Youtubers: de cultura emergente a parte del mainstream

Media Fest, el evento que reúne a los youtubers del momento, se realizará hoy en Tecnópolis
Media Fest, el evento que reúne a los youtubers del momento, se realizará hoy en Tecnópolis Fuente: LA NACION - Crédito: Gentileza
Laura Reina
(0)
4 de mayo de 2019  

Hubo una vez, no tan atrás en el tiempo, en la que YouTube era un territorio casi inexpugnable, hogar de jóvenes desconocidos con nombres rutilantes que decían y hacían cosas graciosas frente a la pantalla o que jugaban el jueguito de moda y filmaban sus reacciones para un público acotado, muy de nicho. Representaban algo así como el underground del entretenimiento, un submundo alternativo que estaba años luz de la televisión y los demás pasatiempos tradicionales. Eso fue hace apenas un lustro y las cosas cambiaron bastante. Porque esos desconocidos hoy son estrellas que facturan millones, son buscados por las grandes marcas y hasta han dado el salto al sistema tradicional de medios, con la participación en programas masivos, la presentación en festivales multitudinarios y la publicación de libros, lo que ha motivado a definirlos como "artistas 360".

El caso local más conocido es el de Julián Serrano y Sofía Morandi, que participaron de la edición 2018 de "Bailando por un Sueño" y... ganaron de forma contundente. Con 3 millones de suscriptores en sus canales de YouTube entre ambos, tenían una base más que importante de fans que saltaron de la plataforma de YouTube a la pantalla grande solo para verlos a ellos. En España, Verdeliss, una youtuber que muestra su vida caótica de madre de familia numerosa, entró hace poco a Gran Hermano vip para que su millón y medio de suscriptores y otros tantos pudieran verla en el prime time de la televisión española atravesando los últimos meses de su séptimo embarazo. Todos sabían quién era ella; la discusión pasaba por si le valía el mote de "famosa vip."

De artistas ignotos a estrellas; de cultura alternativa a mainstream. El ascenso de los youtubers ha sido tan vertiginoso que muy pocos pudieron anticipar su verdadero potencial. Uno de ellos fue José Luis Massa, el creador del Club Media Fest -la organizadora del festival que reúne a los youtubers más importantes del momento, que hoy se está desarrollando en Tecnópolis con tickets agotados- y que apostó a este formato por primera vez en 2015, cuando la cultura youtuber comenzaba apenas a insinuarse.

"Nadie creía en ese momento en este fenómeno. Cuando arrancamos con el Media Fest no existía Instagram, por ejemplo. Hoy con más plataformas como Tic Toc y Twich el fenómeno crece y se renueva. Los artistas son cada vez más jóvenes y sus seguidores también. Lo que antes era algo que emergía hoy es el principal medio de entretenimiento para los más chicos", dice Massa, que estuvo ligado desde siempre a la cultura, primero desde el rock y el pop nacional hasta fenómenos televisivos con el sello Disney detrás. Hoy, en cambio, se codea con nombres como Calle y Poché, un dúo de chicas colombianas que son (¿o juegan? a ser) pareja y que acaban de editar un libro que cuenta su historia de amor; con los Martínez Twins de España, con Fedecole, Pautips, El Demente y Pedrito VM, por nombrar solo algunos de los youtubersque participan de esta edición que supo tener, en años anteriores, a El Rubius y Germán Garmendia, dos superestrellas que trascendieron la plataforma.

"Hay un cambio de paradigma iniciado por YouTube, que después lo siguió el resto de las plataformas como Netflix. Frente a las grandes corporaciones aparecían un Rubius, un Vegeta, que tenían una audiencia más fuerte que ellas en el target de los más jóvenes. YouTube ya no es una plataforma de innovación, de prueba, es una plataforma tradicional", dice Massa, que valora sobre todo el hecho de que los artistas jóvenes puedan mostrar lo que hacen sin pasar por un casting o una producción que baja línea y que suele ser frustrante. "Si tenés cierto talento para actuar o cantar te abrís un canal, que te miren es secundario. Pero la prueba la podés hacer -sostiene-. Los youtubers producen un contenido más parecido al público que los sigue. Es más natural", sostiene Massa.

El riesgo: ¿menos frescura?

Sin embargo, algunos creen que esa frescura que los caracterizaba en sus inicios puede estar en jaque al empezar a formar parte de la cultura que ellos mismos contribuyeron a destronar. Y muchos se preguntan si los youtubers no terminarán transformándose en más de lo mismo. Massa lo pone duda: "Es cierto que todo negocio audiovisual está soportado por las grandes marcas -reconoce-. Pero este nuevo público no tolera la publicidad invasiva, le molesta que lo interrumpa una marca. No lo va a tolerar. Por eso no creo que estos nuevos artistas se dejen prostituir desde el punto de vista del contenido. Aquellos artistas jóvenes que salen de la plataforma, que construyen contenido por afuera, que crecen, tendrán que adaptarse a la realidad de esa lógica", vaticina el creador del Club Media Fest, que calcula que a Tecnópolis asistirán unas 12.000 personas.

Hace poco El Rubius participó del aviso de una conocida gaseosa de color naranja y muchos salieron a criticarlo. Pero los youtubers se defienden: "Gracias a las marcas y a la gente podemos hacer que esto que hacemos sea un trabajo y no un hobby", dice Fede Vigevani, uno de los participantes de esta edición del Media Fest, que abrió su canal en 2009 con un video de una broma telefónica. A partir de ahí todo fue en ascenso: hoy tiene más de 2 millones de suscriptores que lo veneran como a un ídolo. "Lo importante es hacer algo original, auténtico. Y ser constante con los videos y el contenido", recomienda Fede, que además se juntó con Nicole García, una youtuber colombiana y crearon juntos el canal Fedecole. Además de artística, su relación es amorosa: son pareja y muchos los critican por eso. Su último video, Roast Yourself Challenge, lo dice claro: "Dicen que estamos juntos por los views, que me convenía enamorarlo para llamar la atención", canta ella. Él acota: "Dicen que desde que está a mi lado todo lo bueno se ha terminado". Lo cierto es que Fedecole tiene 650.000 suscriptores, una cifra para nada despreciable aunque bastante menor que la alcanzada por él en soledad.

Los gemelos Martínez Twins, otros de los artistas invitados al gran evento, que tienen el canal desde 2016, cuentan que la forma de entretener a través de la plataforma es más directa y on demand. "Es cara a cara, lo que nuestros casi 5 millones de seguidores nos piden nosotros lo hacemos. Nos sentimos parte del mainstream; lo bueno es que nuestro arte puede llegar a más personas. No tenemos que pensar en ser mejores que los demás, sino en ser nosotros mismos. Y por supuesto lo más importante es innovar".

Calle y Poché empezaron su canal a fines de 2015, más que nada como un "escape". Pero, según cuentan las chicas que son las artistas más destacadas de esta edición del festival con más de 6 millones de suscritores, pronto se volvió algo "serio". "Nos gustabacomunicar, veníamos de una academia artística en Colombia y sentimos que Youtube era el medio más adecuado para nosotras para expresar todo ese lado artístico -recuerdan-. Empezamos con videos de baile y le metimos contenido social. A diferencia de la televisión y los sistemas tradicionales, el contenido que producimos es global, apenas subís un video está disponible en cualquier parte del mundo", aseguran las chicas colombianas que son furor.

Sin embargo, el sistema tradicional de medios todavía se resiste bastante a reconocer a los youtubers como parte de la cultura dominante. Pero lejos de ser un problema, para los jóvenes surgidos de la plataforma de entretenimiento, ésa una buena noticia.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.