La razón por la que los abdominales, a veces, no se marcan