Jorge Altamira, de la revolución proletaria a la guerra en Twitter

Fuente: LA NACION
Ácido y provocador, el líder del Partido Obrero es uno de los políticos más activos en la red social
Alan Soria Guadalupe
(0)
15 de septiembre de 2016  • 13:49

Termina un día de alto contenido académico y de puños en alto en defensa del marxismo. Jorge Altamira se baja del colectivo, llega a su casa, se tira en el sillón y ataca Twitter. En media hora puede llegar a tuitear lo que a cualquier otro usuario le llevaría una tarde. El líder del Partido Obrero hoy es uno de los políticos argentinos que más explota la red social del pajarito.

Si le escribís sobre política internacional, te responde; si le insinuás que para ser revolucionario está muy quieto, te pide que le pongas fecha a la revolución. Y si le decís que es diabólico, te sale con un “Yes, Sir”. ¡Y todo con las pantuflas puestas!

Con casi 50 mil seguidores y más de 13.600 tuits, el dirigente comenta lo que se le cruza o, en sus propias palabras, lo que le parece “interesante” o “merecedor de cierto desarrollo”.

Sin embargo, ojo que no contesta a todo.

En diálogo con LANACION, el eterno candidato a presidente contó que su actividad en las redes sociales es algo de todos los días. “Cuando tengo un momento tranquilo me pongo las pantuflas, me acuerdo de que existe Twitter y me pongo a ver si me escribieron. Ahí es cuando respondo a las cosas que me parecen interesantes o que merecen una respuesta con cierto desarrollo o una respuesta irónica”, explicó.

Pero Twitter no es la única red que usa Altamira. En Facebook se explaya de lo lindo con llamados a viralizar fotos, largas reflexiones sobre el gobierno de Mauricio Macri y referencias históricas. Pero ese es tema de otro día.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.