Beliz prevé profundos cambios en la Justicia

Ajustes en la Corte y reforma judicial
Adrián Ventura
(0)
22 de mayo de 2003  

Gustavo Beliz llega al Ministerio de Justicia con dos objetivos: modificar la composición de la Corte Suprema, aparentemente una prioridad de la gestión de Néstor Kirchner, y encarar una profunda reforma judicial.

Es probable que Beliz, cuya designación en Justicia causó sorpresas en amplios sectores del Poder Judicial, no tenga completamente en claro cómo lograr estos objetivos ni la dimensión de la tarea que se propone.

Pero en ámbitos judiciales ya se recuerda que, tiempo atrás, el futuro ministro hizo declaraciones públicas contra los actuales integrantes del tribunal. Según se interpreta en ámbitos judiciales, esta posición confrontativa de Beliz hacia la Corte habría pesado en Kirchner para designarlo en Justicia, mientras que Rafael Bielsa, que en las últimas semanas era mencionado como candidato a ocupar la misma cartera y había dejado trascender su criterio más mesurado, fue elegido para la Cancillería.

Beliz ya comenzó a perfilar su equipo de colaboradores. Ayer, a primera hora de la mañana, se reunió con Juan José Alvarez, el actual titular del Ministerio de Justicia y de Seguridad, y ambos se volvieron a encontrar a última hora de la tarde.

Allí quedó en claro que Beliz no piensa renunciar a la Secretaría de Seguridad. Anteayer, había circulado la versión de que Seguridad volvería a la órbita del Ministerio del Interior, pero, en la actualidad, ésa es el área más importante del Ministerio y, además, es un asunto de particular interés de Beliz.

Secretario de Seguridad

El futuro funcionario tiene un nombre para esa secretaría: Norberto Quantín, fiscal ante la Cámara del Crimen y dueño de una excelente trayectoria en el Poder Judicial, que abandonaría para pasar al Poder Ejecutivo. Quantín, además, es un funcionario respetado en las fuerzas de seguridad, pues encabezó investigaciones contra algunos policías corruptos, pero no lo hace desde una posición ideológica, sino estrictamente profesional.

Otros de sus eventuales colaboradores, según los nombres que circulaban ayer pero que Beliz no quiere todavía confirmar hasta que converse con Kirchner, serían los de Abel Fleitas Ortiz de Rozas, Jorge Srur, María Lucila Colombo y Lucio Ponsa Gandulfo.

Fleitas Ortiz de Rozas integra actualmente el Consejo de la Magistratura de la Ciudad de Buenos Aires; es un prestigioso abogado, con militancia en el peronismo y tiene una clara concepción sobre los problemas del Poder Judicial.

Srur, legislador porteño por Nueva Dirigencia, en tanto, aparecía como posible coordinador de los equipos de Justicia. En tanto, no estaba claro cuál sería el rol que desempeñaría María Lucila Colombo, dirigente del sindicato de amas de casa y también legisladora por Nueva Dirigencia.

Uno de los objetivos de Beliz, como se dijo, es introducir reformas en el funcionamiento de la Justicia. En rigor, tal como se lo anticipó a LA NACION, está dispuesto a tomar las propuestas de la Mesa de Diálogo Argentino, con quienes se reunirá hoy a partir de las 14. Lo que todavía no parece claro es cómo encarará su otro objetivo: lograr cambios en la Corte, cuyos integrantes ya comenzaron a abroquelarse.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.