Señales de tránsito: la guía completa con lo que hay que saber

Las señales de tránsito constituyen un conocimiento obligatorio y fundamental tanto para conductores como para peatones
Las señales de tránsito constituyen un conocimiento obligatorio y fundamental tanto para conductores como para peatones Fuente: Archivo
(0)
2 de julio de 2020  • 10:45

Muchas personas consideran que el conocimiento acerca de las señales de tránsito involucra únicamente a los conductores de vehículos, pero esto no es cierto.

Según la Ley de Tránsito 24.449, publicada en el servicio de información legislativa del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Presidencia de la Nación, todos los artículos allí comprendidos implican la regulación del uso de la vía pública, la circulación de personas, animales, y vehículos terrestres. Por lo tanto, las señales de tránsito son importantes para todos los ciudadanos.

Además, la ley también cubre los aspectos relacionados a las actividades vinculadas con el transporte.

¿Qué son las señales de tránsito y cómo se clasifican?

Como primer paso, es importante definir a las señales de tránsito como la cartelería adecuada al objetivo de brindar información útil y reglamentaciones para peatones, conductores y ciclistas.

Estos carteles pueden colocarse a los costados de las rutas, elevados sobre la superficie o en diferentes formatos, detallados en el cuerpo de la Ley.

Para reconocerlas mejor, se clasifican en cuatro grandes grupos de acuerdo a su prioridad, estacionalidad y al mensaje a comunicar:

  • Reglamentarias o prescriptivas.
  • Preventivas.
  • Informativas.
  • Transitorias.

Señales de tránsito reglamentarias o prescriptivas

Este tipo de señales de tránsito se divide, a su vez, en otros tres grupos:

  • Prohibición: indican qué acciones no pueden realizarse en determinada zona.
  • Restricción: le presentan al conductor los límites de la velocidad, del peso y el tamaño de los vehículos, el uso de los carriles y los estacionamientos.
  • Y de prioridad: demuestran los cambios y refuerzos de prioridad con respecto a quién debe avanzar primero en esquinas o tramos del camino, entre otras cosas..

Por lo tanto, dentro de las señales de tránsito reglamentarias o prescriptivas, un cartel de contramano sería un ejemplo de prohibición, uno que indique que la velocidad máxima es de 40 km por hora sería de restricción, y uno que simbolice "peatones por la izquierda", estará haciendo alusión a la prioridad.

Señales de tránsito preventivas

Las señales de tránsito preventivas, como su nombre lo indica, cumplen la finalidad de anticipar el aviso de alguna situación riesgosa para quien circula. A su vez, se clasifican en dos grupos:

  • Máximo peligro: indican que se debe conducir con extrema precaución porque los peligros cercanos tienen un riesgo elevado.
  • Físicas: simbolizan características de la ruta que ponen en peligro al conductor.

Entonces, una señal de tránsito que indica que a continuación hay un cruce ferroviario sería física, y una que señala derrumbes en la zona de tránsito, sería física.

Señales de tránsito informativas

Estas señales de tránsito, como su nombre lo indica, cumplen el rol de informar a quien circula sobre diferentes aspectos. También cuentan con una subclasificación organizada en los siguientes grupos:

  • Nomenclatura vial y urbana: son las señales de tránsito elementales que indican el nombre y la altura de las calles y avenidas, e identifican la ruta en las zonas rurales.
  • Características de la vía: explican características como cambios recientes de rutas y calles.
  • Información turística y de servicios: brindan la información necesaria para los conductores y peatones que desean conocer la cercanía de una estación de servicio, un punto gastronómico o un teléfono público para emergencias.

Señales de tránsito transitorias

Finalmente, el último grupo de señales de tránsito es que las cataloga como "transitorias". Esta calificación tiene que ver con su estacionalidad.

Las señales transitorias cumplen la función de dar aviso de procedimientos temporales como la ejecución de trabajos de construcción, el mantenimiento de calles y rutas y advertencias de todo tipo.

Algunos ejemplos de este tipo de señales de tránsito son:

  • Desvíos.
  • Trabajos en la banquina.
  • Calle en construcción o cerrada.
  • Zona de explosivos.

Además, este tipo de señales pueden ser representadas con distintos objetos y elementos como conos, tambores, delineadores y vallas, que son más simples de colocar y retirar y no cumplen una función permanente como los grupos anteriores.

Consecuencias de no respetar las señales de tránsito

Una señal de tránsito es una norma vial, de carácter jurídico accesorio y, por lo tanto, de cumplimiento obligatorio para todos los ciudadanos.

En su conjunto constituyen la forma más segura de transitar por la vía pública, y están delimitadas en función de convenios internacionales, análisis de los obstáculos y condiciones de las calles y rutas.

El incumplimiento de las señales de tránsito podría representar en el ciudadano distintos tipos de sanciones que van desde las multas por un monto económico hasta penalidades de prisión.

Las señales de tránsito son tenidas en cuenta para la determinación de juicios y condenas, ya que en la mayoría de los casos es la vida de las personas lo que se intenta proteger a través de ellas como recurso.

En cuanto a las infracciones menos trascendentales (pero no por eso menores en responsabilidad), un buen camino a seguir es aprender "Cómo saber si tengo multas de tránsito" para estar enterado de la situación actual y de si se registran deudas al día de la fecha.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.