srcset

Bienestar

Son argentinos y se instalaron en Europa para mostrar el lado "B" de un continente idealizado

Jimena Barrionuevo
(0)
26 de noviembre de 2019  • 00:14

"Europa no es perfecta como muchos piensan. Esto hay que mostrarlo", le dijo Joaquín Santos a su novia Noel Apesteguia por teléfono mientras se ponían al día con las novedades de la semana. Se habían conocido en Buenos Aires, en el casamiento de un amigo en común y, desde hacía un tiempo mantenían una relación a distancia.

Es que con un título de Ingeniero Agrónomo bajo el brazo y un puesto estable en el Ministerio de Agroindustria, Joaquín sintió que era momento para darle un giro a su vida y perseguir sus sueños. Atraído por un máster en periodismo político que se dictaba en Barcelona, España, decidió que había llegado la hora de vender el auto y sacar un pasaje sin retorno. Una vez instalado en su destino, si bien se mantuvo ocupado por unos meses con el estudio, rápidamente advirtió que en Argentina solo se mostraba la parte "linda" del viejo continente.

Las ideas en su mente comenzaron a multiplicarse hasta que finalmente se unieron en un mismo punto: "ahí nació la idea de hacer un programa. Era un programa de televisión. Sabía que necesitaba plata, contactos, gente que se sumara al proyecto. No contaba con ninguno de esos recursos y entendía que materializar ese sueño era algo muy difícil, aunque no imposible", recuerda Joaquín. Así empezó a estudiar con tutoriales de YouTube y desde su departamento en Barcelona cómo editar videos y fotografías.

Joaquín es ingeniero agrónomo y tiene un máster en periodismo político. Noel había creado su propia agencia de marketing y trabajaba en el área de Coordinación y gestión en el Senado de la Nación
Joaquín es ingeniero agrónomo y tiene un máster en periodismo político. Noel había creado su propia agencia de marketing y trabajaba en el área de Coordinación y gestión en el Senado de la Nación

"¿Como seguimos? ¿Juntos en Argentina o juntos en Barcelona?. Yo tengo un sueño que cumplir acá pero quiero que estemos juntos, si vuelvo sin cumplir mi sueño no voy a ser feliz", le dijo en esa misma conversación telefónica a Noel.

Ella no tardó en responder. Aunque tenía estabilidad laboral -había montado su propia agencia de marketing y trabajaba en el área de Coordinación y gestión en el Senado de la Nación- la decisión de mudarse a Europa no le resultó difícil. "Quería crecer profesional y personalmente. ¿Estabilidad o felicidad? En ese momento elegí la felicidad de acompañar a Joaquín en su aventura", dice Noel.

Se empezaron a mover. Consiguieron contactos de productoras y de canales y, con un material grabado en Grecia, armaron un trailer. Lo hicieron llegar a una variedad enorme de posibles interesados. Pero no tuvieron respuesta. Hasta que una mañana, un correo electrónico de Canal 26 los sorprendió. Habían mostrado curiosidad por la propuesta. "Fuimos claros, lo primero que dijimos fue que teníamos plata para comprar el espacio pero que confiábamos en la calidad y originalidad de nuestra idea. El productor de Canal 26 aceptó, confió y nos dio la oportunidad de crear Nómade ( @nomadetv), un programa de 16 capítulos, donde mostramos lo bueno y lo malo de Europa. Abordamos temas conocidos pero también lo que no se conoce: la mafia, la prostitución, los narcopisos y la inmigración".

Joaquín Santos y Noel Apesteguia
Joaquín Santos y Noel Apesteguia

La primera inversión que hicieron fue comprar dos cámaras de cine -ya tenían grabadora de audio y micrófonos-. Y pensaron que podrían conseguir sponsors para costear los gastos. Pero no fue tan fácil como imaginaron y se vieron ante la necesidad de cambiar el rumbo de sus planes. "Hacemos marketing gastronómico y de esta forma nos financiamos los viajes, los hospedajes y las comidas. Dormimos en hoteles, en Airbnb, en Couchsurfing y hasta en aeropuertos. Así nos pasó en París: hacía frío, salía muy caro el hospedaje y decidimos pasar la noche en el aeropuerto pensando que habría alguna comodidad. La realidad es que ahí iba a dormir la gente sin recursos ni vivienda. ¡No pegamos un ojo en toda la noche y al otro día teníamos tres entrevistas en Holanda! Esa es una entre mil anécdotas que ahora recordamos entre risas", dice ella.

La mafia como catapulta

Cuando llegaron a Italia tenían un plan al que se querían ajustar. Iban a cubrir los temas vinculados con las diferencias entre el norte y el sur, el auge de la ultraderecha y Maradona. Pero, la sorpresa estaba a la vuelta de la esquina. " Hay que tocar la mafia, me dijo un día mi novia. ¿Q uerés que nos maten?, le contesté. Me quedé helado. Tres días después estábamos en el medio de Nápoles entrevistando al tipo que más sabe sobre mafia en el mundo. Todavía me pongo nervioso de recordarlo: mientras grabábamos nos pasaban los autos acelerando por al lado o se escuchaba alguna que otra bomba de estruendo. Fue una experiencia fuerte en todo sentido", dice Joaquín que habla español, inglés, italiano, francés y portugués y es la cara visible en las entrevistas que hacen.

Todavía les resulta increíble que el programa esté al aire. Dicen que consumen series y películas para inspirarse y se asombran con lo que lograron. "Somos dos: producimos, dirigimos, grabamos, actuamos y editamos. El producto es auto-gestionado. Invertimos nosotros y somos nuestra propia producción. La idea siempre fue mostrar lo que no se ve o de lo que no se habla. Desde las buenas políticas y los países transparentes hasta las mafias y problemas que afronta Europa. Creo que estamos a la altura de las demás productoras, quizá después de ver Nómade muchos se arriesguen por sus sueños. Se puede hacer un programa de TV con poca gente y a bajo costo. Se puede con perseverancia, sacrificio, frustración y paciencia".

Compartí tu experiencia

Si viviste alguna experiencia que mejoró tu bienestar y calidad de vida (puede ser médica, alimenticia, deportiva, un viaje, sentimental, profesional o de otra índole), y querés compartirla en esta columna, escribí a bienestarlanacion@gmail.com

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.