Avanza en el Consejo el trámite para que el juez Eduardo Farah vuelva a la Cámara Federal

El juez Eduardo Farah, que acordó su salida de la Cámara Federal con el macrismo, después de haber liberado a Cristóbal López, quedó a un paso de regresar al tribunal
El juez Eduardo Farah, que acordó su salida de la Cámara Federal con el macrismo, después de haber liberado a Cristóbal López, quedó a un paso de regresar al tribunal Fuente: Archivo
Paz Rodríguez Niell
(0)
15 de diciembre de 2020  • 11:09

La Comisión de Selección del Consejo de la Magistratura aprobó, por seis votos contra uno, un dictamen para que el juez Eduardo Farah vuelva a la Cámara Federal, el poderoso tribunal que revisa los fallos de los jueces federales porteños. Ahora, solo resta la votación en el plenario, pero con la mayoría que consiguió en la comisión, Farah tiene garantizado el aval a su regreso a los tribunales de Comodoro Py.

Farah dejó la Cámara durante el macrismo, después de que firmó el fallo que liberó a Cristóbal López. Muy cuestionado por esa decisión, acordó su traslado y el gobierno de entonces lo celebró como un paso para "limpiar" el tribunal. De carrera judicial, Farah integró durante una década la Cámara Federal, a la que había llegado por concurso. Fue compañero de colegio y es amigo de Javier Fernández, un hombre que fue muy influyente en la conformación de los tribunales federales y que tiene una vieja relación con el exespía Antonio Stiuso.

Hoy, en la Comisión de Selección, el único consejero que se opuso al regreso de Farah a la Cámara Federal fue Pablo Tonelli (Pro), que pidió desestimar lo solicitado por Farah y además propuso que el juez fuera investigado por la Comisión de Disciplina del Consejo porque en el Senado dijo haber sido víctima de un delito -las supuestas presiones que sufrió para dejar la Cámara- pero no hizo la denuncia. "Si él tiene noticias de la comisión de un delito, debe denunciarlo. Como no lo hizo, esto puede ser un caso de mal desempeño de Farah", afirmó Tonelli.

Farah basó su pedido para volver a la Cámara en el fallo de la Corte Suprema que sostuvo que los traslados de los camaristas Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzi no pueden ser considerados definitivos porque todo traslado es transitorio. Farah entendió entonces que el suyo también debe cesar y él, volver a la Cámara.

"Lo siento doctor Tonelli, se quedó solo con su dictamen. Va a morir con su bandera, como el sargento Cabral", le dijo, con una sonrisa, la presidenta de la Comisión de Selección, Graciela Camaño. Votaron por el regreso de Farah a la Cámara Diego Molea -autor del dictamen-, el representante del Poder Ejecutivo, Gerónimo Ustarroz; los jueces Ricardo Recondo y Alberto Lugones, y las legisladoras Vanesa Siley y Camaño.

El regreso de Farah, sin embargo, había generado opiniones encontradas incluso dentro del oficialismo: porque si bien liberó a López, empresario cercano al kirchnerismo y dueño de Indalo (grupo que incluso recurrió a los servicios de asesoría de Alberto Fernández cuando el actual presidente trabajaba en la actividad privada), también fue uno de los dos camaristas que confirmó el embargo de más de cinco millones de dólares sobre Florencia Kirchner en el caso Hotesur.

Un tribunal clave

La Cámara Federal es un tribunal clave. Está integrada por dos salas de tres jueces cada una y revisa las decisiones más importantes de los doce jueces federales de Comodoro Py, que concentran las principales causas contra funcionarios y exfuncionarios. Por eso, su conformación despierta enorme interés en el poder político. En el Consejo está pendiente todavía cubrir tres vacantes en el tribunal; entre ellas, las que dejarán Bertuzzi y Bruglia.

Cuando dejó la Cámara, Farah pidió su traslado al Tribunal Oral en lo Penal Económico N°1 y, después, al Tribunal Oral Federal N°2 de San Martín. La solicitud para ser devuelto a Comodoro Py la presentó en el Consejo el 10 de noviembre pasado, una semana después del fallo de la Corte. El dictamen que hoy aprobó la mayoría de la Comisión de Selección afirmó que luego de esa decisión del alto tribunal, "se encuentra no controvertido el carácter transitorio" del traslado que sacó a Farah de la Cámara.

El dictamen advirtió también que no tiene lógica interpretar que el juez trasladado debe ser obligado a permanecer en el cargo al que se lo trasladó hasta que se cumpla la vacante por concurso, cuando él mismo pidió que el traslado cese. Además, el dictamen de la mayoría argumentó que el regreso de Farah servirá para aminorar "la falencia en la conformación de la Cámara", que acumula vacantes y que hace más de una década que no está completa.

El voto de Tonelli

Tonelli, en cambio, consideró que la Corte le dio una directiva clara al Consejo: no deben hacerse nuevos traslados. Y lo que está pidiendo Farah, sostuvo Tonelli, es un traslado. El consejero y diputado sostuvo que "los magistrados trasladados no pueden volver o renunciar a esos traslados cuando les de la gana". Citó, como argumento, que la Corte en su sentencia dijo que los jueces trasladados "permanecerán en sus funciones" hasta que se cubra la vacante por concurso y que "no deben volver" a sus tribunales de origen. "No entiendo cómo, cuando la Corte dice esto, pretenden concluir exactamente lo contrario", dijo Tonelli.

Ahora, el caso de Farah deberá ser votado por el plenario del Consejo, donde, tras la votación de hoy, el camarista no tendrá problemas para que su pedido sea aprobado.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.