Alberto Fernández minimizó el contrapunto por el aborto en el Vaticano: "Parolin hizo una mención al pasar"

El Presidente se reunió durante 44 minutos con el Papa
El Presidente se reunió durante 44 minutos con el Papa Fuente: AFP - Crédito: REMO CASILLI
(0)
1 de febrero de 2020  • 09:34

Desde Roma, el presidente Alberto Fernández restó importancia a la referencia sobre el aborto que existió ayer en sus reuniones en el Vaticano y al contrapunto alrededor del asunto durante la jornada de ayer, dado que mientras él había afirmado que el tema no se había tratado y luego la Santa Sede lo rectificó.

"No logro entender por qué tanta vocación de confundir las cosas. Si hay algo que no hago es mentir, digo lo que puedo decir sin mentir nunca", dijo Fernández sobre el tema esta mañana en una entrevista con Radio 10.

"Con el Papa el tema del aborto no se abordó. El secretario de Estado [ Pietro Parolin] hizo una mención al pasar sobre cuál es la posición de la Iglesia que todos conocemos. Lo escuché y seguimos hablando de otra cosa", relató el Presidente.

Ayer, en una conferencia de prensa tras su audiencia a solas con Francisco, Fernández dijo que no había tratado el tema del aborto con el Papa ni con Parolin. Sin embargo, poco después la Santa Sede informó en un comunicado que se había hablado de "la protección de la vida desde su concepción". Finalmente, el mandatario admitió que el secretario de Estado del Vaticano (una suerte de canciller) le había manifestado "su preocupación por el tema", mientras el Gobierno prepara un proyecto para avanzar en la legalización.

Según publicó hoy LA NACION, Fernández no se quedó callado ante el planteo de Parolin. "San Agustín y Santo Tomás dicen otra cosa", sostuvo, retomando argumentos de la materia que dictaba en la Facultad de Derecho referida a la conveniencia jurídica de la despenalización del aborto. La conversación derivó hacia otros temas, siempre según fuentes de la delegación.

El presidente retomó la cuestión minutos después, detallaron en la comitiva, cuando Parolin manifestó su preocupación por la disminución de fieles católicos en la Argentina y el aumento de las iglesias pentecostales. "Ellos también se oponen a la legalización del aborto, pero están a favor de los métodos de prevención del embarazo", advirtió Fernández, antes de destacar el trabajo de los curas villeros promovidos por Francisco.

Esta mañana, en la entrevista con Radio 10, Fernández agregó: "Todos saben cuál es mi posición, que no es en contra de la Iglesia. Es una posición de salud pública. Con el Papa el tema ni lo rocé".

"El secretario de Estado hizo una mención para 'fijar soberanía', recordarme lo que ya sé que piensa la Iglesia. No entiendo por qué se esmeran en tratar de hacer aparecer un conflicto donde no existe. Francamente no lo entiendo. La única explicación que hay es que muchos necesitan la discrepancia en la Argentina, profundizar eso que llaman grieta", continuó el Presidente.

"Con el Papa hablamos de los problemas que nos preocupan y de ver el modo que él puede ayudarnos", repitió Fernández sobre su reunión de 44 minutos con Jorge Bergoglio, en la que le pidió ayuda por el tema de la deuda del FMI. "Ayer fue formidable todo", subrayó.

Defendió a Axel Kicillof

En su gira por Europa, el presidente se refirió a la deuda de las provincias y aprovechó para defender al gobernador bonarense, Axel Kicillof. "Los acreedores quieren cobrar todo rápido, pero los acreedores deben comprender que, por ejemplo, la provincia de Buenos Aires ha quedado en una situación de quebranto profundo y que el Estado nacional no puede andar socorriendo a todas las provincias porque también tiene sus obligaciones".

"Acá lo que ha pasado es que muchas provincias se han endeudado en dólares y han generado deuda que les cuesta sostener como es el caso de la provincia de Buenos Aires pero también de Córdoba, Mendoza, Chubut y Tierra del Fuego", sostuvo el mandatario.

En este sentido, sostuvo que si bien "son problemas que deben resolver las provincias", se trata de algo que le "preocupa" y por eso está "en permanente contacto" con el gobernador Kicillof.

"Estoy muy atento a lo que está pasando en esa negociación. Como tal hay que tener paciencia porque cada parte juega sus cartas. Lo que está pidiendo Axel es solamente tiempo", explicó.

Fernández sostuvo que "las dificultades que tiene Axel Kicillof para hacer frente a la situación es por el estado calamitoso en que dejaron las cuentas públicas de la provincia de Buenos Aires".

"No fuimos nosotros quienes dejamos las arcas vacías", dijo al criticar la gestión de Cambiemos.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.