Hacelo fácil. Los recipientes en el microondas: qué si y qué no

Los más aptos son los recipientes de porcelana, loza, barro y cerámica.
Los más aptos son los recipientes de porcelana, loza, barro y cerámica.
María Eugenia Mastropablo
(0)
28 de septiembre de 2020  • 12:30

Uno de los beneficios del microondas es la rapidez con la que se pueden descongelar, cocinar y calentar los alimentos. Pero, esa misma velocidad, es la que nos puede llevar a no prestar atención y colocar en su interior un recipiente que pueda dañar alguno de sus mecanismos o incluso nuestra salud.

Partículas de materiales nocivos

"El auténtico riesgo de usar un receptáculo no apto para el microondas, no es que se estropee el electrodoméstico o el recipiente, sino que se desprendan partículas de materiales nocivos que acabarán en nuestra comida y, finalmente, en nuestro cuerpo. Esto sucede principalmente con los recipientes de plástico no diseñados para este fin", advierten en el blog de la tienda Mundo Cocina. Por eso, es importante no perder de vista cuáles son los recipientes apto para esta tarea.

Materiales que sí y que no

Dentro de la lista de materiales que sí se pueden colocar dentro del microondas se encuentran receptáculos de:

  • porcelana
  • loza
  • barro
  • y cerámica.

"Estos materiales son fantásticos para ser introducidos en el microondas, no sólo porque sus ondas no les afectan sino porque son muy estables y aguantan muy bien el calor", agregan.

Antes de comprar un recipiente que será destinado para este fin es muy importante revisar que no posea elementos metálicos en su cuerpo (como asas o manijas). Tampoco deben pasar desapercibidos detalles menos evidentes, como puede ser su ornamentación (diseños o bordes plateados o dorados).

El plástico

Es otro de los grandes aliados a la hora de cocinar, calentar o descongelar en el microondas. Estos recipientes (también los de silicona) pueden usarse tranquilamente pero siempre es recomendable reconfirmar que el fabricante haya colocado esta indicación en su respectiva caja.

"El principal problema de usar un recipiente de plástico que no haya sido señalado como apto para microondas no es que se estropee el aparato sino que es posible que, al calentarse, desprenda partículas perjudiciales que se trasmitirán a nuestros alimentos y que acabaremos comiendo", señalan en Mundo Cocina.

Vidrio o cristal

Por su parte, los recipientes de vidrio o cristal pueden colocarse, por lo general, sin problemas dentro del microondas. De todas maneras, siempre es recomendable elegir piezas que hayan sido rotuladas especialmente para este fin.

"Si el receptáculo no es especial para microondas o no está indicada su aptitud para este uso debes tener cuidado a la hora de calentar ya que, aunque el microondas en sí no caliente el cristal, sí lo hace indirectamente el propio alimento mediante el calor que transmite por el contacto. Además, si el material no está preparado, el calor puede hacerlo estallar", explican y agregan que, cuando se trata de vidrio templado, "no hay nada que temer".

Otro detalle que hay que tener en cuenta es que, después de retirarlo del microondas, este tipo de recipientes no deben ser sometidos a cambios bruscos de temperatura (como ponerlos bajo el agua fría) porque podrían llegar a quebrarse.

Los envases del delivery

A la hora de pedir delivery es muy común que los alimentos lleguen envasados en cajas de cartón o envueltos en papel. En este caso, en el blog "Cocina segura" resaltan que "siempre que las servilletas sean blancas y los envases de cartón lisos pueden ser utilizados para calentar en el microondas".

"Es recomendable evitar aquellas servilletas de colores y los cartones con figuras pintadas porque la tinta de estas decoraciones se puede evaporar con el calor del equipo y entrar en contacto con el alimento", agregan.

Si bien los platos y recipientes de cartón son útiles para calentar las comidas no se obtiene el mismo resultado cuando se quiere cocinar en ellos. "Su resistencia es muy pobre y es posible que se termine con la comida desperdigada por todo el microondas", indican desde Cocina Segura.

Existe una excepción con respecto a esto último y son aquellos productos cuyo envase indica expresamente que son aptos para este fin, como por ejemplo los destinados para hacer pochoclos.

Los metálicos NO

Finalmente, es importante recordar que nunca deben colocarse recipientes ni elementos metálicos dentro de este electrodoméstico. "Incluso aunque se trate sólo de un decorado o dibujo que puede contener algún borde dorado o plateado. Nada de metales adentro del microondas o saltarán chispas", advierten desde Mundo Cocina.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.