srcset

Paisajismo

Vacaciones al aire libre: cuatro parques gratuitos para disfrutar del verde en la Ciudad

(0)
24 de julio de 2019  • 00:22

No hay mejor momento que las vacaciones para que los chicos disfruten de la naturaleza y se vinculen con ella, algo difícil de hacer cuando la rutina escolar es la que marca sus agendas. Un picnic, una salida de exploración, un juego con pelotas o simplemente una partida de escoba de quince en el césped: no se trata de grandes planes, sino de estar al aire libre, con los pies en la tierra, rodeados de plantas, árboles o lagos. Para ese tipo de actividades, la Ciudad de Buenos Aires tiene una oferta interesante, ya que al entretenimiento y la recreación, los visitantes pueden aprender sobre plantas o aves en un entorno de alto valor paisajístico. Aquí, cuatro propuestas gratuitas.

Ecoparque de la Ciudad de Buenos Aires

  • Las Heras y Sarmiento (Entrada Plaza Italia). Libertador y Sarmiento (Entrada Libertador)
  • Martes a viernes, de 10 a 17
  • Entrada gratuita

Hasta hace muy poco, el Ecoparque fue un zoológico. Hoy busca convertirse en un atractivo amigable con el medio ambiente.
Hasta hace muy poco, el Ecoparque fue un zoológico. Hoy busca convertirse en un atractivo amigable con el medio ambiente. Fuente: Jardín - Crédito: Inés Clusellas

Lo que fue el Jardín Zoológico de la ciudad de Buenos Aires, cerrado al público definitivamente en 2017, inició su proceso para convertirse en Ecoparque. Este proyecto surgió de la idea de propiciar una sociedad más respetuosa de la naturaleza y donde los animales no estén en exhibición lejos de su hábitat natural. Surgió con el objetivo de contribuir a la conservación de la biodiversidad, promover la educación ambiental y fomentar el desarrollo sustentable. El proyecto propone conocer la biodiversidad de nuestro país a través de las ecorregiones y hace foco, sobre todo, en las especies nativas.

A lo largo del recorrido, se puede aprender sobre ellas con la ayuda de carteles en los que figuran su nombre comunes y científicos. Uno de los espacios protagonistas es el que recrea una pequeña isla del Delta, con sus ambientes, la flora silvestre y la fauna en condiciones controladas. El Ecoparque cuenta con un vivero propio, donde se producen muchas de las especies utilizadas.

Actividades

Hay visitas guiadas para escuelas e instituciones, de lunes a viernes, y también para grupos de vecinos (los viernes, previa inscripción), que incluyen charlas sobre los proyectos de conservación. Además, los martes, de 14 a 17, y un sábado por mes a la mañana, hay grupos de voluntarios que trabajan en el jardín, dentro del Programa de Registro y Monitoreo de Flora y su Fauna Asociada, también con inscripción previa. Se hacen tareas en el vivero, control de especies exóticas invasoras, recolección de semillas, manejo de plantas acuáticas en los lugares de agua, etc.

Parque de las Ciencias

  • Todos los días hasta las 19
  • www.buenosaires.gob.ar
  • Entrada gratuita

Alturas y colores atraen a los chicos en el Parque de las Ciencias.
Alturas y colores atraen a los chicos en el Parque de las Ciencias. Fuente: Jardín - Crédito: Inés Clusellas

Allí donde había antiguas bodegas en las que se almacenaba el vino que llegaba desde la región de Cuyo en el siglo pasado, hoy funciona el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Nación, cuyo inmenso parque de juegos atrae a los niños con imágenes afines a la ciencia, la biología y la genética.

Mientras un joven bosque con especies nativas sigue tomando volumen, este sitio de Palermo atrae cada vez a más visitantes y gana popularidad en la Ciudad. Cuenta con una terraza que se va escalonando con hexágonos de césped y concreto; estas formas se repiten en la extensión del parque y crean un punto de encuentro, además de funcionar como bancos o lugares donde los chicos pueden subir y bajar, ya que tienen distintas alturas. Los juegos se diseñaron especialmente para este proyecto y se ubican en el espacio central: son muy variados en cuanto a colores y formas, para atraer la atención de los más pequeños. Árboles que dan sombra, macizos de gramíneas y arbustos aportan movimiento y color al paseo.

El Parque de las Ciencias alberga juegos con diseños que evocan la temática científica.
El Parque de las Ciencias alberga juegos con diseños que evocan la temática científica. Fuente: Jardín - Crédito: Inés Clusellas

Parque de Exposiciones y Convenciones

  • Av Figueroa Alcorta entre la Facultad de Derecho y el Parque Thays, Recoleta.
  • Entrada gratuita

El Parque de Exposiciones y Convenciones impacta por el colorido y las texturas de sus plantaciones.
El Parque de Exposiciones y Convenciones impacta por el colorido y las texturas de sus plantaciones. Fuente: Jardín - Crédito: Inés Clusellas

Quienes visiten este espacio, con impronta de pradera de especies nativas, podrán recorrer senderos entre verbenas, lantanas y gramíneas. También, descansar en un espacio central más despojado donde predominan las lomas de césped. Tres grandes ejemplares de tipas son los viejos centinelas de la plaza seca.

En primavera y verano, cuando las especies florecen, las mariposas son una constante en este parque, además de otros animales que se benefician con sus plantas, ya que anidan y se alimentan de ellas.

Este parque se inauguró en 2017 y va desde la Facultad de Derecho hasta el Parque Thays; es un punto de encuentro de peatones y transporte, ya que ahí se encuentra una estación de subte recientemente inaugurada.

Jardín Japonés

  • Av. Figueroa Alcorta y Av. Casares.
  • Lunes a domingos, de 10 a 18. Gratis para menores de 12 años, jubilados y pensionados

El Jardín Japonés, creado en 1967, sigue atrayendo a los visitantes como desde sus inicios, en 1967.
El Jardín Japonés, creado en 1967, sigue atrayendo a los visitantes como desde sus inicios, en 1967. Fuente: Jardín - Crédito: Inés Clusellas

Se trata de un pedacito de Japón en Buenos Aires, visitado a diario por numerosos turistas y residentes, que pasean por sus puentes y pasarelas, además de disfrutar de cada uno de sus rincones. Macizos de azaleas, ciruelos y camelias recrean el clima japonés, junto a ejemplares de Ginkgo biloba y cedros, que despliegan toda su magnificencia. Cuenta con un vivero con gran variedad de especies vegetales y numerosos bonsáis. Con el tiempo, la naturaleza hizo su trabajo, acompañada de un buen mantenimiento, para que el jardín esté cada vez mejor. A la cuestión paisajística se añade un plus: un restaurante, famoso por su excelente sushi.

Fue construido por la colectividad japonesa como forma de agradecer a la Argentina el recibimiento que les dieron a los inmigrantes de su país. La idea fue crear un lugar de encuentro entre los japoneses que vivían en la Argentina y los herederos al trono imperial, Michiko y Akihito, que vendrían de visita. Así fue como en 50 días pudieron construir este jardín, que se inauguró el 17 de mayo de 1967.

Por: María Inés Vilela

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.