srcset

Historia

Patio de los Carruajes, la historia del mercado que abrirá en pocos meses

Guido Scollo
(0)
11 de febrero de 2019  

Cuando a fines del siglo XIX y comienzos del XX el auto aún no era un medio de transporte que generara confianza plena entre los ciudadanos, algunos presidentes argentinos se movilizaban a caballo. Por este motivo, a pedido de Julio Argentino Roca en 1899, a pocas cuadras de la Casa de Gobierno –en Alem y el Pasaje Tres Sargentos– se erigió una majestuosa caballeriza. La obra estuvo a cargo del arquitecto italiano Emilio Agrelo, creador también de las Galerías Pacífico. Con el correr de los años, el recinto se convirtió en garaje de los autos oficiales y su esplendor quedó opacado por la grasa de las fosas para arreglos mecánicos y por las ambulancias de Casa Rosada. A partir de mediados de este año, el sitio volverá a sus tiempos dorados, pero a tono con la época: esta vez, convertido en un mercado gourmet.

Originalmente el espacio fucionó como caballeriza de los carruajes presidenciales.
Originalmente el espacio fucionó como caballeriza de los carruajes presidenciales. Fuente: Archivo

El Mercado de los Carruajes nació de una iniciativa público-privada, a través de una licitación del edificio histórico y una inversión de unos seis millones de euros por parte de la empresa Mercado de los Carruajes SA, todo en sintonía con la intención del Gobierno de la Ciudad de convertir Buenos Aires en Capital Gastronómica de Latinoamérica. Basado en el modelo de los mercados europeos –el de San Miguel en Madrid es el que más se le parece–, el emprendimiento tendrá 40 locales comerciales, además de restaurantes y bares. "La idea es hacer un mercado modelo que jerarquice la ciudad. Buenos Aires es una capital muy importante como para no tener un ícono de estas características", explica Horacio Blanco, presidente de la empresa inversionista y desarrolladora del proyecto.

Así lucirá el nuevo mercado en pleno casco histórico
Así lucirá el nuevo mercado en pleno casco histórico Fuente: Archivo

Con un tamaño de 4.200 m2 –el citado San Miguel, por ejemplo, tiene tan solo 1.200–, el emprendimiento unificará criterios clásicos de antiguos comercios de este tipo con las últimas tendencias del siglo XXI. Así, en sus pasillos convivirán la mercadería fresca como verduras, carnes y quesos, con los restaurantes de sushi o las hamburgueserías, entre otros.

Desde el gobierno porteño apuntan, sin duda, al turismo: "Un mercado así no va solamente a recibir turistas, sino que va a generarlos", sentencia Héctor Gatto, subsecretario de Bienestar Ciudadano del GCBA, a cargo del programa BA Capital Gastronómica. Blanco coincide: el turismo es una de las razones para la elección de un edificio del patrimonio histórico de la ciudad que atravesó al poder durante más de cien años.

Cuando se dejaron de usar los carruajes, el lugar se convirtió en garage de los autos oficiales y de las ambulancias de Casa Rosada.
Cuando se dejaron de usar los carruajes, el lugar se convirtió en garage de los autos oficiales y de las ambulancias de Casa Rosada. Fuente: Archivo

"Con el tiempo, las caballerizas fueron sufriendo modificaciones por la incorporación del automóvil. El espacio interior cambió y ya no logra visualizarse con claridad", comenta Leontina Etchelecu, doctora en Historia del Arte y asesora en el área patrimonial del proyecto. "De todas formas, la fachada exterior se recuperará con el estilo arquitectónico original", añade quien hoy es testigo de las últimas etapas de transformación de una estructura que planea seguir siendo parte de la historia de Buenos Aires.

El edificio fue diseñado por el arquitecto italiano Emilio Agrelo.
El edificio fue diseñado por el arquitecto italiano Emilio Agrelo. Fuente: Archivo

Otros mercados de la ciudad

Aunque el Mercado de los Carruajes se destacará rápidamente por su tamaño y estética, en Buenos Aires existen otros recintos que, ya sea por su historia o su funcionamiento, cumplen propósitos similares. El Mercado de Belgrano, ubicado en las intersecciones de Juramento y Ciudad de la Paz, es uno de los más longevos: su inauguración fue en 1875, aunque reabrió sus puertas en 2017 en un nuevo edificio, con 38 locales y futuras refacciones en los planes. Otros históricos son los de San Telmo y San Nicolás, creados en 1897 y 1905, respectivamente. El primero mantiene su estructura de vigas, mientras que el segundo verá una renovación completa este mes. Y más moderno en su concepto e inauguración es el Patio de los Lecheros, establecido en 2016 en un antiguo predio en desuso donde antes se distribuía ese producto lácteo. En pleno barrio de Caballito, hoy cuenta con propuestas gastronómicas y de entretenimiento acordes a los tiempos que corren.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.