srcset

Lifestyle

Descontracturado y diverso. Un jardín florido que da lugar al juego y la exploración

(0)
14 de octubre de 2020  • 00:00

Cuando María Badaro se mudó a la casa donde vive actualmente, solo habitaban el jardín unas pocas flores en algunos canteros y la mayor parte de la superficie estaba cubierta de césped. Ese espacio despojado fue para María un lienzo que despertó en ella la curiosidad y las ganas de intervenirlo y, así, decidió contratar a la paisajista Clara Billoch. Clara interpretó las diversas necesidades de la familia y creó un diseño abierto al movimiento natural de las flores, atenta también al impulso que tomó la dueña de casa en sumar nuevas plantas. En esta nota, ambas describen el proceso de transformación y su mirada acerca de los resultados.

María Badaro, dueña de casa

-Breve descripción del jardín.

-Pienso mi lugar como una conjunción de algo alegre, descontracturado, colorido y diverso que genera sensaciones en la gente que lo habita y visita. Un instrumento para transmitir bienestar y estar más en contacto con la naturaleza, que tanto bien nos hace.

El gran cantero principal, donde en plena primavera el protagonista es el floripón rosado que se combina con las espuelas violetas, las escabiosas bordó y la suave textura de las stipas en primer plano.
El gran cantero principal, donde en plena primavera el protagonista es el floripón rosado que se combina con las espuelas violetas, las escabiosas bordó y la suave textura de las stipas en primer plano. Fuente: Jardín - Crédito: Inés Clusellas

Las flores van y vienen en el transcurso de las estaciones y, año tras año, se intercambian protagonismo espuelas, amapolas y escabiosas, entre otras especies.
Las flores van y vienen en el transcurso de las estaciones y, año tras año, se intercambian protagonismo espuelas, amapolas y escabiosas, entre otras especies. Fuente: Jardín - Crédito: Inés Clusellas

-¿Cuándo y por qué decidiste convocar a una paisajista profesional?

-En 2011, cuando nos mudamos a esta casa, el jardín era 80% césped y tenía algunos canteros en medialuna con iris y una rosa de Jericó en el medio. Hasta ese momento, para mí el jardín era el lugar donde tomar un respiro. Al año de vivir aquí sentí ese llamado de la naturaleza y empecé a ir a lo de Clara Billoch para aprender a cuidarlo. Empezaba un camino sin retorno. En ese entonces, no me animaba a intervenir en el diseño. A veces, es difícil que los argentinos entendamos que sacando superficie de césped y agregando otras (como canteros, caminos, granza) podemos ganar muchísimo. Entonces decidimos contratar a Clara para que diseñara el jardín.

-¿Cuál fue la propuesta?

-Salvo dos o tres requerimientos de mi marido, enseguida nos pusimos de acuerdo. El primer gran paso: la sectorización. En mi opinión, la clave de mi jardín. Con muchísimos buxus se enmarcó la requerida canchita de fútbol, dejando a ambos laterales sectores bien definidos: por un lado, un lugar de granza, donde están ubicados los canteros de pleno sol, y un espacio de sombra bajo el tilo; y por el otro, el sector donde ubicamos los juegos de madera y la cama elástica (que hoy no están más) seguido de un cantero de frutales. En un patio trasero se mantuvo la huerta existente a la salida de la cocina. Se dejaron varios rosales que estaban en la casa y se reubicaron, se agregaron salvias, lirios, verbenas y achileas. Algunas siguen y otras tuvieron que ceder su lugar.

El jardín invita al juego pero también al descanso, con rincones dedicados al encuentro.
El jardín invita al juego pero también al descanso, con rincones dedicados al encuentro. Fuente: Jardín - Crédito: Inés Clusellas

-¿Cómo ves ahora el jardín?

-Es una responsabilidad intervenir en el diseño de otro. Pero como el jardín es movimiento, el mío empezó a moverse, transgrediendo los límites que los flejes imponían. Fue entonces que, solo por tener más superficie para seguir probando (me encanta hacer plantas), empecé a plantar en la granza y a dejar resembrar anuales libremente. Creo que eso es lo que más identidad le da. Muchas flores que van y vienen en el transcurso de las estaciones. Es interesante ver cómo algunos años las protagonistas son las espuelas, otros las amapolas, otros las escabiosas. Y de este vaivén de la naturaleza voy aprendiendo.

