srcset

Espacios de trabajo Living

Genial. De viejo PH a lugar de trabajo que inspira y es carta de presentación

Lucrecia Álvarez
Natalia Pietracupa
(0)
2 de mayo de 2019  

Huele a café. Son las nueve y, mientras algunos van llegando, un madrugador ya prepara unos espressos para encarar la mañana. Es un día importante, todos lo son, pero hoy vienen inversores. "¿Quién trajo el budín? Muy rico". Estamos en tierra de diseño, y acá lo que se hace con las manos se valora el doble. Los arquitectos Laura Damonte y Gabriel Rueda son los socios y fundadores del Estudio Ruda, dedicado a hacer emprendimientos, con base en el Bajo de San Isidro.

"Pensamos las oficinas como un espacio de trabajo, pero además nos gusta vivirlo como un espacio social. Tratamos de combinar un entorno de productividad con un diseño de cálida hospitalidad que permite al equipo sacar lo mejor de sí".

Hay música sonando bajito. "Voy a ver si termino de leer esto afuera". El sol del otoño invita a aprovechar el patio, ya habrá tiempo de hundirse en los sillones del living cuando lleguen los primeros fríos. "Teléfono, es para vos". Hay que pasar por la obra; va Laura, Gabriel tiene un almuerzo. El día impone su ritmo. Suena el timbre. "¡Pasen!".

Llegada desde New Jersey, la farm star metálica es típica de los asentamientos agrícolas de herencia alemana. Representa fuerza, amistad y respeto por la Madre Tierra.
Llegada desde New Jersey, la farm star metálica es típica de los asentamientos agrícolas de herencia alemana. Representa fuerza, amistad y respeto por la Madre Tierra. Crédito: Santiago Ciuffo

Igual que en varios muebles, en el cielo raso se usaron maderas industriales recicladas; las de los revestimientos en paredes y pisos se recuperaron de casas antiguas. Por su parte, en cada luminaria se buscó el punto justo del óxido hasta conseguir la apariencia deseada. Después, todos los artefactos se laquearon para cortar el proceso de deterioro y, también, para que no manchen.

La lámpara artesanal es del Estudio Ruda.
La lámpara artesanal es del Estudio Ruda. Crédito: Santiago Ciuffo

El escritorio de los socios en el primer piso es una mesa de lapacho recuperada de una fábrica. La acompañan un sillón de oficina con brazos de madera, silla Jacobsen con ruedas y 'Tolix'. Una sucesión de radiadores metálicos resuelve la calefacción y, al mismo tiempo, conforma la baranda que balconea a la planta baja, en perfecto composé industrial.

Las paredes tienen Base Coat (Weber) para un acabado similar al alisado de cemento rústico (se usa en construcciones en seco). Aquí, además, se agregó ferrite a la mezcla y se llaneó buscando efecto.
Las paredes tienen Base Coat (Weber) para un acabado similar al alisado de cemento rústico (se usa en construcciones en seco). Aquí, además, se agregó ferrite a la mezcla y se llaneó buscando efecto. Crédito: Santiago Ciuffo

Pensado como un showroom, el estudio exhibe una estética y un modo de hacer las cosas. "Trabajamos permanentemente con inversores, y esta también es una carta de presentación". Arq. Laura Damonte.

Junto al escritorio, la zona de estar con sillón en pana amarilla, almohadones bordados, alfombra (estos últimos, de Rapsodia Home), mesita de hierro (Die Ecke) y lámpara de pie diseñada por el Estudio con un foco de cine original.

En el volumen de madera hay un baño completo. El antebaño tiene mesada de madera recuperada, instalaciones a la vista y accesorios de hierro.
En el volumen de madera hay un baño completo. El antebaño tiene mesada de madera recuperada, instalaciones a la vista y accesorios de hierro. Crédito: Santiago Ciuffo

La propiedad era un PH al fondo, una casa de tres ambientes con un patio trasero. En la reforma se desmanteló todo (solo se conservaron las paredes) y se agregó este entrepiso que deja libre el espacio central en doble altura.

En el living de planta baja, hay sillones nórdicos originales retapizados y una lámpara de pie que era un buscahombre de barco pesquero.
En el living de planta baja, hay sillones nórdicos originales retapizados y una lámpara de pie que era un buscahombre de barco pesquero. Crédito: Santiago Ciuffo

Al lado del living, una sala con un perímetro de vidrio repartido que puede cerrarse para reuniones. Tiene una mesa con sillas 'Butterfly' de Jacobsen y 'Tolix', un espejo con marco de zócalos de madera y lámparas led con bulbos de un barco camaronero.

Mesa con sillas 'Butterfly' de Jacobsen y 'Tolix', espejo con marco de zócalos de madera y lámparas led con bulbos de un barco camaronero.
Mesa con sillas 'Butterfly' de Jacobsen y 'Tolix', espejo con marco de zócalos de madera y lámparas led con bulbos de un barco camaronero. Crédito: Santiago Ciuffo

"Tratamos de hacer un espacio súper descontracturado, porque así queremos trabajar nosotros. Amamos esta profesión, forma parte de nuestras vidas y nos representa".

La cocina tiene mesada de microcemento pigmentado, alzada de cerámicos negros brillantes y estantes de hierro construidos en obra.
La cocina tiene mesada de microcemento pigmentado, alzada de cerámicos negros brillantes y estantes de hierro construidos en obra. Crédito: Santiago Ciuffo

¿Demasiado para una oficina? Quizás, pero a los dueños les encanta la cocina y, como suele suceder, es el point donde todos quieren estar. "Muchas veces nos instalamos con la computadora acá, cuando nos resulta más dinámico".

Unos batidores industriales que encontraron en un desarmadero sirvieron para las lámparas colgantes. Las banquetas tienen asientos de lapacho recuperado y estructura de hierro de obra

La mampara coincide con el acceso al estudio. Su presencia esconde parcialmente la cocina, para que al entrar se vea primero el espacio de trabajo.
La mampara coincide con el acceso al estudio. Su presencia esconde parcialmente la cocina, para que al entrar se vea primero el espacio de trabajo. Crédito: Santiago Ciuffo

Tanto el escritorio como los estantes de la biblioteca con estructura metálica son de lapacho reciclado. El piso de toda la planta baja es losa de obra que se pulió para que aflorara la piedra y luego se laqueó.

Lámparas como en las redacciones de las películas, pero recreadas con válvulas viejas y cumbreras oxidadas.
Lámparas como en las redacciones de las películas, pero recreadas con válvulas viejas y cumbreras oxidadas. Crédito: Santiago Ciuffo

Compuesto por un dúo de arquitectos y tres empleados, el Estudio tiene una estructura pequeña pero una actividad intensa con reuniones afuera, visitas a las obras y gente que entra y sale todo el tiempo.

Los bancos y la mesa, por supuesto en madera reciclada.
Los bancos y la mesa, por supuesto en madera reciclada. Crédito: Santiago Ciuffo

La zona de trabajo común tiene una abertura corrediza de piso a techo que integra este patio con horno a leña y anafe para cocinar afuera. Hay un grafiti pendiente para acortar el recorrido del pasillo.

En la entrada, un portón de madera da la bienvenida.
En la entrada, un portón de madera da la bienvenida. Crédito: Santiago Ciuffo

El largo pasillo negro desconcertaba a los vecinos. Durante la obra, Laura y Daniel cuentan que a algunos los invitaron a pasar: "Era gracioso, nos encaraban y nos decían: ¡¿Qué están haciendo?!".

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.