Récord Guinnes: la trágica historia de la mujer que se consagró como la más veloz del mundo