srcset

Lifestyle

Underland: la fotógrafa de las historias subterráneas que emociona al mundo

Jesica Rizzo
(0)
20 de octubre de 2020  • 10:00

Desde que era muy pequeña a Tamara Merino le interesó la fotografía y hoy a sus casi 30 años es una de las jóvenes fotógrafas más relevantes de América Latina.

Su trabajo se centra en problemas humanos y socioculturales, la identidad y las comunidades subterráneas documentando la existencia y revelando los misterios de sus pobladores.

Su trabajo ha sido publicado en múltiples medios impresos y online como The New York Times, Washington Post y Der Spiegel, entre muchos otros. Su trabajo forma parte del Museo de Fotografía de la Humanidad PH-Museum al ser finalista en 2016 del prestigioso premio Inge Morath de Magnum. Fue seleccionada por Artpil y Photo Boite en 2018 como una de las 30 fotógrafas mujeres menores de 30 años y fue escogida por World Press Photo en el "6×6 Global Talent Program" de Latinoamérica. En septiembre pasado fue elegida como una de las ocho ganadoras del Emerging Explorers, grupo de agentes de cambio del mundo por National Geographic.

"Underland"

En exclusiva conversó con LA NACION sobre su proyecto: "Underland".

Gabriele Gouellain, una inmigrante alemana, espera en la cocina a que su marido regrese de la minería en Coober Pedy, pueblo situado al sur de Australia donde la mayoría de la población vive en casas subterráneas llamadas "dugouts" (2015)
Gabriele Gouellain, una inmigrante alemana, espera en la cocina a que su marido regrese de la minería en Coober Pedy, pueblo situado al sur de Australia donde la mayoría de la población vive en casas subterráneas llamadas "dugouts" (2015) Crédito: Gentileza Tamara Merino

- ¿Qué es lo que te llevó a fotografiar a las comunidades subterráneas?

En 2015 viví y viajé en una campervan por Australia. Y mientras cruzaba el desierto de Simpson se me pinchó una rueda y acabé en un pueblo increíble y bizarro llamado Coober Pedy. Me encantan este tipo de lugares, así que empecé a recorrer el pueblo y me encontré con una colina, con una puerta y una cruz en la parte superior. Entré y bajé por una alfombra roja y terminé dentro de una iglesia ortodoxa subterránea, con 8 o 9 velas encendidas, Jesús tallado en las paredes y todo limpio y ordenado. No había nadie adentro, pero supe inmediatamente que quería conocer esta comunidad y descubrir estas historias subterráneas... Así que me quedé. Y así es como nació mi proyecto a largo plazo "Underland", que documenta comunidades que viven bajo tierra o en casas cueva en diferentes países del mundo.

Niños juegan en cuevas abandonadas junto a su propia casa cueva en Andalucía. En el pasado, todas las cuevas estaban ocupadas, pero ahora hay múltiples residencias vacías en el pueblo (2018)
Niños juegan en cuevas abandonadas junto a su propia casa cueva en Andalucía. En el pasado, todas las cuevas estaban ocupadas, pero ahora hay múltiples residencias vacías en el pueblo (2018) Crédito: Gentileza Tamara Merino

- De entre todas las comunidades ¿por qué elegiste las de Coober Pedy (Australia), Andalucía (España) y Utah (Estados Unidos)?

Australia fue gracias a la "serendipity" y antes de llegar no sabía que había gente viviendo bajo tierra en ningún lugar del mundo, pero mientras estaba allí me sentí muy intrigada y tuve la necesidad de entender por qué la gente elige vivir bajo tierra hoy en día. Entonces empecé a hacer una investigación muy profunda en la que ya llevo varios años. Los primeros capítulos de "Underland" pretenden cubrir una comunidad en cada continente, por eso España y Estados Unidos.

Goran Dakovic, un minero de Yugoslavia, busca cualquier rastro de ópalo en la pared. Desde 1915, Coober Pedy en Australia ha sido explotado para la extracción de ópalo, una piedra preciosa valorada en millones de dólares (2016)
Goran Dakovic, un minero de Yugoslavia, busca cualquier rastro de ópalo en la pared. Desde 1915, Coober Pedy en Australia ha sido explotado para la extracción de ópalo, una piedra preciosa valorada en millones de dólares (2016) Crédito: Gentileza Tamara Merino

- ¿Qué tienen en común y qué de diferente vivir bajo tierra en esas comunidades? ¿Cómo es su día a día?

Cada una de las comunidades que he documentado - desde Australia y España hasta los Estados Unidos - tienen su propia razón sociocultural, ambiental, económica o religiosa para vivir bajo tierra. Sin embargo, algo que tienen en común es que vivir bajo tierra es una solución ecológica y optimista para el medio ambiente, ya que es completamente autosuficiente y reduce el impacto en el terreno a través de una huella de carbono prácticamente nula.

