De cómo el regalo de un viaje, con una tarjeta sin límites incluída, puede convertirse en una de esas experiencias únicas en la vida para dos hermanos, a los 37 y 27 años
De cómo el regalo de un viaje, con una tarjeta sin límites incluída, puede convertirse en una de esas experiencias únicas en la vida para dos hermanos, a los 37 y 27 años
(0)
27 de marzo de 2018  • 11:11

El corto fue realizado especialmente por el director español Alex de la Iglesia . Con excentricidad y un toque de humor negro, cuenta la historia de un hombre que, cuando se entera de que le quedan unas semanas de vida, decide concretar todas las fantasías grandes y pequeñas que tiene pendientes, obviamente con su tarjeta en la mano. El objetivo, como en un juego de espejos, es generar una experiencia extraordinaria y disruptiva para los socios de The Platinum Card de American Express, quienes serán los invitados de honor a la única función, el próximo 4 de abril. El nombre del corto es "Una vez en la vida".

Es que la marca se define por proponer experiencias únicas, innovadoras y extraordinarias. Y esa es, justamente, la singularidad que más perciben y valoran sus clientes. Sebastián tiene 40 años y es Platinum desde 2014, aunque antes tuvo la tarjeta dorada, y antes la verde. Y también, desde su propia experiencia, protagonizó una de esas situaciones inolvidables. "A fines de 2015 mi hermano menor –somos cuatro se recibió de técnico hematólogo.

Mi padre, que había fallecido a principios de ese mismo año, tenía la tradición de hacernos un regalo muy especial cuando terminábamos la carrera; así que yo decidí tomar su posta, y regalarle a mi hermano algo que fuera único en su vida, y que él también tuviera ese recuerdo y ese legado", cuenta. Y a la hora de vivir experiencias, no hay nada como los viajes. "Lo invité a Disney, que no habíamos tenido la posibilidad de conocer de chicos, y que es un lugar mágico donde uno puede volver a ser un niño de nuevo". A su invitación Sebastián sumó una extensión de su tarjeta Platinium a nombre de su hermano. Y así, cada uno con su pareja, partieron a un viaje único e inolvidable.

Te invito a Disney, versión Platinum

01:16
Video

Dos chicos sueltos

"Tanto para mi hermano como para su novia era el primer viaje fuera del país, lo cual acrecentaba un montón las expectativas y la ansiedad, e ir a Disney es algo que cualquiera disfruta como si tuviera cinco o seis años. Así que mi hermano se divirtió por par tida doble, entre los parques, la Platinum sin límites y los beneficios", se ríe Sebastián. "Fuimos a los dos parques más importantes, Universal y Disney, y él es fanático de las montañas rusas, que a mí me dan un poco de miedo; pero como quería que el viaje fuera realmente inolvidable para él, decidí subirme igual y que disfrutáramos juntos la experiencia. Teníamos 37 y 27, y nos divertimos como si tuviéramos diez años". ¿Qué hizo el hermano con la tarjeta? "Como yo lo había invitado al viaje pero los gastos extras los cubría él, básicamente la uso sin parar. Con lo cual disfrutaron, compraron de todo, la pasaron espectacularmente bien, desde la entrada al Centurión en Ezeiza antes de partir, que es una experiencia única por sí misma. Porque te tomás y comés algo rico, porque subís relajado al vuelo, una vez que lo conocés querés volver una y otra vez". ¿Y el hermano? "Sigue siendo socio, con mi extensión", sonríe Sebastián. "Y continúa aprovechando todos los beneficios, pero también él paga sus gastos, así que estamos todos más tranquilos".

Una vez en la vida

Gracias a American Express Platinum , Sebastián y su hermano disfrutaron uno de los mejores viajes de su vida. Y en abril también van a ser parte de una nueva aventura: el exclusivo estreno del corto de Alex de la Iglesia, un relato sobre las pequeñas cosas pero también sobre el amor a las experiencias únicas.

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.