Alberto Fernández y el jefe de la OIT charlaron sobre el acuerdo con gremios y empresarios

El presidente electo recibió hoy al director general de la Organización Internacional del Trabajo, el británico Guy Ryder; hablaron del "nuevo contrato social"
El presidente electo recibió hoy al director general de la Organización Internacional del Trabajo, el británico Guy Ryder; hablaron del "nuevo contrato social" Fuente: LA NACION - Crédito: Prensa Frente de Todos
Alan Soria Guadalupe
(0)
9 de diciembre de 2019  • 14:25

Alberto Fernández recibió hoy al titular de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), Guy Ryder, con quien acordó relanzar la relación entre la Argentina y el ente, y mantenerse en contacto permanente mientras se toman medidas destinadas a salir de la crisis.

La muestra de la intención de profundizar el vínculo será la participación de Ryder, mañana, en la asunción presidencial de Fernández. Será la primera a vez que un titular de la OIT asiste al traspaso de mando de un presidente argentino.

Con una situación social delicada como fondo, el presidente electo y el exsindicalista británico conversaron en las oficinas de Fernández en Puerto Madero sobre las alternativas para no afectar al mercado del trabajo durante los próximos meses.

Según indicaron testigos de la reunión, que duró media hora, el proyecto del presidente electo de confirmar un consejo económico y social y la presión de la deuda externa fueron temas centrales del diálogo.

Fernández le dijo a Ryder que necesitará de la ayuda de la OIT para "un nuevo contrato social" y para sumarse al "diálogo con empresarios y sindicatos". También remarcaron el desafío "muy grande" de encontrar una salida a la crisis económica y su impacto en el tejido social.

Los dirigentes hablaron además del "condicionamiento" que representa la deuda con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para el crecimiento de la economía en el corto plazo. Se conversó sobre la intención de encontrar "una salida innovadora".

Participó del encuentro el ministro de Trabajo designado por Fernández, Claudio Moroni; el director de la oficina argentina de la OIT Pedro Américo Furtado de Olivera, el director del organismo para el Cono Sur, Fabio Bertranou, y el asesor de Ryder en Ginebra Christian Ramos.

Ryder, por su parte, le planteó a Fernández que la OIT está "disponible" para la Argentina, país con el que tiene una "relación muy fuerte".

"La Argentina ha sido una protagonista muy importante en nuestra organización y la OIT siempre ha estado presente aquí, incluso en momentos difíciles. Estamos a disposición de la Argentina, siempre con los valores y objetivos de nuestra organización", dijo más temprano.

El encuentro con Fernández fue en el inicio de una agenda cargada de Ryder en el país. Minutos antes de verse con el presidente electo, el británico se había reunido con representantes de la CGT y de las dos CTA en la sede de la Uocra, en el barrio de San Nicolás. Allí mantuvo un encuentro de una hora con dirigentes como Héctor Daer (CGT), Gerardo Martínez (Uocra), Julio Piumato (Judiciales), Roberto Baradel (Suteba), Omar Viviani (Taxis) y José Luis Lingeri (Obras Sanitarias), entre otros.

En una breve conversación con la prensa a la salida del encuentro con las centrales obreras, Ryder admitió quedarse con "una impresión muy fuerte por la voluntad de unidad sindical frente a los desafíos del nuevo gobierno", ademas de que percibió "optimismo" de los gremialistas argentinos.

"Hay una voluntad de unidad de acción compatibilizada con cierto optimismo ante la nueva etapa. Todo se expresa a través de una gran interés del movimiento sindical de institucionalizar los procesos de diálogo social. El presidente electo ha hablado de un Consejo Económico y Social y de un pacto social para el futuro. Lo que me llevo de esta charla es muy favorable para que este diálogo juegue su papel ante los desafíos en materia de políticas financieras o sindical", señaló.

En el encuentro también se habló de la reciente ola de protestas en varios países de América Latina, "incluso en países que tienen un crecimiento económico importante". Según Ryder, se trata de convulsiones que tienen como denominador común la "búsqueda de justicia social".

Invitado por Fernández a la asunción y asiduo visitante de nuestro país, Ryder también aprovechó su paso por la Argentina para asistir a la celebración de los primeros 50 años de la oficina de la OIT en Buenos Aires y para reunirse con la Unión Industrial Argentina (UIA).

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.