Discrecionalidad. Amigos y hasta un peluquero en el llamativo reparto de la pauta oficial