Asume Lacunza en Hacienda y anuncia su plan para llevar calma a los mercados

Hernán Lacunza
Hernán Lacunza Fuente: Archivo
Ratificará las metas fiscales acordadas con el FMI y podría haber paliativos contra la inflación; también hablará Sandleris, del BCRA, con el objetivo de "cortar la volatilidad"
Francisco Jueguen
Jaime Rosemberg
(0)
20 de agosto de 2019  

El dólar, las reservas y la deuda argentina; la protección del bolsillo de los consumidores frente a la inflación, y las metas del acuerdo stand-by firmado con el Fondo Monetario Internacional (FMI). Con esos tres lineamientos, Hernán Lacunza asumirá hoy sus funciones al frente del Palacio de Hacienda y presentará su programa.

Fuentes cercanas al exministro de Economía bonaerense dijeron a LA NACION que hoy pronunciará sus primeras palabras como jefe del equipo económico, tras la renuncia de Nicolás Dujovne, el sábado. El mensaje será a las 9, en Hacienda, antes de la apertura de los mercados.

Media hora más tarde, dará una conferencia de prensa el presidente del Banco Central, Guido Sandleris. El objetivo de ambos es "estabilizar las variables macroeconómicas y cortar la volatilidad". Lacunza confirmó ayer en sus cargos a Gustavo Lopetegui (Energía), Rodrigo Pena (Hacienda) y Santiago Bausili (Finanzas). Se sumarán al equipo Sebastián Katz, Milagros Gismondi y Hugo Medina.

Aunque no hubo detalles ni precisiones sobre las nuevas medidas por parte del equipo de Lacunza, estas fueron consensuadas con el presidente de Banco Central (BCRA), Guido Sandleris, que ayer estuvo trabajando hasta tarde con Lacunza en las oficinas que el Banco Provincia tiene en territorio porteño. Sandleris ya había visitado al nuevo ministro el sábado en la casa que este tiene en Tigre.

El equipo del flamante ministro trabaja tres líneas de acción. La primera, vinculada con "llevar tranquilidad a la gente frente a la inflación". Se trata de una preocupación que ya comenzó a ser atendida con las medidas tomadas la semana pasada tras las PASO.

En segundo término, aseguraron que se mantendrán el programa fiscal y el acuerdo sellado con el FMI. Esto significa que el Gobierno se apresta a reafirmar, en principio, las metas fiscales y monetarias, aunque no se sabe si habrá o no cambios frente a la actual situación de inestabilidad. En estos días se espera la visita de la misión del FMI para la quinta auditoría del SBA por US$56.300 millones. Sin embargo, en el organismo no confirmaron ayer la visita.

Lacunza llevó ayer sus propuestas a Macri y a la mesa política
Lacunza llevó ayer sus propuestas a Macri y a la mesa política Crédito: Presidencia

En tercer lugar, habrá medidas para "estabilizar las variables macroeconómicas y calmar la volatilidad". Por eso fueron de especial importancia las reuniones que Sandleris mantuvo con el entrante ministro de Hacienda en un día en el que los papeles argentinos en Nueva York volvieron a tener una performance muy negativa.

Por otro lado, Lacunza confirmó ayer a parte de su gabinete. Seguirán Gustavo Lopetegui, como secretario de Energía; Santiago Bausili, como secretario de Finanzas, y Rodrigo Pena, como secretario de Hacienda. Estos dos últimos son cargos de alta significación en momentos de negociaciones de metas fiscales con el FMI y de renovaciones de deuda de corto plazo.

Se sumarán al gabinete económico, confirmaron ayer cerca del ministro entrante, Sebastián Katz, Milagros Gismondi (será la jefa de Gabinete de Asesores) y Hugo Medina (estará en la Secretaría Legal y Administrativa). El cargo de Katz no fue confirmado aún, pero ayer se especulaba que reemplazará al viceministro de Hacienda actual, Miguel Braun, como secretario de Política Económica.

"Salgo a hablar por respeto a ustedes y a la población. No voy a hacer ningún anuncio. Ayer estuve con Dujovne y Sandleris. Hoy estuve con el Presidente y el equipo, que me transmitió las prioridades. Ahora me voy a reunir con mi equipo para trabajar en virtud de las prioridades que me transmitió el Presidente. Mañana [por hoy] voy a asumir y voy a hablar", dijo ayer Lacunza tras la reunión que mantuvo por la mañana con el presidente Mauricio Macri para llevarle sus propuestas. "La reunión con Mauricio Macri fue muy buena", contaron a LA NACION. "El Presidente nos pidió responsabilidad, cordura y sensatez", agregaron cerca del ministro entrante.

Visita a Los Abrojos

"Hay que priorizar la gobernabilidad, llegar a diciembre tranquilos", afirmó el Presidente, en tanto, durante la reunión, según pudo saber LA NACION. También enfatizó en la necesidad de "no hacer locuras" dilapidando fondos con fines electoralistas y "mantener un buen vínculo" con el kirchnerismo, amplio ganador de las PASO del domingo 11.

Minutos antes las 11 de la mañana, Lacunza ingresó en la quinta, propiedad de la familia Macri en el partido de Malvinas Argentinas. Lo esperaban, además del Presidente, el jefe de Gabinete, Marcos Peña; los ministros Rogelio Frigerio y Dante Sica; la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, y el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, más el titular del Banco Central, Guido Sandleris.

En la "reunión de trabajo", como la describió sin adjetivos calificativos uno de los presentes, sobraron los rostros serios, como lo demostraron las fotografías que el propio Gobierno distribuyó luego de más de dos horas de cónclave. A pesar del silencio público que mantuvieron los protagonistas de la charla, sobrevoló allí la reacción negativa de los mercados internacionales, que se manifestaron en una renovada suba del riesgo país y la baja en el precio de las acciones de empresas argentinas. "Lo más importante hoy es la gobernabilidad; hay conciencia de que la campaña pasó a un segundo plano", afirmaron cerca de un ministro clave.

Durante el cónclave, el Presidente insistió en que "hay que pelear todo lo que podamos" para revertir el resultado. Pero no dejó de lado el "buen diálogo" que mantuvo con Alberto Fernández, que a su criterio hay que profundizar. "Si tenemos alguna chance de ganar es dando certezas a la gente y con la economía en paz", comentaron cerca de uno de los participantes de ese encuentro en Los Abrojos.

El nuevo ministro tendrá, coincidieron dentro y fuera de la sala con amplios ventanales hacia el verde que sirvió de sede de la discusión, un durísimo trabajo. El Gobierno debió hacer frente, la semana pasada, a una crisis financiera que llevó el dólar a más de $60 por unidad. Los paliativos para el seguro traslado a precios de ese aumento -reducción del IVA para productos de la canasta básica, aumentos para empleados públicos y privados, suba del mínimo no imponible para el impuesto a las ganancias- no contaron con el respaldo de Dujovne, que presentó su renuncia el martes, aunque fue aceptada por el Presidente recién el sábado.

Por eso, el precio del dólar -la necesidad de que su valor no se dispare más aún- fue tema de la charla de ayer, además de un eventual paquete de medidas -como un posible adelanto o aumento en las jubilaciones- para morigerar los efectos de la depreciación del peso, que no trascendieron. También la situación de las reservas del país, que bajaron de manera ostensible en los últimos días, está al tope de la agenda común con el Presidente. La apertura de los mercados de hoy y la necesidad de llevar tranquilidad a los agentes financieros es otra de las variables que se pusieron en debate y que determinaron el adelantamiento de la asunción del nuevo ministro de Hacienda.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.