Patricia Viggiano. Cuenta por qué reveló los abusos que vivió en la televisión

En compañía de sus hijas Olivia y Lucila, la actriz recibió a ¡Hola! en su casa. En la charla, además, habla de su separación de Diego Chornogubsky, después de tres décadas juntos.
En compañía de sus hijas Olivia y Lucila, la actriz recibió a ¡Hola! en su casa. En la charla, además, habla de su separación de Diego Chornogubsky, después de tres décadas juntos. Fuente: HOLA - Crédito: Pilar Bustelo
María Güiraldes
(0)
3 de mayo de 2019  • 15:38

Discreta es uno de los adjetivos que mejor describen su carrera, porque en treinta y seis años, no le conocimos ni un solo escándalo. La única vez que Patricia Viggiano (57) hizo olas fue a principios de este año, cuando se animó a contar, por primera vez, los tres casos de abuso que vivió trabajando en la televisión . "Sí, me pasó con tres personas distintas. Fue bastante desagradable y tuve que invertir muchas horas de terapia para poder salir adelante", fueron las palabras, directas y sin rodeos, que la actriz usó para responderle a Verónica Lozano, cuando la conductora de televisión le preguntó si había sufrido acoso por parte de algún compañero de trabajo. En Campanas en la noche, la tira de Telefe en la que interpreta a la villana María Marta Cervantes, quien mantiene una relación amorosa con el novio de su hija -Calu Rivero- se aborda la violencia de género. "La única vez que hablé fue porque quería ayudar. Sentí que no podía dejar sola a Calu [la primera actriz en acusar de acoso a Juan Darthés]. Me dije a mí misma: 'Siendo una mujer grande, ¿cómo no voy a contar lo que me pasó? Si yo conozco este mercado y sé lo que viví'. Abrí la puerta para que la gente comprenda que estas cosas pasan, pasaron, y porque sé que al público le resulta difícil entender cómo es que estas cosas suceden en un set", cuenta la actriz, cuyo primer contacto con la fama fue por su papel en Grande, Pa, con Arturo Puig.

Hace casi dos décadas, Patricia empezó un camino espiritual que se sirve de técnicas como la meditación y la visualización para aprender a vivir en el presente. "No tiene nombre, ni título. Es una técnica para volver a encontrarte con vos mismo, para hacer a un lado los mandatos"
Hace casi dos décadas, Patricia empezó un camino espiritual que se sirve de técnicas como la meditación y la visualización para aprender a vivir en el presente. "No tiene nombre, ni título. Es una técnica para volver a encontrarte con vos mismo, para hacer a un lado los mandatos" Fuente: HOLA - Crédito: Pilar Bustelo

[Con Diego] ya estuvimos distanciados y volvimos. Esta vez, no sé si vamos a seguir siendo pareja. En esta última separación, crecí mucho a nivel personal y te diría que no vamos a volver
Patricia Viggiano

Actriz y cantante, Olivia está preparando la segunda edición del festival Somos Pop Up, junto con Sonia Zavaleta. Lucila, en tanto, comparte recetas deliciosas con sus followers y ya se probó como conductora junto con Maru Botana.
Actriz y cantante, Olivia está preparando la segunda edición del festival Somos Pop Up, junto con Sonia Zavaleta. Lucila, en tanto, comparte recetas deliciosas con sus followers y ya se probó como conductora junto con Maru Botana. Fuente: HOLA - Crédito: Pilar Bustelo

-¿Por qué preservaste los nombres de aquellos tres actores?

-Lo que tenía para decirles se los dije a ellos. Incluso a alguno le dejé en claro que si seguía iba a denunciarlo y frenó. En el primer caso, no tenía pruebas y un buen día no di más y me fui. En los otros dos casos, junté pruebas, fui a las producciones y me apoyaron. Además, alerté a mis compañeras.

-¿Cómo vivió tu marido todo esto?

-Era un tema que no podía hablar con él. Si le decía lo que me estaba pasando, se pudría todo. ¿Qué marido va a permitir que su mujer esté expuesta a eso? Callé: no me quedaba otra. Siempre necesité trabajar y hubo un momento en que si yo no trabajaba, mi familia no comía. Lo hablé en terapia.

