Raviolones de calabaza con tomates secos

(0)
12 de septiembre de 2012  • 17:20

Ingredientes

Para el chuño

150 cc de agua

3 cdas de fécula de mandioca



Para la masa

150 g de almidón de maíz

150 g de fécula de mandioca

120 g de leche en polvo

10 g de goma xántica

2 huevos

50 cc de aceite



Para el relleno

2 kg de calabaza

100 g de queso parmesano

200 g de queso port salut

sal y pimienta, a gusto



Para la salsa

6 tomates perita

100 g de tomates secos

1 cda de azúcar

sal y pimienta, a gusto

aceite de oliva, c/n

hojas de albahaca, a gusto

Preparación

  • Para el chuño, integrar muy bien los ingredientes, llevar al fuego y cocinar revolviendo siempre enérgicamente hasta lograr una textura gomosa, transparente y firme.
  • Para la masa, en un bol mezclar todos los secos.
  • Agregarle al chuño tibio la mitad de los secos, los huevos y el aceite.
  • Mezclar; incorporar el resto de los secos; y formar una masa tierna y elástica.
  • Para el relleno, cocinar la calabaza entera envuelta en papel aluminio en horno moderado hasta que quede blanda.
  • Retirar, dejar enfriar, cortar al medio y sacar la pulpa.
  • Hacer un puré, mezclar con el parmesano rallado y condimentar.
  • Aparte, cortar el port salut en cubos de 1 x 1 cm y reservar.
  • Para el armado final, cortar la masa en porciones, estirar rectángulos con palote; poner cucharadas del puré frío a todo lo largo; en medio de cada montoncito, hundir un cubo de port salut; pincelar con huevo batido, tapar todo con otro rectángulo de masa, presionar suavemente alrededor de los rellenos para sacar el aire; y cortar los raviolones con rueda dentada.
  • Cocinar en abundante agua hirviendo por 5 minutos. Para la salsa, hidratar los tomates en un poco de agua caliente.
  • Aparte, pelar, despepitar y cortar los perita en concassé; y volcar con todo su jugo en una sartén caliente con un poco de aceite.
  • Agregar el azúcar, sal y pimienta; dejar cocinar por unos minutos a fuego mediano; incorporar los tomates secos hidratados y cortados en tiras finitas; y cocinar unos minutos más.
  • A último momento incorporar la albahaca picada y servir sobre los ravioles calientes.

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.