Para brindar. 10 datos que conviene saber antes de hacer tus compras para las fiestas

Agustina de Alba
(0)
28 de noviembre de 2019  • 00:21

Llegan las fiestas y a muchos les toca ser quienes reciban en su casa a los invitados. Pero, ¿sabemos todo lo que hay que saber para no desalentarse en el intento?.

Consultamos a la sommelier Agustina de Alba que nos dio los mejores consejos para lograrlo. ¡A brindar!

¿Cómo calcular?

A la hora de armar tus compras, tené en cuenta estos datos:

  • de una botella de vino espumoso, se sirven ocho copas flautas;
  • de una de vino tranquilo (blanco, naranja, rosado, tinto), seis copas.

Estimá un consumo promedio de tres copas en total a la cantidad y variedad de vinos que sirvas, o bien media botella de vino por persona si es una cena, y en el caso de una fiesta de cuatro o cinco horas, aumentá al doble.

Temperatura

La temperatura es un factor que influye directamente en la expresión del vino, independientemente de qué tipo de vino sea. Por ejemplo, si un vino lo tomás a temperatura ambiente, el calor resaltará el alcohol y se percibirá alcohólico. En cambio, si te pasás de frío en un tinto, este se va a sentir un poco expresivo y astringente. Si tomás un tinto a la temperatura correcta -entre 14°C y 16°C-, el frío resaltará la acidez y hará que se sienta refrescante y amable. Si tenés cava, ponela a 14°C, y sino, usá la heladera. Quizás se enfríe un poco por demás, pero apenas lo saques el vino sube la temperatura muy rápido.

Copas

Existen miles de variedades de copas y lo cierto es que la copa tiene una enorme influencia en la percepción del vino. A la hora de elegir una copa tenés que tener en cuenta:

  • El material del que está hecha: priorizá el cristal antes que el vidrio. Si bien está el preconcepto de que el cristal es mucho más caro, en mi experiencia no es tan así y realmente vale la pena, para maximizar el disfrute, servir el vino en una copa de cristal.
  • La forma: la parte de arriba tiene que ser más angosta que el centro de la copa. Una copa con un cáliz ancho permite el buen ingreso del oxígeno y que el vino se exprese. A su vez, la boca angosta ayuda a concentrar aromas para poder percibirlos mejor.
  • Mi recomendación es que empieces por un buen copón de vino de cristal en tu casa. Es mejor tener una sola copa y buena y usarla para todos los tipos de vinos (espumoso, blanco, naranja, rosado, tinto, dulces). Además, es un gran regalo para esta época del año.

¡Siempre listos!

Es bueno ser prevenido, sobre todo ¡en épocas de altas temperaturas! Por eso te recomiendo tener una acotada selección de vinos, siempre en frío, en tu heladera, así cuando quieras descorchar no tengas que esperar a que se enfríe la botella.

Incluí en tu selección de verano:

  • Una botella de un vino espumoso Brut o Extra Brut (¡nunca sabés cuándo es un buen momento para brindar!)
  • Una botella de un vino blanco
  • Una botella de un vino rosado
  • Una botella de un vino tinto ligero (Criolla, Pinot Noir)

El vino es estacional

Si bien existen diferentes formas a la hora de encarar la elección de un vino (un vino para todos los días, un vino para un momento especial o un vino pensado para acompañar un plato específico) hay otro factor que para mí influye y es la época del año. Así como en invierno comemos comidas calientes e intensas, y en verano, frías y frescas, lo mismo te propongo con la elección del vino. Para el calor, lo ideal son vinos más frescos, ligeros y de baja graduación alcohólica (como los mencionados anteriormente). En cambio, en invierno te sugiero beber vinos con más cuerpo, más robustos y con un poco más de alcohol.

Cómo organizar tu compra

En esta época del año es muy común que te juntes en grupo, y seguramente cada uno lleve algo. Por ejemplo, te reunís a comer un asado, y uno se encarga de la carne, otro de las ensaladas, otro de la picada, otro del postre. ¿Y el vino? Seguro hay un encargado también, y vayan a beber más de una botella. Por eso te propongo que, en vez de comprar cinco botellas del mismo vino, aproveches la oportunidad de a abrir más de una para probar diferentes vinos (y elegir diferentes variedades, productores, orígenes, estilos, etiquetas). En Argentina estamos viviendo un gran momento de diversidad y profundidad vitivinícola, y la única manera de descubrirla es... ¡descorchando! Cuanto más probás, más conocés y más aprendés

El orden sí importa

Si vas a acompañar una comida con diferentes vinos, tené en cuenta el siguiente orden. Se ordenan por espumoso, blanco, naranja, rosado, tinto, dulces, de menor a mayor intensidad en cada caso.

Falso: mezlcar diferentes vinos durante una comida pega más

Si vas a tomar tres copas de un mismo vino o tres copas de tres vinos distintos, no cambia nada porque se trata de una bebida de similar graduación alcohólica. Así que no hay excusas para probar.

¿Te quedó vino de la noche anterior?

Guardalo siempre en la heladera: el frío es conservante. No importa si es blanco o tinto, esta regla es para todos los vinos abiertos, usando el mismo corcho. La excepción son los vinos espumosos: en estos casos, el tapón a presión es el recomendado porque conserva el gas carbónico. Por lo general, los vinos abiertos conservados de esta forma, duran alrededor de cinco días.

Ante la duda ¡probá!

Sin dudas, lo más importante es el GUSTO PERSONAL, porque nadie puede elegir por nosotros ni decirnos qué nos va a gustar o qué no pero las herramientas que comparto son fundamentales para potenciar la experiencia y para prestarle atención al vino. Todas son muy fáciles de aplicar, sin necesidad de invertir más dinero, pero sí tiempo (a excepción de las copas).

* Agustina de Alba es sommelier y además de volcar sus conocimientos en Hola Vino se presenta el 1 de diciembre con su espectáculo teatral del mismo nombre en el Teatro Picadero. Las entradas se pueden conseguir a través de Plateanet e incluyen: un momento aperitivo (pre-función), una charla interactiva, lúdica y llena de humor con la experta y una feria de vinos federal.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.