Duro momento: la reina Isabel II perdió cinco ponis a causa de una devastadora enfermedad

Los equinos fueron afectados por una patología que acabó con ellos en un período de dos años
Los equinos fueron afectados por una patología que acabó con ellos en un período de dos años Crédito: Instagram Sylvia Ormiston
(0)
22 de septiembre de 2020  • 15:40

Cinco de los ponis pertenecientes a la reina Isabel IIhan muerto a causa de una devastadora enfermedad, según lo que reveló ayer la administradora del stud de la finca escocesa en el que se encontraban los animales.

Los pequeños equinos vivían en la finca Balmoral que tiene la monarca británica en Escocia, y eran parte de un programa especial destinado a preservar ejemplares de su histórica raza, la Highland.

Sylvia Ormiston, la administradora del stud, señaló al medio inglés Daily Mail que cinco ponis del lugar, incluidos dos sementales, habían muerto en tan solo dos años de la enfermedad conocida como "de los pastos equinos". Se cree que esta afección es provocada por toxinas que atacan el sistema nervioso y pueden paralizar el intestino de los animales.

Isabel II comparte su amor por los caballos con sus pequeños hijos Carlos y Ana.- Fuente: Daily Mail

01:54
Video

Ormiston dirige el stud de la finca de Balmoral desde el año 2007, y señaló que esperaba que se realizara una investigación para poder comprender y enfrentar la "terrible enfermedad" que causó las muertes.

Los ponis Highland son animales muy resistentes utilizados para trabajos de carga, dado que gran parte de la finca escocesa de la monarca no tiene senderos aptos para los vehículos a motor. Durante la temporada de caza, por ejemplo, estos ejemplares pueden llevar los cuerpos de los ciervos, que llegan a pesar hasta 115 kilos.

También transportan los elementos para los pícnics de la familia real y sus invitados y en la caza de urogallos cargan y trasladan a estas aves en enormes cestas.

Los cinco ponis murieron en un espacio de dos años por una afección conocida como "enfermedad de los pastos equinos"
Los cinco ponis murieron en un espacio de dos años por una afección conocida como "enfermedad de los pastos equinos" Crédito: Instagram Sylvia Ormiston

La sucesión de las muertes

La "enfermedad de los pastos" primero atacó, en 2017, a Friendly, una "dulce potranca de dos años". Luego, afectó a su madre, Clunie, tan solo 24 horas después. Ese mismo año, un pequeño ejemplar de tres años llamado Omar también murió y, en 2018, dos sementales del stud, Balmoral Lord y Balmoral Hércules murieron con dos semanas de diferencia uno del otro.

La reina Isabel II mira la finca de Balmoral arriba de uno de sus caballos, en una imagen del año 1971
La reina Isabel II mira la finca de Balmoral arriba de uno de sus caballos, en una imagen del año 1971 Crédito: Daily Mail

Como la raza Highland se encuentra en riesgo, muestras del ADN de Balmoral Lord se habían almacenado en el primer banco de genes de ganado de Gran Bretaña antes de su muerte.

La angustia de la reina tiene que ver con que el deceso de los dos sementales puso en serio riesgo el programa para la conservación de esta raza que se cría en Balmoral. Ella, con sus 94 años, está pendiente de esos ejemplares de poni y personalmente aprueba los nombres que les ponen los administradores del stud.

Además, cuando la monarca visita la residencia, algunos de estos animales son llevados cerca del castillo del lugar para que ella pueda verlos a través de su ventana.

"Aquí en Balmoral estamos preparados para ayudar en todo lo que podamos para avanzar hacia una cura para esta terrible enfermedad", añadió Ormiston.

Dos de los ejemplares que murieron eran sementales, algo doblemente triste si se considera que la raza Highland se encuentra en estado vulnerable según organizaciones conservacionistas
Dos de los ejemplares que murieron eran sementales, algo doblemente triste si se considera que la raza Highland se encuentra en estado vulnerable según organizaciones conservacionistas Crédito: Daily Mail

Los ponis Highland son nativos de esa región de Escocia. Ahora, la asociación que vela por la protección y la conservación de los animales de granja, el Rare Breeds Survival Trust considera que estos equinos se encuentran en la categoría de los "vulnerables". La reina montó ejemplares de esta raza cuando era adolescente y ahora es también la madrina de la Highland Pony Society.

Además de los Highland, Isabel II también cría ponis Fell, otra variedad nativa del Reino Unido que también está clasificada como vulnerable.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.