Etiquetas: dejá atrás las que no te identifican

Fuente: OHLALÁ!
(0)
7 de octubre de 2020  • 19:22

Desde nuestro Bookazine "El Método Makers", te acercamos este ejercicio para ayudarte a pensar sobre las etiquetas que te ponés a vos misma. Pero, ¿qué son las etiquetas? Son opiniones, juicios de valor. Solemos usarlas muchísimo: nos fijamos en un tipo de comportamiento y le asignamos un adjetivo a esa situación, juzgando a la persona que lo está haciendo. En este ejercicio, Delfina Peres Copello, Licenciada en Economía y Consultora en Dinka, nos invita a demostrarnos que un hecho no define a una persona, por eso las etiquetas no definen quiénes somos. Aun así, son muy poderosas y pueden limitarnos, siendo un gran obstáculo en la vida de cada una.

Para empezar tenés que reconocer tus etiquetas. Decir "esta soy yo" es un primer gran paso. El segundo paso es aceptarte, poder decir "esta soy yo y me acepto". No es una tarea sencilla, pero si vos no lo hacés, ¿cómo esperás que lo hagan los demás? Ojo, aceptarte no quiere decir que no puedas cambiar: no es una excusa para justificar tus acciones. Pero, a partir del autoconocimiento y la aceptación, vas a poder entender de dónde venís, qué querés, hacia dónde vas, por qué hacés lo que hacés. Y así podés empezar a trabajar sobre vos misma y tu realidad para poder cambiar o ajustar lo que sientas que necesites. ¡Arranquemos!

Primer paso: El avión

Después de reconocer tus etiquetas, te proponemos que las dividas entre aquellas que querés dejar atrás y aquellas que querés conservar. Te invitamos a que te quites esas creencias limitantes.

  1. Identificá aquellas etiquetas que sentís que no te conducen hacia donde querés ir.
  2. Anotálas en un papel y convertilo en avioncito.
  3. Repetí esta frase al soltar cada etiqueta: "Confío en mi intuición, gracias por todo lo que aprendí y, sin miedo, estoy lista para soltar y fluir hacia nuevos proyectos".

Paso 2: Caja de herramientas

Ahora visualizá aquellas actitudes y comportamientos que desearías adquirir o que ya tenés y te gustaría reforzar, para que te conduzcan hacia quien vos elijas ser.

  1. Anotá en tu caja de herramientas cada uno de estos deseos o actitudes y talentos que querés conservar para cumplir tus objetivos.
  2. Visualizá cómo atesorarías y darías uso a cada una de estas herramientas, construyendo aquello que querés lograr.
  3. Repetí esta frase al sumar cada una de tus herramientas a la caja: "Confío en que hay nuevos aires por venir y abro un espacio dentro de mí para darle la bienvenida".

Es importante trabajar en tu autoconocimiento como una actitud permanente. Tu realidad cambia constantemente y de cada experiencia podés aprender algo nuevo. La vida te regala cada día una nueva oportunidad de transformar aquello que no te aporta valor y que te limita; está en vos aprovecharla.

Dato

El poder de la visualización es muy fuerte, por eso, aunque a veces parezca obvio, está bueno bajar a papel estas características que ya conocés. Podés también hacerlo en algún papel más grande, dibujando, recortando imágenes o con cualquier otra técnica de visualización que te sirva.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.