relación y, después de un año de preparativos, se convirtieron en marido y mujer frente a sesenta familiares y amigos íntimos. El jueves 7, a las siete de la tarde, la influencer y el sobrino nieto del poderoso empresario Eduardo Eurnekian firmaron el acta de matrimonio en el jardín del palacio Duhau y comenzaron así un nuevo capítulo en sus vidas, que tendrá otro de sus puntos "cumbre" el próximo sábado, cuando se juren amor eterno en el Santísimo Sacramento y festejen con un party para el recuerdo en La Rural.

Jueves 7, a las siete de la tarde. Después de tres años de noviazgo, Angie y Tomás se convirtieron en marido y mujer en el jardín del palacio Duhau. "No quiero vivir ni un día sin vos", le dijo él. Y ella le respondió: "Sos la única persona con la que quiero formar una familia".
Jueves 7, a las siete de la tarde. Después de tres años de noviazgo, Angie y Tomás se convirtieron en marido y mujer en el jardín del palacio Duhau. "No quiero vivir ni un día sin vos", le dijo él. Y ella le respondió: "Sos la única persona con la que quiero formar una familia". Fuente: HOLA - Crédito: Ruiz y Russo

"Nos gustaba la idea de casarnos al atardecer y disfrutar de la noche con el jardín iluminado. Ambos queríamos compartir nuestro casamiento con la gente que nos acompañó durante todo nuestro noviazgo. Ellos conocían muy bien nuestra historia de amor", le contó a ¡Hola! la flamante "Mrs. Eurnekian", que un día antes se instaló en el hotel Alvear Icon, en Puerto Madero, para disfrutar de las últimas horas de su soltería con sus amigas. "Varias volaron a Buenos Aires por nuestro casamiento y no quería verlas directo en el Civil. Estuvo buenísimo poder estar con mis amigas el día previo. ¡No hubo lugar para los nervios!", comentó Angie, que compartió los preparativos preboda (manos, pies y masajes) con ellas.

Sofisticada, la decoración estuvo a cargo del florista Marcos López, que empleó mil rosas y hortensias colombianas, orquídeas, peonías y rosas Iceberg para ambientar el altar y el salón. "Queríamos que nuestro Civil fuera al aire libre y que la ambientación fuera simple y mágica", le confió a ¡Hola!
Sofisticada, la decoración estuvo a cargo del florista Marcos López, que empleó mil rosas y hortensias colombianas, orquídeas, peonías y rosas Iceberg para ambientar el altar y el salón. "Queríamos que nuestro Civil fuera al aire libre y que la ambientación fuera simple y mágica", le confió a ¡Hola! Fuente: HOLA - Crédito: Ruiz y Russo

Según la novia, que llevó un vestido fabuloso de la firma australiana Zimmermann, el momento más emotivo de la ceremonia fueron los votos. "Quiero cuidarte, quiero amarte, pero, sobre todo, no quiero vivir ni un día sin vos", fueron las palabras que Tomás le dedicó a Angie. Y ella le respondió: "Cuando te conocí, supe que eras el hombre de mi vida. Te amo y sos la única persona con la que quiero formar una familia. Eso, para mí, es la base de todo".

Tras decir sus votos y firmar el acta de matrimonio, la jueza de paz le entregó a Angie la famosa libreta roja.
Tras decir sus votos y firmar el acta de matrimonio, la jueza de paz le entregó a Angie la famosa libreta roja. Fuente: HOLA - Crédito: Ruiz y Russo

La influencer impactó con un vestido soñado de Zimmermann -una reconocida firma australiana- y stilettos de Gianvito Rossi
La influencer impactó con un vestido soñado de Zimmermann -una reconocida firma australiana- y stilettos de Gianvito Rossi Fuente: HOLA - Crédito: Ruiz y Russo

Los hermanos mayores de Angie -de izquierda a derecha: Pablo, Javier y Juan Jorge- también quisieron tener su foto con la novia.
Los hermanos mayores de Angie -de izquierda a derecha: Pablo, Javier y Juan Jorge- también quisieron tener su foto con la novia. Fuente: HOLA - Crédito: Ruiz y Russo

Tras la ceremonia, posaron con Mercedes Pochat, la madre de Tomás.
Tras la ceremonia, posaron con Mercedes Pochat, la madre de Tomás. Fuente: HOLA - Crédito: Ruiz y Russo

Después de la comida -hubo sushi y hamburguesitas, los platos preferidos del flamante matrimonio-, Angie y Tomás cumplieron la tradición y cortaron juntos la torta nupcial que el pastelero Damián Betular hizo especialmente para ellos.
Después de la comida -hubo sushi y hamburguesitas, los platos preferidos del flamante matrimonio-, Angie y Tomás cumplieron la tradición y cortaron juntos la torta nupcial que el pastelero Damián Betular hizo especialmente para ellos. Fuente: HOLA - Crédito: Ruiz y Russo

Los novios posaron junto a los padres de Angie: Ángeles Cibils y Jorge Landaburu.
Los novios posaron junto a los padres de Angie: Ángeles Cibils y Jorge Landaburu. Fuente: HOLA - Crédito: Ruiz y Russo

Después del cóctel, Angie y Tomás siguieron celebrando en la fiesta de Baron B en el Hipódromo de Palermo. Él continuó con su look (traje de Armani y zapatos de Brioni), pero ella se cambió de vestido y zapatos. Angie le confió su maquillaje nupcial a Mabby Autino y el peinado a Nacho López Fagalde.
Después del cóctel, Angie y Tomás siguieron celebrando en la fiesta de Baron B en el Hipódromo de Palermo. Él continuó con su look (traje de Armani y zapatos de Brioni), pero ella se cambió de vestido y zapatos. Angie le confió su maquillaje nupcial a Mabby Autino y el peinado a Nacho López Fagalde. Fuente: HOLA - Crédito: Ruiz y Russo

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.