Las claves de Gwyneth Paltrow para un segundo matrimonio perfecto

La actriz mantiene una relación casi fraternal con su primer marido, no duerme más de cuatro noches a la semana con su actual pareja y recomienda el uso de "viagras" naturales
La actriz mantiene una relación casi fraternal con su primer marido, no duerme más de cuatro noches a la semana con su actual pareja y recomienda el uso de "viagras" naturales Fuente: HOLA - Crédito: J.Dolan
(0)
19 de junio de 2019  • 16:07

Su primer matrimonio duró doce años, hasta 2014. Antes había estado de novia con otras megacelebridades, como Ben Affleck y Brad Pitt . Pero la ruptura y el posterior divorcio de Chris Martin (42) la dejó devastada. "Jamás imaginé que volvería a casarme", repite Gwyneth Paltrow (46) en cada entrevista. Sin embargo, el amor volvió a sorprenderla: poco después conoció al productor de televisión Brad Falchuk (48) y en 2018 volvió a desfilar por el altar. Pero antes de dar el sí por segunda vez, fijó algunas pautas para su nueva convivencia. A continuación, sus claves para un matrimonio perfecto.

Primero, decidió sostener y profundizar la relación "casi fraternal" que construyó con su ex marido, el padre de sus hijos Apple (15) y Moses (13). Tras la separación, Gwyneth solía acompañar a Chris Martin en distintas giras de Coldplay. Era parte de lo que ella bautizó "desacoplamiento consciente". Pero después de su segunda boda, celebrada en su mansión de Los Hamptons, la actriz tomó una decisión que sorprendió a todos: ¡invitó a su ex a compartir la luna de miel, en Maldivas! Las fotos de los "recién casados" junto al primer marido se imprimió en todo el mundo.

En esta misma línea, la protagonista de Shakespeare In Love se hizo muy amiga de Dakota Johnson (29), actual novia de Martin.

Gwyneth junto a Chris Martin y su actual novia, Dakota Johnson.
Gwyneth junto a Chris Martin y su actual novia, Dakota Johnson. Fuente: HOLA

Su primera boda, con Chris Martin, fue en California, en 2003, sin invitados y con una ceremonia que duró diez minutos. Se separaron en 2014, aunque formalizaron su divorcio recién en 2016
Su primera boda, con Chris Martin, fue en California, en 2003, sin invitados y con una ceremonia que duró diez minutos. Se separaron en 2014, aunque formalizaron su divorcio recién en 2016 Fuente: HOLA

Como segunda medida, resolvió que ya no volvería a convivir: estableció que cada uno permanecería en su casa y fijó algo similar a un "régimen de visitas" para su marido. Jamás duermen juntos más de cuatro días a la semana. Las tres noches restantes, Brad vuelve a su hogar de soltero con sus hijos Brody e Isabella. Este nuevo hábito, que empieza a ser cada vez más común en el mundo, se reconoce como "LAT", del inglés "living apart together" (es decir, 'vivir juntos separados'). "A todos mis amigos les parece ideal cómo vivimos y por nuestra parte, no cambiaríamos nada", le dijo Gwyneth a The Sunday Times.

Por último, a través de su sitio goop.com (que nació como un newsletter de cocina y hoy representa un negocio de 250 millones de dólares), Gwyneth da consejos de salud muchas veces criticados por la comunidad médica. Hace una semana, recomendó a los señores: "Cuando estamos bajos de testosterona, la solución no es el viagra. Lo que funciona bien son las especias, como el jengibre o la maca. Ojo, también puede ser la coliflor", dijo.

Promotora de la "vida sana", descubrió las bondades de los vegetales a la hora del sexo
Promotora de la "vida sana", descubrió las bondades de los vegetales a la hora del sexo Fuente: HOLA

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.