La boda "maldita" de la princesa Beatriz: por el coronavirus, ahora contará solo con dos invitados

La hija del príncipe Andrés tendrá un matrimonio íntimo a causa de la pandemia por coronavirus.
La hija del príncipe Andrés tendrá un matrimonio íntimo a causa de la pandemia por coronavirus. Crédito: Instagram
(0)
25 de marzo de 2020  • 11:38

Todo estaba dispuesto para que, después de una larga espera, la princesa Beatriz y su novio finalmente se casarán, situación que iba a contribuir a la buena imagen que necesita la corona británica en este momento. La nieta de la reina Isabel y Edoardo Mapelli Mozzi iban a aprovechar la ocasión de su boda el 29 de mayo próximo para seguir colaborando con las causas solidarias que llevan en su corazón . Pero la emergencia sanitaria por el coronavirus torció todo los planes, y ahora la pareja deberá tener una ceremonia tan íntima que solo tendrá dos invitados.

La princesa Beatriz de York y el conde italiano Edoardo Mapelli Mozzi, perdieron una de las pocas oportunidades que tenían de ser el centro de atención de la monarquía europea. En el continente, esta boda ya es considerada "la más maldita de la historia de la realeza" porque fue postergada tres veces y ahora, según anunciaron, solo irán dos personas al evento. Así se supo a través de un comunicado oficial publicado por la iglesia de Inglaterra que señala que el número de personas que podrán asistir a una boda durante el periodo de brote del coronavirus podrá ser, como máximo, de cinco personas. Es decir, solo podrán estar el sacerdote, los novios y dos testigos.

La boda estaba planeada para mayo de 2020 en la capilla de St. James, y luego se postergó por el escándalo del papá de la novia. Es que el príncipe Andrés está involucrado de tener algún vínculo con fallecido empresario Jeffrey Epstein , que está acusado de explotación sexual a menores. Luego, la boda se atrasó por los reclamos del pueblo inglés debido a la boda de la princesa Eugenia en octubre de 2018, que resultó sumamente costosa.

Una boda solidaria

En un principio, la sugerencia de los novios a los invitados fue que, en lugar de comprarles regalos, les den un apoyo económico a las organizaciones que representan. Una de ellas es Big Change , una organización benéfica que apoya la educación de los más jóvenes e impulsa proyectos para aquellos con talento (una de las fundadoras es la misma Beatriz). Por su parte, Edoardo fundó Cricket Builds Hope , que utiliza el críquet para promover un cambio social positivo en Ruanda.

Las donaciones como alternativa a costosos regalos para aquellos novios que no necesitan nada son una costumbre cada vez más extendida entre quienes que lo tienen todo: sacan partido altruista de la clásica lista de boda para colaborar con organizaciones solidarias.

Essie North , la CEO de Big Change agradeció la iniciativa: "Nos honra que la princesa Beatriz y Edoardo hayan pedido a sus invitados que conozcan más y apoyen a Big Change. Como fundadora de la organización, Beatriz tiene una visión ambiciosa de cambiar la forma en la que apoyamos a todos los jóvenes para que prosperen. Esperamos que esta mayor conciencia que ha traído a Big Change nos ayude a apoyar proyectos más brillantes que marquen una verdadera diferencia para los jóvenes de todos los ámbitos de la vida, pero especialmente para aquellos que son más vulnerables '.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.