La dueña de casa es audaz e inquieta. Por eso, los canteros van mutando y transgrediendo límites, lo que le aporta una magia especial al diseño del jardín.
La dueña de casa es audaz e inquieta. Por eso, los canteros van mutando y transgrediendo límites, lo que le aporta una magia especial al diseño del jardín. Fuente: Jardín - Crédito: Inés Clusellas

La entrada en la casa se ordenó con cercos bajos de buxus que, además, van delimitando los sectores y caminos, proporcionando estructura al diseño.
La entrada en la casa se ordenó con cercos bajos de buxus que, además, van delimitando los sectores y caminos, proporcionando estructura al diseño. Fuente: Jardín - Crédito: Inés Clusellas

-¿Cuál es el mayor acierto?

-Probar. Creo que hay que probar. Un ejemplo de esto es el echium que me regaló mamá hace dos años y decidí plantar en el cantero de agapantos que, parece, florecerá pronto. Y como me encantó, hace poco planté en el mismo cantero otro para que se vaya desarrollando hasta que este desaparezca.

Mirá el video

00:31
Video

Clara Billoch, paisajista

-¿Cuál fue el pedido o necesidad del cliente?

-María quería un jardín con flores, pero con dos hijos varones chicos y futboleros, había que dejar un espacio libre para ellos.

El jardín se sectorizó para cubrir las expectativas de toda la familia. En primer plano, un sector al sol con un gran cantero con rosas, salvias, iris, verbenas, gramíneas y muchas anuales que se van resembrando entre la superficie de granza.
El jardín se sectorizó para cubrir las expectativas de toda la familia. En primer plano, un sector al sol con un gran cantero con rosas, salvias, iris, verbenas, gramíneas y muchas anuales que se van resembrando entre la superficie de granza. Fuente: Jardín - Crédito: Inés Clusellas

Un sector de césped contiguo a la pileta se destinó a la requerida cancha de fútbol.
Un sector de césped contiguo a la pileta se destinó a la requerida cancha de fútbol. Fuente: Jardín - Crédito: Inés Clusellas

-¿Cuál fue tu propuesta?

-Un jardín organizado, con un área central libre y despejada para que ellos pudieran jugar, delimitada por líneas de buxus en ambos lados, y un pasillo amplio de binder que conecta casa, parrilla, gimnasio, etc., donde las flores pueden crecer libremente en canteros y ahora en las piedritas también. Ese sector tiene el mejor sol de mañana y casi todo el día. En el otro lado, un poco más sombrío y con sol de la tarde, se ubicaban los juegos de los chicos y un acceso a la pileta también entre plantas.

-¿Qué especies elegiste y por qué?

-El lugar ya tenía algunos árboles que determinaban áreas de sombra y semisombra; allí se plantaron salvias, jazmines, buxus y hortensias. En las áreas más soleadas, donde está el cantero principal, se plantaron herbáceas perennes, gramíneas y bulbos. Todo lo que María fue recolectando en gajos y en su memoria del curso que había hecho el año anterior.

A la sombra de un gran tilo, sillones y una mesa hacen las veces de living al aire libre.
A la sombra de un gran tilo, sillones y una mesa hacen las veces de living al aire libre. Fuente: Jardín - Crédito: Inés Clusellas

Un patio a la salida de la cocina es huerta y lugar de almácigos y gajos, pasión de la dueña de casa (izquierda). La dueña de casa dejar resembrar las flores libremente.
Un patio a la salida de la cocina es huerta y lugar de almácigos y gajos, pasión de la dueña de casa (izquierda). La dueña de casa dejar resembrar las flores libremente. Fuente: Jardín - Crédito: Inés Clusellas

-¿Incorporaste algún elemento extravegetal?

-Me gustan los jardines naturales, donde las protagonistas son las plantas. Si hay elementos extravegetales serán los que sirven para el uso de los espacios, como bancos, fogones, juegos, etc.

-¿Cómo describirías el jardín?

-Un jardín con estructura, pero de contenido muy suelto, con todos los rincones necesarios para que María pueda divertirse, explorar y donde su personalidad se ve hoy muy reflejada, ya que el jardín fue mejorando año tras año gracias a sus intervenciones.

Fuente: Jardín

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.