El dueño de Guaymallén se peleó con un “catador de alfajores” en Twitter

Néstor Hugo Basilotta discutió con el autodenominado "Catador de alfajores" por un sorteo
Néstor Hugo Basilotta discutió con el autodenominado "Catador de alfajores" por un sorteo
(0)
10 de febrero de 2020  • 12:35

Todo empezó con un inocente sorteo. El 4 de febrero pasado, Facundo Calabró,conocido en las redes como "Catador de alfajores", anunció que repartiría "tres cajas de alfajores Havanna 70% cacao" entre sus seguidores.

El sorteo se realizó finalmente el último sábado y el locuazNéstor Hugo Basilotta, dueño de Guaymallén, aprovechó la ocasión para chicanear a sus competidores y subir la apuesta. "¿Tres cajitas le dieron, catador? ¡La próxima le dan tres alfajores! ¡Qué bárbaros, venga que yo le doy mucho más caviar!".

La respuesta de Calabró no se hizo esperar. "Cuando quiera, Hugo. Hacemos un buen sorteo de caviar. Ponga el premio. Y acá reclaman entrega a todo el país", le escribió.

Basilotta lo invitó entonces a retirar la mercadería en su fábrica, ubicada en el barrio porteño de Mataderos: "¡Venga el martes, catador, y sortee 20 cajas de caviar por 24 alfajores para sus seguidores! ¡No sea finoli!".

Pero la cordial conversación se tornó pelea rápidamente cuando se comenzó a discutir quién se haría cargo del costo de envío de esos 480 alfajores. "Negociemos: diez cajas con envíos a todo el país a cargo de Guaymallén. ¡Sea federal!", le reclamó Calabró.

Basilotta no se tomó a bien el comentario: "Escúcheme, catador. Le estoy regalando 20 cajas para que las sortee entre sus seguidores. ¿Y encima yo tengo que pagar el envío? Yo no negocio nada. Si no las quiere, sortee 70% cacao y Cachafaces", le espetó.

El tono de la discusión empeoró. "¿Cómo hago para retirar veinte cajas por Mataderos? ¿Con un camión de mudanza? Después, cada envío sale 600 pesos. Ya ahí tengo 12.000 pesos. ¿Se cree que nací en cuna de oro? Guaymallén es un negocio, lo mío es mera filantropía".

Poco después, Calabró intentó tender una rama de olivo a Basilotta. "Lo estuve pensando. Su oferta es muy generosa y yo pequé de soberbio -sostuvo-. Si a la empresa de alfajores más grande del país se le complica hacer envíos, los veinte ganadores pueden pasar a retirar su caja de caviar por la hermosa fábrica de Mataderos. ¿Le parece?".

Sin embargo, minutos más tarde volvió a cargar contra la marca de alfajores populares en diálogo con otra usuaria de Twitter. "Piensan que Guaymallén hace caridad. Es la empresa más millonaria del país", le dijo.

Frente a esta publicación, Basilotta perdió la paciencia: "Bueno lamentablemente este filántropo de alfajores 'finolis' me falta el respeto por segunda vez. Por lo tanto, hasta aquí llegó mi paciencia. Que siga catando alfajores para la gilada. Y que tenga mucha suerte. Ah, y ojalá encuentre un trabajo digno".

"Qué lástima, don Hugo, yo a usted lo respeto enormemente. Solo que pensé que como acusaba a otras empresas colegas de ser tacañas, iba a pagar diez envíos a todo el país. Pero bueno, se ve que Guaymallén anda corto de presupuesto", le retrucó Calabró.

Ambos ya habían discutido a comienzos de enero, cuando el empresario publicó un ranking de los que considera los 10 mejores alfajores de la Argentina, con el que Calabró no estuvo de acuerdo y definió como "una lista de amigotes".

¿Habrá reconciliación en el mundo de los alfajores?

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.