UN HOGAR FEMINISTA

En la charla -la primera con ¡Hola! Argentina- la acompañan sus hijas, Olivia (28) y Lucila (26), que usan su pellido por una cuestión estrictamente profesional. Actriz y cantante la mayor y cocinera la menor, las chicas son fruto del amor entre Patricia y el administrador de empresas y músico Diego Chornogubsky, quienes se separaron hace once meses, después de treinta y ocho años juntos.

-¿Cómo fue ser testigos del momento en que su madre contó, al aire, lo que vivió?

Olivia: Sentí admiración. Lo sabíamos desde hace un montón y cuando la vi en el programa pensé: "Está transformando lo que le pasó en algo positivo". Mamá es referente de otra época y habló para que se entienda que lo que le pasó a Calu pasa desde siempre.

Lucila: Yo vi el programa en vivo y para mí fue muy movilizante. Sentí mucho orgullo porque es un tema difícil y hay que abrirse de esa manera en la tele. Creo que su testimonio sirve para que estas cosas se visibilicen.

-Quienes están llevando adelante una tarea de visibilización son las actrices, con su Colectivo.

-Si bien no integro el Colectivo, celebro que las chicas hayan puesto su popularidad al servicio de esta causa. Algunos dicen que salen de forma agresiva, pero la única manera de que una voz sea escuchada es imponiéndose. Ahora bien, lo que me pregunto yo es: ¿de qué sirve que las mujeres salgan a hablar si nadie hace nada? Siento que el Estado está ausente, cuando lo que hay que hacer es actuar, dejar a un lado las excusas del tipo "las feministas odian a los hombres", cuando no es así.

-Muchas mujeres y muchos hombres creen eso.

Olivia: Porque consideran que el feminismo es machismo pero al revés. El machismo afecta tanto a mujeres como a hombres: es una cultura que nos atraviesa a todos. Ser feminista es buscar la igualdad de derechos porque así deberían ser las cosas.

"Como mi mamá, soy muy intensa. Si no tenés esa intensidad, es muy difícil que puedas usar tus emociones para trabajar", admite Olivia
"Como mi mamá, soy muy intensa. Si no tenés esa intensidad, es muy difícil que puedas usar tus emociones para trabajar", admite Olivia Fuente: HOLA - Crédito: Pilar Bustelo

COMO EN UN ESPEJO

Dueñas de un futuro prometedor, las herederas de Patricia tienen un camino recorrido en la televisión y las redes sociales. Olivia integró el elenco de tiras importantes, como Somos familia y Cuéntame cómo pasó, tiene cuatro singles en Spotify, la siguen más de 54 mil personas en Instagram y, por estos días, está preparando la segunda edición de Somos Pop Up, junto con Sonia Zavaleta. "Es un ciclo de artistas mujeres. La próxima fecha va a ser el 11 de mayo, en el Centro Cultural Richards, y la idea es hacerlo todos los meses", cuenta, entusiasmada. Lucila, en tanto, estudió Gastronomía, tuvo su primera experiencia en conducción junto a la mismísima Maru Botana -el programa se llamó Cocinando para vos- y en Instagram deleita a sus más de 36 mil seguidores con platos hechos y fotografiados por ella misma. "Mi trabajo es muy millennial", dice con una sonrisa.

-Hay una idea extendida de que ser "hijo de" es complicado.

Olivia: Depende del "hijo de", ¿no? Vos no estás todo el día pensando que sos "hija de". Es el otro quien lo tiene presente. Me doy cuenta cuando me preguntan cosas del estilo: "¿Y por qué Viggiano tu apellido?".

Lucila: ¡Porque es más fácil de pronunciar que Chornogubsky!

-¿Cómo es Patricia en la intimidad de su casa?

-Es una persona trabajadora, muy cariñosa y muy presente.

Olivia: Luchi la describió perfecto.

-¿Y qué ven de ella en ustedes?

