Bonadio citó al empresario Urquía por presuntas coimas en los ferrocarriles

El titular de Aceitera General Deheza declarará en febrero por las operaciones de Ferrocentral
El titular de Aceitera General Deheza declarará en febrero por las operaciones de Ferrocentral
Gabriela Origlia
(0)
29 de enero de 2019  

CÓRDOBA.- Roberto Urquía, uno de los dueños de Aceitera General Deheza (AGD), fue citado en el marco de la causa de los cuadernos de las coimas , que lleva adelante el juez federal Claudio Bonadio . Deberá presentarse en febrero por las sospechas que existen acerca de que la división de la empresa que se ocupa del transporte de cargas podría haber pagado coimas entre 2003 y 2009.

Desde AGD dijeron a LA NACION que Urquía estos días está de "vacaciones", pero adelantaron que el empresario asistirá a los tribunales. La aceitera es concesionaria, junto a otros socios, del ferrocarril Nuevo Central Argentino, que cubre 4700 kilómetros y une Tucumán, Santiago del Estero, Córdoba y Santa Fe, hasta el puerto de Rosario.

Esa concesión se inició en 1992 y el contrato fue por 30 años, con opción a diez más. En 2005, la empresa integró Ferrocentral, a cargo del transporte de pasajeros que une Retiro con Córdoba y que en esta provincia opera el Tren de la Sierras. Para ese negocio se asoció con Emepa, de Gabriel Romero.

En 2013 la explotación privada se cortó. Fue cuando el entonces ministro Florencio Randazzo estatizó la prestación. Las sospechas que investiga Bonadio se relacionan con el período en que Ricardo Jaime , ahora detenido, era secretario de Transporte.

El 17 de este mes, cuando Bonadio ordenó una serie de allanamientos de empresas, AGD estuvo entre las firmas de las que se requirió información en Córdoba, en la Dirección General de Inspección de Personas Jurídicas.

Las órdenes de Bonadio apuntaron a detectar salidas no documentadas de remesas de dinero de las empresas investigadas. Fuentes de la Policía Federal -no intervino ningún juzgado local- admitieron a este medio que el magistrado "debe estar trabajando" sobre un testimonio "muy preciso" porque apuntó a "fechas concretas".

Aunque Bonadio no tiene el expediente de la causa "Banco de la Nación Argentina-Zurko Pedro Tito y otros" (un desprendimiento de la causa de la financiera cordobesa CBI), en la desintervención de cheques ordenada por el juez federal Miguel Vaca Narvaja, en septiembre pasado, aparecen dos cheques de AGD: uno por $440.000 y otro por $144.000.

Los cheques ingresaron en una de las cuentas fantasma a nombre de la empresa Jotemi SA, que, según el arrepentido Miguel Vera, se abrieron para monetizar coimas "de la plata que salía del Ministerio de Planificación Federal".

Los dos cheques son del Banco Nación. El más grande se depositó en la cuenta de Jotemi SA en septiembre de 2012 y el otro, en junio de 2013. Ambos están en las 14 cajas que la Justicia tomó como "muestreo" de la sucursal del Banco Nación donde operaban las dos empresas fantasma.

En el listado de muestreo aparecen otras compañías investigadas por Bonadio, como la constructora Rovella Carranza y Eusuco (la firma de Carlos Wagner ).

Especialistas en el tema indican que una manera en que una empresa puede usar dinero para un pago irregular es a través de una factura apócrifa. Ese es el mecanismo que describió Vera, el arrepentido cordobés.

La orden del juez establece que se identifiquen valores librados por más de $100.000 (salvo el caso de la obra social Osecac, por la que hay otra causa abierta). Todavía no se terminaron de analizar todas las cajas, por lo que pueden haber más cheques relacionados con la causa de los cuadernos.

Urquía, de 70 años, fue senador nacional por el Frente para la Victoria en 2003, cuando el peronismo cordobés tenía vínculos con Néstor Kirchner. Pero la relación del empresario del emporio aceitero con el gobierno nacional se quebró con el debate de la resolución 125, en 2008, a la que votó en contra.

Antes de ser senador, Urquía fue tres veces intendente de General Deheza; concejal de esa ciudad y senador provincial. Con buenos vínculos con referentes de distintos partidos, después de pasar por el Congreso y atravesar problemas de salud, se concentró más en su empresa y en su familia.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.