Roberto García Moritán. Con "muchas deudas" a cuestas, reabrió sus restaurantes

Con entusiasmo, el empresario gastronómico y marido de Pampita Ardohain habla de la reapertura de los locales y cómo enfrenta la crisis y la incertidumbre de su trabajo
Con entusiasmo, el empresario gastronómico y marido de Pampita Ardohain habla de la reapertura de los locales y cómo enfrenta la crisis y la incertidumbre de su trabajo Fuente: HOLA - Crédito: Matías José Salgado
Sebastián Fernández Zini
(0)
23 de septiembre de 2020  

Acá estamos, en movimiento", dice Roberto García Moritán no bien comienza la charla con ¡HOLA! Argentina. Dedicado desde hace doce años al rubro gastronómico, es dueño de dos restaurantes top de Buenos Aires: La Mar y Tanta. El marido de Carolina "Pampita" Ardohain está viviendo un nuevo comienzo desde la reapertura de las terrazas y los espacios exteriores de sus locales tras meses de incertidumbre y "muchas deudas" debido a la cuarentena. "Estamos con muchísimas expectativas porque es algo que veníamos pidiendo. El delivery se convirtió en una unidad de negocio importante, pero no alcanzaba. Esta apertura ayuda un montón, aunque sigue sin ser suficiente", analiza.

-¿Cómo fue el primer día de este nuevo comienzo?

-Todavía estamos trabajando con pocas mesas porque respetamos todos los protocolos, pero volver a ver gente en los restaurantes me devuelve la ilusión de salir adelante. Para nosotros es un momento de mucha alegría e ilusión, una ilusión necesaria porque colabora a equilibrar los costos. Además, es algo que puso muy contento a todo el personal porque las propinas son muy importantes y sienten que la situación se está empezando a normalizar.

-¿También percibís la alegría de la gente que puede volver a salir a comer?

-Totalmente. Se percibe esa alegría en cada persona que se sienta a comer porque, de algún modo, tiene que ver con recuperar cierta libertad. La gastronomía está muy vinculada con el disfrute: un buen plato, una copa de vino, un rico café compartido.

-¿De qué manera se reinventaron durante los meses que estuvieron cerrados?

-Desde el primer momento todos los socios sabíamos que pasara lo que pasara, íbamos a sostener nuestro negocio, íbamos a bancar los sueldos de nuestra gente -son cien familias las que dependen de nosotros- e íbamos a salir adelante. Apenas pudimos, empezamos con el delivery y creamos negocios alternativos vinculados con nuestras especialidades: una pescadería con productos inmejorables, una línea de productos congelados y otra línea de pastelería. Así fuimos construyendo oportunidades para paliar este momento tan difícil. Muchas veces las crisis hacen que surjan ideas más creativas, que haya más colaboración por parte de todos y que cada uno pueda sacar lo mejor de uno.

-¿En algún momento pensaste que no iban a poder sostener el negocio?

-Todas las pyme de Argentina se preguntaron eso en algún momento. Y lamentablemente hay muchas que aún se lo siguen preguntando.

-¿Tienen muchas deudas?

-La verdad es que estamos mal. Todos los días que abrimos las puertas vamos juntando más deudas. Pero los que creemos que vamos a poder hacerles frente en algún momento somos los que estamos abiertos, pero hay muchos que están quedando en el camino.

-Siendo cabeza de equipo, ¿cómo manejaste la angustia o la incertidumbre del personal?

-De la misma manera que todos contenemos a nuestras familias, acompañando cada situación particular, respaldando y trabajando en equipo, dando el ejemplo por sobre todas las cosas.

-¿Cómo ves el futuro?

-Vamos a necesitar colaboración de todos los sectores y es una gran oportunidad para que juntos entendamos que ya no hay espacio para defender al empleado por un lado o al empleador por el otro. Es el momento de defender el empleo y esta nueva mirada se tiene que construir desde el diálogo, con mucha generosidad y con las ganas de sacar adelante lo que es el sostén de muchas familias.

-¿Cómo te sostuvo Carolina?

-Caro es una gran compañera, me ayudó siempre desde el primer momento y junto a mis hijos, es uno de los apoyos más grandes de mi vida. Ella siempre me dijo: "¡Vos podés!".

-¿Estás más acostumbrado a la alta exposición que trae ser el marido de Pampita?

-Me estoy acostumbrado de a poco. La realidad es que en el día a día yo no soy "el marido de." y cuando estoy con ella me olvido de que es Pampita. Para mí es Carolina, una chica de pueblo, simple, con valores increíbles, mucho amor para dar, gran madre, gran amiga. Es la mujer perfecta.

En plena charla con el chef responsable de la cocina de La Mar, Gustavo Montestruque, en una de las mesas recientemente habilitadas sobre la vereda.
En plena charla con el chef responsable de la cocina de La Mar, Gustavo Montestruque, en una de las mesas recientemente habilitadas sobre la vereda. Fuente: HOLA - Crédito: Matías Salgado

"Se percibe la alegría en cada persona que se sienta a comer porque, de algún modo, tiene que ver con recuperar cierta libertad", asegura Roberto
"Se percibe la alegría en cada persona que se sienta a comer porque, de algún modo, tiene que ver con recuperar cierta libertad", asegura Roberto Fuente: HOLA - Crédito: Matías José Salgado

"Caro es una gran compañera, me ayudó siempre desde el primer momento y es uno de los apoyos más grandes de mi vida. Ella siempre me dijo: '¡Vos podés!'"
"Caro es una gran compañera, me ayudó siempre desde el primer momento y es uno de los apoyos más grandes de mi vida. Ella siempre me dijo: '¡Vos podés!'" Fuente: HOLA - Crédito: Matías José Salgado

"Muchas veces las crisis hacen que surjan ideas más creativas, que haya más colaboración por parte de todos y que cada uno pueda sacar lo mejor de uno"
"Muchas veces las crisis hacen que surjan ideas más creativas, que haya más colaboración por parte de todos y que cada uno pueda sacar lo mejor de uno" Fuente: HOLA - Crédito: Matías José Salgado

La tapa de la revista ¡Hola! Argentina de esta semana
La tapa de la revista ¡Hola! Argentina de esta semana Fuente: HOLA - Crédito: Bernardo Doral

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.