Susana Thénon, la poeta esquiva, entre la intimidad y la disidencia

Daniel Gigena
Daniel Gigena LA NACION
Susana Thénon
Susana Thénon Crédito: Escritores.org
(0)
15 de marzo de 2019  • 02:08

El próximo domingo al atardecer, en una cita con la poesía a metros del Parque Centenario, se podrá esquivar la melancolía que irradia la cercanía del lunes. En el ciclo La Vuelta Entera, que este año organizan los poetas Verónica Yattah y Juan Fernando García, se homenajeará a una de las grandes (y secretas) escritoras argentinas: la poeta Susana Thénon (1935-1991). Para muchos lectores, Thénon será siempre la mujer joven de pelo corto y mirada luminosa, detrás de unos grandes anteojos, que sonríe a la cámara de Anatole Saderman. Y, desde ya, la autora de Ova completa, libro de poemas donde las voces de poetas clásicos y modernos se enlazan en una especie de payada con fraseo rioplatense.

Aunque fue admirada por poetas y críticos de su generación, los libros de Thénon eran imposibles de conseguir, excepto para los visitantes frecuentes de bibliotecas públicas, los amigos de poetas y los visitantes obcecados de las librerías de usados. Diez años después de su muerte, Corregidor publicó la obra completa de Thénon en dos tomos, con el título La morada imposible. "Espía y poeta, Susana Thénon soñaba con una literatura que cupiera en el hueco de la mano de un niño", escribió en el prólogo María Negroni, una de las editoras de la obra junto con Ana María Barrenechea. ¿Qué podía significar ese sueño literario? La poesía de Thénon se asemeja a una flor, a una rana pequeña, a una piedra.

La Vuelta Entera se caracteriza por ser un ciclo de lectura de libros completos de poesía, que comenzó el año pasado (el lugar de García lo ocupaba la poeta y periodista Gabriela Borrelli Azara). Ya hubo tres fechas en 2018, y se leyeron en público Como mil flores, de Macky Corbalán; El mal amor, de José Sbarra, y Crucero ecuatorial, de Diana Bellessi. "Pensamos que faltaba un ciclo estable de lecturas de libros completos -cuenta Yattah-. La idea es reivindicar el libro como un viaje, por eso se lee de principio a fin, por distintas voces. Las personas que vienen a leer tienen siempre algún vínculo afectivo con el libro elegido".

Este domingo será la primera fecha de 2019 y se leerá, en forma completa, Ova completa, "ese librazo de Thénon", como lo define Yattah. "La lectura es sin interrupciones, lo único que hay son mínimas pausas entre voz y voz. Van a leer Lula Bauer, Aye Pín, Susana Villalba, María Inés Aldaburu y Melina Varnavoglou. Son tres poetas, una actriz y una fotógrafa. Las invitamos para reivindicar las dos vetas de Thénon, que fue poeta y fotógrafa". Thénon prologó un libro de fotografías sobre el arte y la figura de la bailarina Iris Scaccheri, Iris Scaccheri. Brindis a la danza.

Los actuales organizadores del ciclo recuerdan uno de los poemas más célebres de Thénon, "Por qué grita esa mujer". Ambos señalan que, si se lo lee a la luz del presente (leer como se leía en el pasado no es tan sencillo como se cree), parece tejer lazos estrechos con las luchas que da el feminismo en la actualidad. "Es un poema que se lee en las facultades y en lecturas públicas en relación con la legalización del aborto", dice Yattah. Escrito en 1987, están en dosis justas los recursos habituales de la escritura de Thénon: lirismo, sorna, crítica y un oído afinado para el tamborileo del drama.

¿por qué grita esa mujer?

¿por qué grita?

¿por qué grita esa mujer?

andá a saber

esa mujer ¿por qué grita?

andá a saber

mirá que flores bonitas

¿por qué grita?

jacintos margaritas

¿por qué?

¿por qué qué?

¿por qué grita esa mujer?

¿y esa mujer?

¿y esa mujer?

vaya a saber

estará loca esa mujer

mirá mirá los espejitos

¿será por su corcel?

andá a saber

¿y dónde oíste

la palabra corcel?

es un secreto esa mujer

¿por qué grita?

mirá las margaritas

la mujer

espejitos

pajaritas

que no cantan

¿por qué grita?

que no vuelan

¿por qué grita?

que no estorban

la mujer

y esa mujer

¿y estaba loca mujer?

Ya no grita

(¿te acordás de esa mujer?)

"Vamos a reivindicar a una figura esquiva de la escena pública -señala García-. No es la misma autora que leímos hace veinticinco años que la de hoy. Una de las invitadas, Aye Pin, habla de su poesía como escritura disidente. Algo que en los años noventa no se pensaba". ¿Cómo nos acordamos ahora de esa mujer llamada Susana Thénon?

Para conocer su obra de cerca, en la intimidad que el crepúsculo del domingo puede proveer, hay que acercarse hasta Casa Brandon (Luis María Drago 236), a las 20. La entrada es libre y gratuita.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?