srcset

Viajes Living

Una casa colonial en el centro amurallado de Cartagena, puertas adentro

Mariana Kratochwil
Inés Marini
(0)
5 de diciembre de 2018  

Como en cada uno de nuestros viajes para explorar tendencias, buscamos sumergirnos en costumbres y modos de vida distintos para traerles ideas que puedan inspirarlos para trasladar a sus casas. Nada mejor para lograrlo que vivir como un local.

Una puerta hacia la maravilla. Fue toda una sensación tener las llaves de este portón cartagenero.
Una puerta hacia la maravilla. Fue toda una sensación tener las llaves de este portón cartagenero. Crédito: Daniel Karp

Cuando encontramos esta casa en Airbnb, no dudamos que tenía lo que buscábamos: muros originales que envolvían una restauración respetuosa; un silencio fresco, apenas alterado por las aspas de los reconfortantes ventiladores; un mirador con vista de 360 grados al mar inmenso y las cúpulas doradas al amanecer.

La construcción tiene dos plantas cuyos ambientes miran a la galería.
La construcción tiene dos plantas cuyos ambientes miran a la galería. Crédito: Daniel Karp

Hubo algo que fue toda una sorpresa inicialmente (desde Buenos Aires, se entiende, porque después de nuestra estadía comprendimos que nos rodeó la generosidad como un halo permanente): la propuesta de disfrutar cada mañana de un desayuno cartagenero bien casero. Obvio, enseguida nos preguntamos si estaría incluido, y hacíamos cuentas (sin mucha idea) del con o el sin. Pero era con. Con jugo de lulo, arepas de huevo, patacones, ensaladas de frutas perfumadas, café de Colombia preparado en el momento.

"Me parece importante ofrecer ese cariñito de bienvenida, ese acto de cortesía, un detalle que te haga probar el sabor local auténtico", nos dice la dueña de casa. "La gente es como amorosa". "¿En general o acá?", le preguntamos. "Eso es de Cartagena".

La cocina y comedor están abiertos por el particular planteo de la casa.
La cocina y comedor están abiertos por el particular planteo de la casa. Crédito: Daniel Karp

Acá las casas suelen estar sobredimensionadas, pero en esta, al ser chiquita para los estándares generales, hubiera sido un tremendo error confinar la cocina
Arq. María Elvira Morales, Estudio Addax

Sobre una de las paredes del living, composición/ instalación hecha con bandejas con forma de hoja de plátano, motivo clásico si los hay.
Sobre una de las paredes del living, composición/ instalación hecha con bandejas con forma de hoja de plátano, motivo clásico si los hay. Crédito: Daniel Karp

Dos maneras de tener luz sin perder privacidad en esta casa a la calle: los "ojos de buey" muy cerca del cielo raso, y el sistema de persianas partidas, que permite cerrar la parte baja para protegerse de las inevitables miradas de los curiosos. Es que acercarse para ver los interiores tienta.

Por su parte, se restauraron las vigas originales del techo, e iluminaron de manera tenue para dirigir la vista hacia arriba y llamar la atención sobre sus líneas. Un efecto sutilmente teatral cuando son las únicas luces encendidas en este gran living con altura de iglesia y sin lámparas colgantes.

Los sofás y las mesas se hicieron a medida en consonancia con las grandes dimensiones del ambiente.
Los sofás y las mesas se hicieron a medida en consonancia con las grandes dimensiones del ambiente. Crédito: Daniel Karp

"Las ventanas son las originales, y si bien estaban en muy mal estado, se hizo un gran esfuerzo en su restauración porque la ley no permite alterar las fachadas".

Hay deco de estilo naval clásico y, también, simpáticamente kitsch, como esta sirena que emula los viejos mascarones de proa y que custodia la escalera hacia la planta alta.
Hay deco de estilo naval clásico y, también, simpáticamente kitsch, como esta sirena que emula los viejos mascarones de proa y que custodia la escalera hacia la planta alta. Crédito: Daniel Karp

Con piso de piedra, muros gruesos y techos altos, los cuartos son frescos.
Con piso de piedra, muros gruesos y techos altos, los cuartos son frescos. Crédito: Daniel Karp

Los balconcitos nos dan la sensación innegable de estar en el Caribe, depositándonos frente a las palmeras, un tamiz de luz que se balancea con la brisa y se suma al de las somnolientas persianas.

Un mueble antiguo que combina madera y mármol eleva un poco más al baño de la suite.
Un mueble antiguo que combina madera y mármol eleva un poco más al baño de la suite. Crédito: Daniel Karp

Desde la planta baja la escalera lleva al corredor de la suite y continúa hacia la terraza.
Desde la planta baja la escalera lleva al corredor de la suite y continúa hacia la terraza. Crédito: Daniel Karp

"De chiquita viví en Cartagena, ya que mi padre era marino y estuvo unos años apostado aquí. La ciudad evolucionó hacia algo turístico, pero a mí me queda arraigado el recuerdo de ir a comprar dulces a la droguería o el cine a cielo abierto. Vivo el presente, pero sintiendo el pasado", nos cuenta la dueña de casa.

Desde donde se mire, la exuberante vegetación se hace presente.
Desde donde se mire, la exuberante vegetación se hace presente. Crédito: Daniel Karp

"Casi todas las casas tienen un mirador. Por ventilación, por estética, por desahogo, tal vez, quien sabe, por un objetivo defensivo en el pasado. Entonces, de ahí la importancia de ver techos armónicos: todos son de tejas de barro hechas a mano, y las que estaban rotas se restauraron a la antigua usanza".

Después de la terraza con reposeras se accede al mirador: el lugar ideal para disfrutar del amanecer y el atardecer en esta ciudad torrida, en la que el sol empieza a picar a las 7 de la mañana.
Después de la terraza con reposeras se accede al mirador: el lugar ideal para disfrutar del amanecer y el atardecer en esta ciudad torrida, en la que el sol empieza a picar a las 7 de la mañana. Crédito: Daniel Karp

Cinco largos escalones dan paso a este refrescante espejo.
Cinco largos escalones dan paso a este refrescante espejo. Crédito: Daniel Karp

"La pileta es una incorporación moderna. Pero siempre, siempre, siempre había en las casas un patio central con plantas y aljibe".

Hacia la salida, pasillo con ladrillones originales.
Hacia la salida, pasillo con ladrillones originales. Crédito: Daniel Karp

Si bien hay bastante misterio con respecto al significado de las aldabas, aquellas con forma de león, dicen, están relacionadas con las familias vinculadas a la Iglesia o a lo militar, lo que en este caso coincidiría con la profesión de sus propietarios.

Vista de la calle de “nuestra casa”, a metros de la muralla sobre la que todos los atardeceres fuimos a caminar.
Vista de la calle de “nuestra casa”, a metros de la muralla sobre la que todos los atardeceres fuimos a caminar. Crédito: Daniel Karp

Caminando nos encontramos con un vendedor ambulante que llevaba uno de los canastos vistos en la casa.
Caminando nos encontramos con un vendedor ambulante que llevaba uno de los canastos vistos en la casa. Crédito: Daniel Karp

Seguimos recorriendo Cartagena en Living diciembre.
Seguimos recorriendo Cartagena en Living diciembre. Crédito: Daniel Karp

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.