Aval y pedido de "sensatez" del Gobierno a la marcha piquetera contra el FMI

La convocatoria de las organizaciones sociales aglutinadas en la UTEP exhibirá un respaldo a la Casa Rosada en la negociación con el Fondo y una denuncia de la deuda
La convocatoria de las organizaciones sociales aglutinadas en la UTEP exhibirá un respaldo a la Casa Rosada en la negociación con el Fondo y una denuncia de la deuda Crédito: Prensa ATE
Santiago Dapelo
(0)
11 de febrero de 2020  

La vuelta de las movilizaciones callejeras cuenta con el guiño de aprobación de la Casa Rosada. El Gobierno "ve con buenos ojos" la convocatoria que lanzaron para mañana las organizaciones sociales para marchar contra el Fondo Monetario Internacional (FMI), pero hicieron especial hincapié en que no haya desbordes y en que prime la "sensatez".

La decisión, según dijeron desde la Casa Rosada y la Unión de Trabajadoras y Trabajadores de la Economía Popular (UTEP), la tomaron los piqueteros sin condicionamientos ni avisos previos. Una vez definido, hubo un sondeo informal con funcionarios cercanos al presidente Alberto Fernández. En medio de la negociación por la reestructuración de la deuda con el organismo multilateral de crédito, el objetivo es mostrar un fuerte respaldo social al gobierno nacional.

La movilización será el mismo día que aterrice en Buenos Aires la misión técnica del Fondo -estará liderada por el venezolano Luis Cubeddu, jefe de la misión para la Argentina, y Julie Kozack, directora adjunta del Departamento del Hemisferio Occidental- y que el ministro de Economía, Martín Guzmán, presente los lineamientos de su plan para la deuda en el Congreso.

"Nosotros tenemos autonomía del Gobierno. Nuestra posición es que no se puede pagar la deuda a costa del pueblo, algo bastante parecido a lo que dijo el Papa", dijo a LA NACION Juan Grabois, uno de los líderes de la CTEP. Y resumió: "Creemos que debe haber una quita fuerte tanto de los bonistas privados como del FMI y una prórroga de al menos cuatro años. Si no, la Argentina es inviable. Creemos que se debe investigar la fuga de capitales con una comisión bicameral. Creemos que se necesitan cuatro puntos de PBI para financiar las políticas de tierra, techo y trabajo y que eso es incompatible con pagar los vencimientos de los acreedores".

En la Casa Rosada, mientras tanto, agradecieron que los organizadores dejarán de lado a las agrupaciones de izquierda, como el Polo Obrero, el MTR y el MST, que mantienen una postura crítica contra el gobierno nacional, y cruzan los dedos para que la movilización sea en paz. Es que, en plena discusión con los acreedores externos, no quieren que nada interfiera o provoque cortocircuitos.

Menos aún en este momento en que las señales y guiños que recibió el Gobierno fueron positivos. A la gira de Fernández por Europa se sumaron el seminario en el Vaticano auspiciado por el Papa, donde se vieron la directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva, y Guzmán, y el primer contacto del embajador argentino en Estados Unidos, Jorge Argüello, con el presidente norteamericano, Donald Trump.

Una movilización a favor

En el comunicado oficial de la Unión de Trabajadoras y Trabajadores de la Economía Popular queda evidenciado el respaldo de las organizaciones sociales al Gobierno. Incluso varios de sus principales referentes son funcionarios de la administración de Alberto Fernández. "Fuerza, Alberto. La deuda es con el pueblo", es el título de la convocatoria.

Los organizadores señalaron que la movilización es "para acompañar el intento por parte de la cartera de Hacienda [a cargo de Guzmán] de declarar que el pago de la deuda externa es insostenible".

"La gestión macrista llevó adelante una serie de medidas económicas que agravaron nuestra situación en relación con la deuda externa. Han contraído acuerdos con el FMI que nadie apoyó. El Fondo es responsable junto con Macri de la descomunal fuga de dinero que se llevó a cabo en nuestro país", expresó el coordinador nacional de Barrios de Pie, Daniel Menéndez.

En total sintonía con el discurso del Presidente, Menéndez agregó que "para poder pagar la deuda primero tenemos que crecer". Y añadió: "No podemos aceptar que se ponga en la espalda del pueblo argentino todo el peso de la deuda".

"Creo que, efectivamente, a la Argentina le sirve una gran movilización social denunciando la corresponsabilidad entre el Fondo, Macri y algunas empresas con la crisis argentina; de hecho, yo soy querellante en una causa penal por el tema que está avanzando", argumentó Grabois, que despegó al Gobierno de la convocatoria.

Este será el primer paso. Las organizaciones sociales volverán a movilizarse el sábado con mesas en plazas de todo el país.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.