- ¿Cuál es la que más te impactó?

Cada una de las comunidades tiene su propia magia, que te envuelve rápidamente. Son comunidades únicas y alucinantes. ¡Sería imposible elegir una! Podría decir que Australia fue impactante, porque fue la primera vez que viví en una casa subterránea y que experimenté esta nueva manera de habitar el mundo.

La familia Knecht está cenando en su casa de la cueva en Utah, Estados Unidos. Esta fue la primera casa cueva construida en los años 1975 por Bob Foster, el creador de la comunidad (2018)
La familia Knecht está cenando en su casa de la cueva en Utah, Estados Unidos. Esta fue la primera casa cueva construida en los años 1975 por Bob Foster, el creador de la comunidad (2018) Crédito: Gentileza Tamara Merino

- ¿Cómo es la situación de las mujeres y los niños en esas comunidades?

Las tres comunidades son bastante diferentes entre sí. Sin embargo, en general los niños tienen un estilo de vida normal y libre. Van al colegio en el caso de Australia y España, y en Estados Unidos hacen Homeschooling. En Australia la mayoría quiere ser minero de ópalo, ya que es como un cuento de hadas crecer en una casa subterránea construida en un vasto desierto lleno de tesoros por encontrar. "Voy a ser el mejor minero y voy a encontrar el ópalo más grande del mundo", dice el hijo de ocho años de Shane, un ex minero y actualmente cortador de ópalo. Sus siete hijos suelen ir al patio o a las colinas cercanas a su casa para encontrar ópalo. Sus hijos tienen una asombrosa y gran colección de ópalos que han encontrado por sí mismos a lo largo de los años. Coober Pedy no tiene Universidad, así que los jóvenes que quieran tener una carrera profesional tendrán que mudarse a ciudades grandes. Las mujeres en Australia están dedicadas a la minería o la joyería de ópalo. En España tienen diversos trabajos y entretenimientos, y en Estados Unidos al ser una comunidad polígama, las mujeres están más dedicadas a los quehaceres del hogar y a la educación de sus hijos.

Enoch Foster y tres de sus hijos leen la Biblia mormona durante la iglesia dominical, que tiene lugar en una de las cuevas de la comunidad en Utah (2018)
Enoch Foster y tres de sus hijos leen la Biblia mormona durante la iglesia dominical, que tiene lugar en una de las cuevas de la comunidad en Utah (2018) Crédito: Gentileza Tamara Merino

- ¿Qué aprendiste de esta experiencia?

Aprendí que todos habitamos el mundo de maneras diferentes, pero de una forma u otra, todos tenemos una fuerte relación con el medio ambiente que nos rodea. Y este impacta sobre nosotros, así como nosotros impactamos sobre él. Hay que comprender que no estamos separados de la naturaleza, si no que somos una con ella.

Tocuato López nació en las cuevas de Guadix en Andalucía, España y ha vivido allí toda su vida. Su habitación está situada en lo profundo de la formación y no tiene ventanas ni luz natural (2018)
Tocuato López nació en las cuevas de Guadix en Andalucía, España y ha vivido allí toda su vida. Su habitación está situada en lo profundo de la formación y no tiene ventanas ni luz natural (2018) Crédito: Gentileza Tamara Merino

- ¿Qué significó recibir el premio de National Geographic como Emerging Explorers 2020?

Ser exploradora de National Geographic era un gran sueño, pero jamás pensé que llegaría de esta manera tan inesperada y fortuita. Recibí una llamada de parte del staff de National Geographic y me dijeron que me habían elegido como una de los ocho "Emerging Explorers" del mundo. ¡Cuando recibí la noticia lloré literalmente! No podía creer lo que estaba escuchando y creo que dije "gracias" 100 veces durante la llamada con el staff de Nat Geo. En ese minuto y hasta ahora siento mucha felicidad, orgullo y me siento tremendamente honrada por este increíble premio y por el reconocimiento hacia mi trabajo. Esto demuestra una vez más que todo lo que he hecho con tanto amor, pasión y trabajo duro, es valorado y toca los corazones y las mentes de otras personas. ¡Y eso es impagable! Además del honor de recibir este reconocimiento, gracias a la ayuda financiera del premio, podré continuar mi proyecto "Underland" y seguir documentando comunidades subterráneas alrededor del mundo. ¡También es un tremendo honor estar junto a un grupo tan admirable de exploradores de diferentes disciplinas de todo el mundo que admiro muchísimo! Entre ellos una bióloga marina, un científico computacional, un activista de la vida salvaje, un diseñador industrial, una ingeniera de software y un educador en ciencias ambientales.

- ¿Cuáles son las próximas comunidades que vas a fotografiar?

Los próximos capítulos serán en Túnez y China.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.