-Como madre, soy muy intensa. Creo que es algo propio de los artistas. Si no tenés esa intensidad, es muy difícil que puedas usar tus emociones para trabajar.

Lucila: Yo soy trabajadora, como ella y como papá. Los dos se esforzaron mucho para conseguir todo lo que se propusieron. Mamá es una mujer fuerte y reconozco esa fortaleza en mí.

-¿Cómo cambió el vínculo ahora que son adultas?

-En mi caso, la relación cambió cuando dejé de vivir en casa. A los 23 me fui a vivir con mi novio, acá a tres cuadras, y con la distancia los roces bajan. Siento que ahora tenemos una relación armónica y con mucho cariño.

Olivia: Yo me fui de casa a los 25 y el vínculo también mejoró con mis padres, pero como mejora la relación de cualquier hijo que se va del nido.

Patricia: ¡Si no venías vos, no me enteraba de un montón de cosas! [Se ríe]. Estoy tan orgullosa de mis hijas. Es muy loco escucharlas.

Con el padre de las chicas, sus pilares en este nuevo capítulo en su vida, Patricia compartió 38 años.
Con el padre de las chicas, sus pilares en este nuevo capítulo en su vida, Patricia compartió 38 años. Fuente: HOLA - Crédito: Pilar Bustelo

DE AQUÍ EN MÁS

-En los últimos meses hubo cambios fuertes en la familia: sus padres se separaron, Olivia rompió con su novio después de siete años.

-Son cambios que aprendés a aceptar. La vida es así y lo mejor es ser flexible. Obviamente, vivo ambas separaciones con tristeza porque el ex de mi hermana era parte de la familia y mis papás son mis papás. Es difícil, pero bueno: acá estamos, aceptándolo y acomodándonos.

Olivia: Yo no me voy a hacer la Buda, pero estos cambios fuertes tienen que ver con crecer. Es bueno quitarles dramatismo y entender que este momento es así.

-Patricia, ¿cuáles fueron los motivos de tu separación?

-Nosotros ya estuvimos distanciados y volvimos. Esta vez, no sé si vamos a seguir siendo pareja. Con Diego nos conocimos muy chicos, teníamos 19 y 20 años. En esta última separación, crecí mucho a nivel personal y, hoy, te diría que no vamos a volver. Y así como siento eso, también sé que vamos a estar siempre el uno para el otro.

-¿Cuál es tu deseo para este nuevo capítulo?

-Sueño con vivir el presente de verdad porque aprendí que esa es la clave de la felicidad. La vida es así: la alegría le da paso al dolor y el dolor a la alegría.

-¿Seguís de duelo?

-Una separación siempre implica un duelo. Si no hay duelo es porque no te importa lo vivido.

-¿Qué papel jugó -y juega- Diego en esta poderosa tríada de mujeres?

-Diego tuvo un papel muy importante. Es un excelente padre. La paternidad siempre fue muy natural para él y está presente en cada uno de sus proyectos. Él siempre nos acompañó a todas con amor y buena onda y muchas veces me pregunté: "¿Cómo hace?".

-Chicas, ¿qué sueñan para su madre?

Olivia: Que sea feliz.

Lucila: Que pueda seguir su camino. Además de ser actriz, mamá tiene un recorrido espiritual profundo, que en este momento es muy importante para ella.

-Y vos, Patricia, ¿qué soñás para tus hijas?

-Que sean capaces de ver lo lindo y lo positivo de la vida, que no se resistan al cambio y que sean felices. Ellas saben que, elijan lo que elijan, siempre las voy a apoyar y su papá también.

"Mamá tiene un recorrido espiritual profundo, que en este momento es muy importante para ella", dice Lucila
"Mamá tiene un recorrido espiritual profundo, que en este momento es muy importante para ella", dice Lucila Fuente: HOLA - Crédito: Pilar Bustelo

Producción: Consuelo Sánchez. Maquillaje: Victoria López Saubidet. Peinado: Agustina Santana. Agradecimientos: Aldo en Grimoldi y Rapsodia

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.