Axel Kicillof quiere revisar con Fernández el pacto fiscal firmado por los gobernadores

Axel Kicillof
Axel Kicillof Fuente: Archivo
Ese acuerdo, de 2017, establecía una baja gradual de los impuestos provinciales; el mandatario electo también espera recibir de Vidal fondos para pagar los aguinaldos y dos bonos por US$500 millones
Hernán Cappiello
(0)
11 de noviembre de 2019  

El gobernador electo Axel Kicillof espera que el gobierno de María Eugenia Vidal deje su mandato con el dinero suficiente en sus arcas para asegurar el pago de sueldos, aguinaldos y dos bonos por más de 500 millones de dólares que vencen a partir de mediados de enero.

Con esta base resuelta es que la próxima gestión piensa plantear su política económica basada en la administración de los fondos que le transfiera la Nación y en las políticas de fomento de pymes y el consumo, a través de una reformulación del Banco Provincia.

Pero, entre la urgencia y el perfil de mediano plazo que buscan imprimirle a la gestión provincial para salir de la crisis, los economistas que rodean al gobernador electo planean poner en discusión y revisar, además, el consenso fiscal firmado entre el gobierno nacional y las provincias en 2017, que entre otros puntos estableció una reducción gradual del impuesto a los ingresos brutos que cobran los estados provinciales.

De mínima, y como plantean también otros mandatarios del peronismo y de Juntos por el Cambio, la intención de las provincias es demorar la baja pautada para esos impuestos locales, dada la caída en los ingresos coparticipables que también generó la crisis.

Cuando se firmó el consenso fiscal, Vidal recibió una compensación por el Fondo del Conurbano, que fue de $21.000 millones en 2018 y $44.000 millones para este año. Pero esos montos se establecieron sin prever una actualización por inflación: en ese momento, la Casa Rosada estimaba una inflación del 12% para 2018, con una baja en 2019. La inflación real terminó siendo de 47,6% el año pasado y se estima que volverá a crecer este año.

Vidal hizo gestiones para volver a calcular el monto de la reparación en 2018 y 2019, sin suerte. Tras la derrota en las PASO y las generales -y con el ministro de Economía provincial, Hernán Lacunza, mudado al gabinete de Macri-, hubo un último intento para que la Casa Rosada girara cerca de $20.000 millones extras a la provincia. Si esos fondos no llegan antes de la salida de Vidal, Kicillof deberá repetir las tratativas ante Alberto Fernández.

De todos modos, el consenso fiscal ya voló por el aire por el incumplimiento de las provincias, que a coro litigaron ante la Corte (algo vedado por el acuerdo firmado en 2017). La causa fueron los decretos de Macri que establecieron una reducción del IVA, que es un tributo coparticipable. Tras un fallo adverso del máximo tribunal, la Nación debió pagar de sus arcas para no desfinanciar a las provincias, números que ahora deberá revisar Kicillof con el gobierno nacional.

El hombre elegido para manejar el timón de la economía bonaerense es Augusto Costa, exsecretario de Comercio Interior de Cristina Kirchner. Costa cuenta con que se cumpla lo que dijo Kicillof a Vidal en la primera reunión que se realizó en La Plata hace una semana y que abrió la transición: que iba a dejar dinero para esas necesidades presentes de diciembre y enero.

Lo más complicado es el cumplimiento de dos bonos: uno de US$260 millones, que vence el 17 de enero, y otro de US$277 millones, que vence el 26 de enero.

De ahí en adelante, las negociaciones por la deuda de la provincia de Buenos Aires irán en sintonía con las que realice la Nación ante los organismos externos. Kicillof seguirá los pasos que dé el ministro de Economía de Fernández para extender los plazos y reperfilar las deudas provinciales.

Reperfilar el Banco Provincia

Los planes económicos de la provincia, según dijeron colaboradores de Kicillof a LA NACION, incluyen un cambio en la lógica del Banco Provincia, que se retirará del negocio financiero o la compra de Leliq para centrarse en funcionar como un banco de fomento dedicado a favorecer el consumo y dar créditos para reactivar las pymes.

Otra de las preocupaciones del equipo económico de Kicillof es el déficit de la caja previsional, de unos $9000 millones, que se financió con el Banco Provincia, dijeron en el Frente de Todos.

Para tener una precisión de los números, los coordinadores de la transición le pidieron a Vidal información pormenorizada sobre toda la estructura estatal, el personal, el presupuesto y su ejecución, los programas en marcha y los previstos.

A medida que el gobierno bonaerense brinde respuestas, se comenzarán a coordinar las entrevistas por equipos, según la temática que corresponda a cada ministerio. Podrían comenzar hoy.

Los elegidos por Kicillof para coordinar el traspaso son Carlos Bianco, su mano derecha; Augusto Costa; la exjefa de Gabinete del Ministerio de Economía Agustina Vila, y el rector de la Universidad de José C. Paz, Federico Thea. Por su parte, la gobernadora dispuso que coordinen la transición Federico Salvai; el ministro de Economía, Damián Bonari, y el subsecretario de Coordinación de la Gestión, Emmanuel Ferrario, quien se encarga de llevar el "día a día" de la acción de gobierno.

Vidal convocó a su gabinete ampliado

La gobernadora María Eugenia Vidal convocó para el miércoles a una reunión de gabinete ampliado en la Casa de Gobierno, en La Plata, en la que participarán más de 300 funcionarios. Para ese día también está programado un encuentro con los denominados "sin tierra", que son una veintena de candidatos de Juntos por el Cambio que no consiguieron ganar las elecciones y perdieron en distritos gobernados por el peronismo. La semana pasada, Vidal se reunió con su sucesor, el gobernador electo Axel Kicillof, con quien acordó trabajar en conjunto para comenzar a definir el presupuesto 2020. El Frente de Todos no contará con mayoría en la Legislatura, por lo que deberá negociar para aprobar el proyecto.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.