Reseña: Jitler, de Gabriel Báñez

Una trama ficticia y verdadera
Una trama ficticia y verdadera
Felipe Fernández
(0)
27 de mayo de 2018  

Las cosas verdaderas llegan a un punto en que, de tan gastadas, dejan de serlo", dice el anónimo periodista y narrador de Jitler, nouvelle póstuma del platense Gabriel Báñez (1951-2009). La frase sintetiza la propuesta de la obra, que gira en torno de la presencia nazi en la Argentina y tiene como punto de partida el descubrimiento de unos escritos por parte del protagonista, en 1984. El autor de uno de ellos, "Textos eróticos del Río de la Plata", es Robert Lehmann-Nitsche (1872 –1938). Este científico alemán, un personaje real, fue jefe de Antropología del Museo de La Plata.

La trama suma los nombres de los austríacos Oswald Menghin (designado, en 1957, profesor en la Universidad Nacional de la Plata) y Aribert Heim (médico acusado de haber asesinado a centenares de prisioneros en campos de concentración). También se citan fragmentos de unas extravagantes "Investigaciones Astromitológicas de la Fantasía Humana en la Argentina" que hablan del "carácter amoral comprobado en la conducta de los aborígenes originarios".

Báñez incursiona con comodidad en varios registros –de lo erudito a lo coloquial–, siempre fiel a un sentido lúdico de la literatura. Mediante una combinación de datos ficticios y verdaderos, la nouvelle explora, además, las fabulaciones sobre la posible huida de Hitler a nuestro país. Aunque el argumento por momentos corre el riesgo de enredarse en un exceso de información, Báñez (autor, entre otras novelas, de Paredón paredón y Cultura) supo resistir la tentación de excederse en los elementos disparatados y optó, apoyado en su sólida prosa, por una saludable concisión.

Jitler

Por Gabriel Báñez

La Comuna. 111 páginas $ 100

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.